La Talavera de Puebla

puebla2.jpguriarte_01.jpgtalavera.jpg29025l.jpgT289184A.jpgtalaveraP.jpg349338869_0ff0f68a95_m.jpg50157_vesselPuebla_140.jpgRTEmagicC_ceramica-talavera.jpg.jpg

INFO_Talavera.jpg

LA TALAVERA DE PUEBLA 

Una reflexión sobre la historia de la cerámica Talavera de Puebla, sus remotos orígenes en España y el Oriente, y el inmenso señorío que estableció en México, donde fue la reina de las cocinas y los hogares, las iglesias, las farmacias, y ahora de los museos.

En sí misma, la palabra Talavera es un término lleno de misterio, como misterioso es que los hombres se empeñen en obtener de la tierra objetos vidriados y pintados que, al chocar entre sí, suenan a campana ronca y que llaman nuestra atención por su belleza.

La loza que conocemos como Talavera de Puebla es sin duda uno de los temas mayores de las artes tradicionales de nuestro país.

  “la alfarería es al mismo tiempo la más simple y la más complicada de todas las artes. Es la más simple porque es la más elemental. Es la más complicada porque es la más abstracta.    La alfarería de Talavera es un arte ligado históricamente a ciertos espacios: la cocina, la iglesia y el convento, la fachada de la casa y su interior. Más el espacio del taller, donde los rituales centenarios de las manos del artesano buscando repetir y al mismo tiempo crear las formas, se llevan a cabo cotidianamente.    En esas vasijas de loza vidriada se esconde concentrada la historia de los ocho siglos que los árabes vivieron en dos terceras partes de lo que ahora es España y Portugal. Porque fue en un lugar que ahora conocemos como Talavera de la Reina, cerca de Toledo, donde los alfareros árabes se establecieron e implantaron las técnicas y las formas que a través de los siglos hemos heredado.  Cuando compramos en Puebla una vasija de Talavera, estamos dando nueva vida a los gestos milenarios de los hombres que inventaron esas formas y texturas que ahora podemos disfrutar.