Coronada Alejandra lll, reina en Querétaro

carros-biblicos.jpg 

 

 

 

 

Coronan a la Reina de Navidad

Diario de Querétaro

Lorena Alcalá Cabrera

“Por eso estamos aquí reunidos, no queremos perder ni el cariño ni la costumbre por lo nuestro, porque tenemos la convicción de seguir apegados a nuestras tradiciones, es el mejor legado del que disponemos para afrontar nuestro destino”, señaló Aurelio Olvera Montaño, presidente del Patronato de las Fiestas de Querétaro durante el acto de coronación de Alejandra III como Reina de la Navidad en Plaza de Armas a manos del Gobernador Francisco Garrido Patrón.

En su discurso, Olvera Montaño dirigió un mensaje de agradecimiento a la administración estatal por el apoyo para la recuperación del Nacimiento monumental y de los carros de la Cabalgata, que se quemaron en el mes de marzo, además de darle seguridad jurídica a través de la reforma del decreto de la creación del Patronato.

De acuerdo con la tradición queretana, la Soberana simboliza la ternura de esta época, el amoroso recordatorio del nacimiento del Niño Dios.

, además, representa la inspiración de poetas y escritores, quienes resaltan en sus obras la belleza femenina y las virtudes de la mujer queretana a la que subliman en toda su dimensión.

La costumbre de coronar a la Reina inició en el año de 1939 cuando el Heraldo de Navidad publicó como tal a la señorita Lupita Llaca, actividad que hasta la actualidad mantiene el Patronato de las Fiestas de Querétaro.

Entre las principales misiones que contempla la Reina de la Fiestas de Navidad durante su mandato, se encuentra el promover las tradiciones navideñas de nuestro estado en familia y, por supuesto, como sociedad.

Para concluir esta tradicional actividad la Banda de Música del Estado, el Coro del Conservatorio J. Guadalupe Velázquez, el Grupo México Folklórico del Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado (SNTE), Fiesta Mexicana, el Coro Voces Queretanas,  Herencias y Tradiciones del Instituto Tecnológico de Querétaro, Danza Chichimeca Flor y Canto y los Cómicos de la Legua deleitaron a los asistentes con un excepcional espectáculo, para dar paso, después, a los fuegos artificiales que iluminaron el cielo del Centro Histórico de la capital queretana.

En la ceremonia estuvieron también presentes, en la línea de honor, el Secretario de Gobierno, Alfredo Botello Montes; la Secretaria de Turismo, Esther Carboney Echave y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Jesús Garduño Salazar.