Alfonso Caso y México

fig08.jpg 12042005_b1_.jpg

En Memoria de Alfonso Caso   

Alfonso Caso Andrade 

1 de febrero de 1896 – 30 de noviembre de 1970 

Fue un arqueólogo que hizo importantes contribuciones al conocimiento de las culturas mesoamericanas precolombinas, especialmente sobre las del área oaxaqueña.  

A lo largo de su vida, Alfonso Caso escribió varias obras sobre las culturas mixteca, zapoteca y mexica.  

Creía que el estudio sistemático de los pueblos mesoamericanos podría ayudar a comprender las raíces culturales de los mexicanos de la actualidad.  

Perteneciente a la generación conocida como 1915, también en Jurisprudencia fundó la Sociedad de Conferencias y Conciertos con Manuel Gómez Morin, Vicente Lomardo Toledano, Antonio Castro Leal, Jesús Moreno Baca, Teófilo Olea y Leyva y Alberto Vásquez del Mercado, que años después sería conocida bajo el nombre de los Siete sabios. 

Posteriormente ingresó a la Escuela Nacional de Altos Estudios, donde impartió clases entre 1918 y 1933 y obtuvo el título de arqueólogo. 

Fue miembro de El Colegio Nacional desde el 8 de abril de 1943.  

Alfonso Caso fue nombrado Director del Instituto de Investigaciones Sociales en 1930.  

Fue Jefe del Departamento de Arqueología, Historia y Etnografía de 1933 a 1934.  

Encabezó las exploraciones arqueológicas en el sitio de Monte Albán desde 1931 hasta 1943,  

Fue director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) entre 1939 y 1944. 

Del INAH, Alfonso Caso pasó a ocupar la rectoría de la Universidad Nacional hasta 1945.  

Bajo su rectorado, el Consejo Universitario aprobó la Ley Orgánica de esa casa de estudios.  

Después participó en la fundación del Instituto Nacional Indigenista  que dirigió entre 1949 y 1970.    Obra 

La religión de los aztecas (1936)

El pueblo del Sol (1953),

Los calendarios prehispánicos (1967)

El Tesoro de Monte Albán (1969).

Reyes y reinos de la Mixteca (obra póstuma aparecida en 1977).   Blanca M. Jiménez P.  

Instituto de Investigaciones Antropológicas     

El 18 de febrero del presente año se cumple el centenario del nacimiento de Alfonso Caso y Andrade. Nacido en el seno de una familia de la cual surgió también un notable filósofo -su hermano Antonio-, se formó inicialmente como abogado para, después, pasar a ser una de las figuras primordiales de la antropología mexicana en las décadas de los 30s. a los 60s. 

Su obra versó sobre los diferentes campos de la antropología y en todos ellos descolló notablemente. A la par de los descubrimientos en la tumba 7 de Monte Albán, que lo hicieron internacionalmente famoso, realizó el estudio iconográfico de la glífica zapoteca y mixteca.  

Su descubrimiento del carácter histórico del contenido de los documentos pictográficos le permitió reconstruir la geneaología de 3,000 príncipes mixtecos y 1000 años de historia mesoamericana.  

Lo depurado de sus técnicas de excavación le fue reconocido por sus contemporáneos, contribuyendo a implantar el rigor técnico y metodológico en la excavación arqueológica.  

Su conocimiento de los calendarios prehispánicos coadyuvaron a ubicar cronológicamente los hechos históricos referidos en los códices y estelas, así como conocer la forma en que los antiguos mexicanos hicieron cómputo del tiempo. 

Uno de los aspectos importantes a destacar en su trabajo profesional es haber sido, después de Manuel Gamio, uno de los antropólogos integrales más relevantes dentro de la antropología mexicana, así como haber trascendido del estudio de los restos de las culturas antiguas para comprometerse, personal y políticamente, con la suerte de los herederos de aquellas grandes culturas. 

En fecha tan memorable, es importante hacer un recuento de su vida y obra para evaluar su trayectoria y trascendencia dentro de la antropología mexicana. Gran parte de los conocimientos obtenidos en sus investigaciones siguen siendo la base de indagaciones recientes; tal es el caso de su propuesta de periodización para Mesoamérica, que sigue vigente; su interpretación de los calendarios mesoamericanos, que es la base de los avances contemporáneos; su trabajo en Monte Albán, que sigue siendo el punto de partida para proyectos de investigación; su método intepretación de los códices, del cual arrancan las diferentes propuestas actuales, etc., etc. 

Como corolario a ésta semblanza, este Boletín presenta un fragmento de una conferencia presentada en el Museo de l”Homme, de París -inédita en México-, donde el arqueólogo da cuenta de sus hallazgos en la tumba 7. Este trabajo es el primero de una secuencia que pensamos presentar, la cual está formada por artículos y trabajos inéditos del Dr. Caso que se encuentran actualmente en el Fondo Caso de la Biblioteca Juan Comas del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM. 

 

Esta entrada fue publicada en Mundo.