Los Cristeros y Los E E U U…

Los cristeros y los E E U U  

Es sabido dentro de nuestra historia nacional que entre 1914 a 1938, México fue el campo de batalla de un conflicto religioso, entre el o los gobiernos emanados de la Revolución Mexicana y la Iglesia católica, en la que no se descartó una respuesta armada. 

Lo que parece no ser muy conocido durante esos años de la llamada “Guerra Cristera” que la jerarquía Católica y los Laicos de los Estados Unidos de América, actuaron de diferentes maneras, para evitar que la persecución clerical no traspasara sus fronteras. 

Se desconoce casi por completo, los motivos, elementos y resultados de esta cruzada por México, emprendida por los católicos de los E E U U. 

Fueron actores principales en este actuar la moderada  La National Catholic Welfare Conference, Los Caballeros de Colón, y el Estado mexicano. 

Los métodos fueron desde la oración y el cuidado de los refugiados en los E E U U  hasta el cabildeo político y las movilizaciones populares. 

Esto nos da un agregado a la historia de “La Cristiada”, ver las relaciones de México y los estados Unidos de América, además de la tensión entre el poder y la fe. 

Durante más de veinte años los católicos norteamericanos ayudaron a los mexicanos, en forma inmediata en su exilio, o incorporación a los E E U U  oen la política para lograr el restablecimiento de las relaciones entre la Iglesia y el gobierno mexicano. 

El retorno de la paz en México 

Fin al levantamiento cristero 

Fin a la represión militar 

Reanudación del culto público 

Reapertura de los templos 

El ejercicio ministerial de los sacerdotes 

Para estos fines siempre se dio una dualidad en el como hace, las divisiones entre los católicos fueron las mismas entre 1914 a 1938: 

Una división de miras entre la Jerarquía y los Laicos. 

Los obispos no admitieron nunca una independencia de los laicos organizados, ya que ellos, los obispos eran portadores de la autoridad divina, por lo que se aceleró  un mandato colectivo de los obispos y desde luego centralizado. 

Los Caballeros de Colón, era la más antigua de las organizaciones laicas en los E E U U  y estaban acostumbrados a trabajar de manera independiente a lo largo de dos generaciones. 

Por otro lado el grupo del P. John Burke acabó siendo la línea oficial de la Iglesia de Roma, apostando a la negociación secreta. 

Mientras el gobierno de Norteamérica nunca quizo enfrentarse al gobierno mexicano en ese aspecto religioso. 

Dispersos por todo el país, los mexicanos recibieron una ayuda difusa y frecuente, que muchos los llevó a una eterna gratitud con los católicos norteamericanos que los apoyaron.      

This entry was posted in Mundo.

Deja un comentario