Rafael Nadal y el tenis…

 

Nadal es capaz

de conseguir todo

lo que se propone 

Martha Guerra 

ESPNdeportes.com 

AP  

¿Rumbo al Grand Slam? 

Por primera vez en 40 años, hay un jugador capaz de conseguir el Grand Slam de tenis Por    Se cumplen 40 años desde que el hombre leyenda, Rod Laver conquistara el Grand Slam por segunda ocasión en su carrera. Entonces, ni Roger Federer ni Rafa Nadal habían nacido… ¡Vamos! Tal vez ni sus padres se conocían aún.  

Pero igual, muchos años después, ambos crecieron soñando con emularlo, y eso que sólo conocieron la magia de su tenis a través del video.  

Hoy, a cuatro décadas de su hazaña, Rod Laver fue el encargado de premiar a dos de los más grandes tenistas de todos los tiempos en el estadio que lleva su nombre, en una de las ceremonias más emotivas que se hayan visto en un Grand Slam.  

La emotividad de Roger Federer frente a la derrota conmovió a todos, especialmente a Rafa Nadal con quien le une una magnífica relación, a diferencia de otros número uno que llevaban la rivalidad más allá de las canchas.  

La imagen de Rafa consolando a Roger en un abrazo fraterno es imborrable y desde ahora, uno de los momentos históricos del deporte blanco, que espera un 2009 lleno de intensas emociones en la cancha, gracias a estos dos jugadores fuera de serie.  

Pero si además de convertirse en el primer español en conquistar el Abierto australiano, consideramos que Rafa deja abierta la puerta a la posibilidad de conquistar el Grand Slam, el panorama es aún más interesante.  

Hoy más que nunca, la hazaña de Laver puede ser igualada, con la pequeña gran diferencia de que en 1969 sólo se jugaba sobre dos superficies, césped y arcilla, a diferencia de ahora en que los jugadores son sometidos a dominar tres, de características totalmente diferentes.  

Y el español, contra todos los pronósticos antes de la final del domingo, demostró que sí es capaz de dominarlas y no sólo eso, sino que ratificó su pleno dominio sobre Roger Federer, considerado el mejor de todos los tiempos, aún cuando Rafa ostenta la cima del ranking  

Pero él, con esa humildad que le caracteriza, calló a todos los que dudaban de su jerarquía, de su supremacia y especialmente, de esa mente privilegiada, que le permite dominar no sólo al rival, sino hasta a sí mismo por encima del cansancio, y frente a las situaciones más adversas.  

Su triunfo en el Abierto de Australia es un parteaguas en la historia del tenis, porque por vez primera y con absoluta certeza, vemos a un número uno capaz de dominar a cualquier rival y en cualquier superficie, algo que no se vio desde que el tenis inició la llamada era abierta, exactamente después de que Laver concluyera su histórica hazaña.  

Son muchos los que lo intentaron, acaso Ivan Lendl con desesperación frente a su fracasos sobre el césped de Wimbledon, el único torneo grande que se le negó. Para otros, el tropiezo se dio sobre la arcilla de Roland Garros, como le pasó a Pete Sampras, pero para el joven español, Rafael Nadal, las circunstancias parecen ser mejores.  

Rafita ganó ya en tres de los cuatro escenarios y aunque lograrlo en un sólo año se ve muy complicado, frente a una generación como la de Federer, Djokovic y Murray, las expectactivas crecieron a partir del domingo porque demostró poder ganar en cualquier escenario.  

Ya antes habíamos exaltado la mentalidad de Nadal, que le permitió triunfar en situaciones totalmente adversas, la forma en que ha superado sus propias deficiencias y el impresionante trabajo que realiza para mejorar su tenis en todos los aspectos, pero especialmente la mente privilegiada que le permite superarlo todo, pero ayer le quedó claro a muchos, a los que dudaban de su supremacia pese a que desplazó a Federer desde hace ya 25 semanas.  

Incluso la encuesta de ESPNdeportes.com daba como amplio favorito para este final a Roger, con un 79%, que pudo ser lógico frente al complicado partido de semifinal que disputó Nadal, pero lo cierto es que esta “máquina”, que es el organismo del español lo convierte ya en “Super Rafita”.  

¿Acaso estamos frente al único capaz de lograr el Grand Slam?  

“Pensar en eso es cosa de locos” ya declaró. Pero cuando se trata de superación, nadie como él para vencer retos.  

La pregunta flota en el aire, y cada Grand Slam será ahora más emocionante, más intenso y más esperado gracias a la rivalidad Federer vs Nadal, y a lo que ambos han logrado.  

Federer al acecho de la marca de mayor número de Grand Slams, que ostenta Pete Sampras, y Rafita rompiendo records, por lo pronto a sus 22 años es el segundo en ganar 6 títulos grandes, algo que sólo había logrado Bjorn Borg.  

Pero de conquistar el US Open y de conseguir la hazaña del Grand Slam “Super Rafita” se convertirá en el mejor jugador de todos, pero de todos los tiempos.  

Lo interesante, de ahora en adelante será atestiguar si logra la hazaña… ¡Vaya que lo disfrutaremos!      Martha Guerra es periodista deportiva desde 1988 y colaboradora de ESPNdeportes.com Consulta su archivo de columnas.

Esta entrada fue publicada en Mundo.