Crímenes aún sin castigo ni juicio…

2-611-1.jpg 300px-Tenoch2A.jpg

El Pensamiento interrumpido 

Las grandes preguntas que nos hacemos y que debiera hacerse la humanidad respecto a los pueblos originales de América, sobre todo los europeos son: 

“..Sí sois señores bravos como dicen y queréis sacrificios tomen estas cuatro mujeres para que las sacrifiquen y podéis comer de sus carnes y corazones, pero como no sabemos de que manera lo hacéis, por eso no las hemos sacrificado ahora delante de vosotros y sois hombres comed de esas gallinas, pan y fruta y si sois mansos ahí os traemos copal, que ya les he dicho que es como incienso y plumas hermosas. Haced vuestras ofrendas con ellas…”    ¿Cómo habrían evolucionado estas civilizaciones arrasadas? 

¿Qué filosofía habrían desarrollado sino hubieran sido sometidos la más terrible esclavitud? 

¿De que riqueza nos privaron los europeos con su intromisión salvaje? 

¿Europa se siente reponsable de los crímenes cometidos contra millones de seres humanos en América a partir de 1592? 

¿Conocerán los millones de seres humanos que asesinaron? 

¿Estarán concientes que una civilización materialista como la europea ha ido sustituyendo a la gran filosofía de la cultura mesoamericana? 

¿Tendrá conciencia Europa que la civilización mesoamericana iba más adelantada que ellos en medicina, astronomía, urbanismo, irrigación, etc.? 

¿Se darían cuenta esos aventureros europeos y los actuales de esa armonía que encontraron en los mesoamericanos entre cuerpo y espíritu, individuo y colectividad? 

La desigualdad en el concepto de la guerra y las fuerzas armadas europeas respecto de Mesoamrica han provocado el ocultamiento de crímenes que a más de 500 años no se quiere responsabilizar la “culta” Europa. 

Con el sistema de dominio que impusieron los europeos a Mesoamrica destruyeron un pensamiento y una civilización, que a todas luces fueron concientes de su existencia, basta leer las cartas de relación de Hernán Cortes o las crónicas de Bernal Díaz del castillo o la compilación de Fray Bernardino de Sahagún, entre otras muchas, para darnos cuenta de su no inocencia ante el crimen de lesa humanidad cometido, no juzgado aún y mucho menos reparado que realizaron. 

¿Estarán concientes que el oro y la plata llevada de América a Europa les dio la hegemonía que conservaron a través del hurto?