“Signos” en el FIC

En concierto conmemorativo

Signos reveló las posibilidades instrumentales de un ensamble

081020_Ensamble Signos_RC

A través de un programa configurado con obras de Beethoven, Lavista, Villa-Lobos, Ginastera, Gershwin, Galindo, Messiaen y Piazzolla, los miembros del Ensamble Signos revelaron este lunes en el Salón del Consejo Universitario de la Universidad de Guanajuato, las posibilidades instrumentales que ofrece la fusión sonora entre la flauta y el clarinete con el violín, el cello y el contrabajo. Se trató de un concierto de antología, donde el virtuosismo de cada músico se hizo patente durante todo el concierto.

Con esta presentación el ensamble cumple una década de arduo trabajo, tanto en el terreno de la creación de repertorios, como en la producción de peculiares transcripciones para su combinación instrumental, donde la sensibilidad musical de Óscar Romano se manifestó en todo momento, pues además de dar un tratamiento excepcional a cada uno de las partituras que transcribió y arregló, la ejecución de la flauta dio cuenta de calidad interpretativa, sobre todo al incorporar de manera excelsa una gran variedad de tonos difusos.

El control de la respiración y los movimientos de la flauta fueron el hilo conductor del concierto, donde Romano mostró su liderazgo de principio a fin, guiando, incluso con la mirada, el tiempo exacto en el que cada uno de los músicos del ensamble debería entrar.

Desde hace 10 años, el Ensamble Signos Integrado por Óscar Romano -director artístico y flauta-, Luis Mora- clarinete-, Pawel Sliwinski -violín-, Fabiola Flores -cello- y Alexei Diorditsa -contrabajo-, ha dado muestras de esta experimentación musical y ha sido reconocido con galardones como el que otorga la Dirección General de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de su Concurso para Ensambles de Cámara.

La celebración de su 10 aniversario y el estreno mundial de la pieza Cabalgar en el vacío hicieron especial este concierto, que también fue adornado con los sonidos latinoamericanos de Villa-Lobos y los exquisitos tonos blueseros de Gershwin y la estética musical de Messiaen.

El Ensamble Signos ha cumplido una década de trabajo admirable, tanto en la creación de un repertorio nuevo y específico, como en la generación de hábiles transcripciones para su combinación instrumental. Ha recibido merecidos apoyos de la UNAM, el Fonca, el Fideicomiso para la Cultura México-EU y varias organizaciones privadas.

Esta entrada fue publicada en Mundo.