En defensa de Teotihuacan

 

Despliegan enorme valla humana

para repudiar show mediático 

Javier Salinas Cesáreo  

 

La Jornada   

Cerca de un millar de activistas rodearon la Pirámide del Sol en Teotihuacán 

Trabajadores dan “ultimátum” a De Maria y Campos para que se pronuncie por la cancelación del espectáculo 

Turistas expresaron su apoyo a los defensores del patrimonio arqueológico   

Este martes una enorme valla humana amuralló la Ciudad de los Dioses. Teotihuacán se vio protegida por cerca de un millar de personas, entre investigadores, académicos, trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y activistas de diversas organizaciones civiles. 

El día en que el instituto cumplió 70 años, una cadena humana rodeó la Pirámide del Sol, como una forma simbólica de “protegerla de la destrucción”, junto con la Pirámide de la Luna, monumentos prehispánicos donde se instalaron miles de luminarias para el montaje de luz y sonido Resplandor teotihuacano. 

Brazo con brazo, cientos de personas rodearon tres frentes de la estructura dedicada al Sol. 

De esa manera, los participantes manifestaron su repudio al show mediático impulsado por el gobierno del estado de México. 

Desde temprana hora, los activistas se reunieron en la puerta uno de la zona arqueológica. 

Primero realizaron un mitin en ese acceso y permitieron la entrada gratuita a los turistas. Algunos se desplazaron al acceso número cinco para hacer lo mismo. Asimismo, para conmemorar el 70 aniversario del INAH cantaron Las Mañanitas. 

El sindicato del instituto dio “un ultimátum” a Alfonso de Maria y Campos, director del organismo, para que este miércoles se pronuncie y cancele de manera definitiva el proyecto multimedia. 

Los monumentos son de la nación 

En punto del medio día, los manifestantes partieron en marcha por la Calzada de los Muertos hacia la Pirámide del Sol. 

“Todos los monumentos son de la nación, la historia se defiende con el corazón”, “Peña Nieto entiende, el INAH no se vende”, “La cultura no se vende, la cultura no se da, la cultura se defiende, con amor y dignidad” y “Teotihuacán aquí estamos, en tu defensa trabajamos”, coreaban. 

Una numerosa columna humana se observó desde los montículos piramidales que rodean la Calzada de los Muertos. Al frente iba un contingente, encabezado por Cuauhtémoc Velasco Ávila, secretario general de la delegación sindical D-II-IA-1, el diputado federal Alfonso Suárez del Real, los arqueólogos Sergio Gómez y Rubén Cabrera, estudiosos de la cultura teotihuacana; investigadores y trabajadores del INAH. 

También los acompañaron trabajadores de los museos nacionales de Antropología y del Virreinato; de los sindicatos Unido de Trabajadores de la Industria Nuclear y el Mexicano de Electricistas, de la Unión de Artesanos de la zona arqueológica de Tula, del Colegio de Posgraduados de la Universidad Autónoma de Chapingo, del Sindicato de Trabajadores de la UAM, de la Escuela Nacional de Arqueología y del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco (FPDT), entre otros. 

Cabida a un proyecto mercantil 

A lo largo de 840 metros, una valla humana se posesionó del perímetro de la estructura piramidal. 

Tomados de la mano, dieron un “enorme abrazo” a la Pirámide del Sol. Sólo tres frentes alcanzaron a cubrir los manifestantes. 

Algunos trabajadores de la empresa Mario Alberto Gómez y compañía, encargada de montar las luminarias y cableado, que antes del arribo de la marcha trabajaban en la extracción de taquetes, se replegaron. 

Cuauhtémoc Velasco señaló que la actitud del director general del INAH, Alfonso de María insistiendo en imponer el proyecto significa que “está muy alejado del trabajo del INAH, es muy grave que el día de hoy que justamente estamos cumpliendo 70 años, este es un director que no comprende las disposiciones legales y las incumple y encima se le esté dando cabida a un proyecto que es totalmente de comercialización de la zonas arqueológicas. 

“Su actitud nos confirma que estamos en lo cierto, cuando estamos pidiendo su destitución porque es una persona que ya no representa los intereses de la institución, desconoce la propia legislación y coloca al patrimonio en riesgo.” 

Otro de los mensajes fue el de América del Valle, dirigente del FPDT de Atenco y perseguida política en el exilio, leído por Heriberto Salas: “Enrique Peña no pasará sobre la Ciudad de los Dioses, pues lleva a cuestas muerte y barbarie y será la organización, unidad y capacidad de movilización del pueblo que le pongan un alto al profanador de Teotihuacán”. Durante el acto, los manifestantes recibieron muestras de apoyo de algunos turistas. 

This entry was posted in Mundo.

Deja un comentario