Mensaje de Paz

Da Papa mensaje de paz

Diario de Querétaro

P. José Morales

Flores

Ya el Papa Juan Pablo II hacía ver que crece el número de poblaciones que viven en extrema pobreza, que crece la desigualdad entre ricos y pobres. Y puesto que la conciencia nos hace ver que además de ofender la dignidad humana, es uno de los fuertes factores que destruyen la Paz, meditemos un poco sobre la pobreza.

En medio del problema complejo de la globalización, debemos tener en cuenta también la dimensión espiritual y moral y la vocación del hombre a construir una sola familia con fraternidad y responsabilidad.

Hay pobrezas inmateriales, como la marginación, la desorientación interior, la falta de cultura, la ausencia de aprecio y conocimiento de la dignidad de la persona. Vamos a ver algunos aspectos de la pobreza y sus implicaciones morales:

3.- Primer aspecto. La pobreza se pone a menudo en relación con el crecimiento demográfico.

Sin fundamento real se han manejado campañas para reducir la natalidad, aún sin respetar el derecho a la vida, alegando que estas medidas son necesarias para salir de la pobreza.

Pero la realidad ha hecho ver en nuevas potencias económicas, cómo la población que crece, ayuda a tener mayor riqueza, y no es factor de pobreza.

Segundo aspecto. Las enfermedades pandémicas (contagiosas), como la malaria, la tuberculosis y el sida, afectan aún a la economía; a veces son rechazadas con campañas contrarias a la dignidad humana, y son señaladas como causas de pobreza. No se deben perder de vista los problemas morales con los que están relacionadas.

5.- Un tercer aspecto nos lleva a analizar la pobreza en los niños.

En todas las situaciones de pobreza de algunas familias, vemos que los más afectados son los niños.

6.- El cuarto aspecto. Desde el punto de vista moral es la relación entre el desarme y el desarrollo.

Preocupa demasiado el ver que se gasta mucho dinero en gastos militares y armamentos, en lugar de canalizarlo hacia proyectos de desarrollo de pueblos pobres y necesitados.

Además de acelerar la carrera armamentista, causa inestabilidad, tensión y conflictos.

Las relaciones con un diálogo pacífico garantizarán mayor paz.

7.- El quinto aspecto de lucha contra la pobreza material se refiere a la crisis alimentaria.

Además de las dificultades para obtener los alimentos, se da la malnutrición y las desigualdades que provocan reacciones violentas.

Las desigualdades técnicas y de comercio dan lugar a doble marginación, beneficios más bajos y precios más altos.

COMBATIR LA POBREZA…

8.- La iglesia ofrece su aportación para que se superen las injusticias e incomprensiones.

Uno de los caminos para construir la paz debe ser una globalización que promueva los intereses de la gran familia humana.

Es preciso observar en cada país (rico y pobre) un código ético común que nazca de la ley natural inscrita por el creador en la conciencia de cada uno.

Una persona herida por injusticias puede sentir tendencias de marginar a otros.

9.- En el comercio y en los tratos financieros debe buscarse que todos los países tengan las mismas posibilidades de acceso al mercando mundial, evitando exclusiones y marginaciones.

Hay países que se sienten afectados tanto en la disminución de precios de materias primas como en la renta baja.

10.- Las finanzas son otro fenómeno de la globalización. Las impulsa la electrónica y la liberación de los flujos de dinero.

Las finanzas tienen como función sostener a largo plazo la posibilidad de inversiones y desarrollo.

Hoy son muy frágiles, pues se quieren para un brevísimo tiempo, dejando a un lado el bien común. Se pone así en riesgo su función propia que es ser puente entre el presente y el futuro.

11.- La lucha contra la pobreza necesita que se trabaje tanto en el plano económico como en el jurídico. No basta con la práctica asistencialista.

Necesitamos una cultura de la legalidad que ayude a formar a las personas.

Modernamente el valor de la riqueza está en que sea capaz de crear rédito presente y futuro.

12.- La pobreza debe tener un espacio: en la lógica económica del mercado internacional, en la lógica política de las instituciones y en la lógica participativa de la sociedad civil. Ha sido positiva la unión de los mercados, de la sociedad civil y de las ayudas oficiales de los estados. Principalmente esta cultura debe impulsarse en la sociedad civil.

13.- La globalización se presenta en el escándalo de la desproporción entre los problemas reales de la pobreza y las medidas que se adoptan. Se limita a las causas superficiales e instrumentales, pero no se canaliza a los que están en el corazón humano, como la avidez y la estrechez de miras. La ayuda se canaliza a lo técnico.

Hombres y mujeres deben involucrarse personalmente, acompañando en un verdadero desarrollo humano a personas, familias y comunidades.

CONCLUSION

14.- En su Encíclica “Centesimus Annus” Juan Pablo II indica que debe abandonarse la mentalidad que considera a los pobres -personas y pueblos- como bultos molestos, ávidos de consumir lo que otros producen.

La globalización debe orientarse a buscar una profunda solidaridad para resolver la pobreza de muchos.

15.- La doctrina social de la iglesia siempre se ha interesado por los pobres, por los obreros, por los de otros ambientes, no sólo viendo la cantidad de personas sino la clase de pobreza en la familia humana a nivel mundial. En un ambiente de paz y caridad señala el amor preferencial por los pobres.

Que cada uno contemple en los pobres a Cristo.

Que siga el mandato de Cristo: “Dadles vosotros de comer”; que se tenga una solidaridad creativa, no sólo dando lo superfluo, sino cambiando los estilos de vida, los modelos de producción y consumo, las estructuras del poder.

Que este problema llegue a nuestro corazón.

Esta entrada fue publicada en Mundo.