Un examen ce conciencia en todos…

La Iglesia católica no es culpable de la crisis en las familias

“Todos somos responsables. No se puede apuntar nada más con el dedo a la Iglesia del bien y del mal, Tarcisio Bertone.

Foto: Heriberto Granados

El Sol de México

Organización Editorial Mexicana

Judith García

 

El secretario del Estado Vaticano, Tarcisio Bertone, pidió “no señalar con el dedo acusador” a la Iglesia católica de la crisis que se registra en el interior de las familias, y llamó a los fieles y no creyentes a ver cuál ha sido su participación en esta ruptura.

“Todos somos responsables. No se puede apuntar nada más con el dedo a la Iglesia del bien y del mal, porque no hay ninguna institución en el mundo que haya hecho tanto bien”.

La Iglesia católica -remarcó- “es la que ha pronunciado más iniciativas. No sólo somos obispos y cardenales, sino también todos los laicos trabajan magníficamente”.

Puntualizó que la única responsabilidad de la Iglesia es que no ha logrado transmitir a los jóvenes y a las parejas a ser fieles. “Es algo que la Iglesia se pregunta por qué no ha logrado hacerlo en esos problemas familiares”.

Tarcisio Bertone aseguró que la jerarquía católica hace examen de conciencia antes de dormir, y sugirió a los laicos hacer lo mismo para ver qué han hecho mal.

La conferencia de prensa del enviado del papa Benedicto XVI inició con un mensaje, en el cual hizo una defensa a ultranza de la familia. La familia -remarcó- es un hombre y mujer, y no otras figuras. Lo otro -subrayó- son creaciones artificiales de nuestro tiempo.

Sostuvo que la sociedad que no protege a la familia se suicida y se degrada. Porque la familia -apuntó- es formadora de valores humanos y columna de los pueblos.

Durante su breve estancia en la Ciudad de México, el prelado reconoció a la familia mexicana por el respeto y protección a todos los miembros. “Hay respeto para todos, desde el recién nacido hasta el anciano”.

Minutos después, al clausurar el VI Encuentro Mundial de las Familias, indicó que la mejor inversión de los gobiernos será ayudar, proteger y sostener a la familia, porque es la institución sin la cual la sociedad no puede sobrevivir.

“La familia se convierte en el recinto donde se puede formar el verdadero sentido de la libertad, de la justicia y del amor, porque sólo así se respeta la dignidad de los demás”.

Indicó que la palabra justicia es utilizada como comodín en declaraciones políticas y sociales en foros nacionales e internacionales, y ha perdido seriedad.

El enviado del Papa precisó que de la injusticia brota siempre la violencia. En la actualidad, las injusticias sociales, económicas y políticas generan numerosas guerras, tensiones y conflictos.

Frente a este panorama, dijo, hay dos horizontes: o el agravamiento de la situación en todo el planeta hasta límites desconocidos hasta el momento, o su resolución aplicando el remedio oportuno.

“Sólo con la justicia impregnada por el amor será capaz de devolver la dignidad a la persona y a toda la creación”.

En su oportunidad, el cardenal Norberto Rivera sostuvo que la familia debe tejer la esperanza de nuestro mundo por medio de la propuesta de una comunidad de vida y amor que brilla en medio de la oscuridad,

“El camino no es fácil, pero es más grande el recurso de la familia que incluso en los ambientes más adversos puede surgir, sólo hace falta que construyamos a su alrededor el ambiente necesario”.

En presencia de la esposa del Presidente, Margarita Zavala de Calderón, precisó que en este congreso no se está contra nadie, sino sólo a favor del derecho que se tiene de promover a la familia y a la vida.

“A nosotros nos toca proponer el modelo familiar que sabemos es el más completo, armonioso, el que forma la comunidad de vida y que es el matrimonio y que se prolonga en los hijos”.

Esta entrada fue publicada en Mundo.