Los laicos y el Obispo ayer en el Seminario

Católicos, factor de cambio: Obispo

Diario de Querétaro

José Luis Rodríguez

Si los católicos no cambiamos a nuestra patria, no la va a cambiar nadie”, afirmó el obispo de Querétaro, Mario de Gasperín, ante un millar de fieles reunidos en el Seminario de Hércules, al referirse a la importancia de la labor de los laicos hacia afuera de la iglesia en los ámbitos social, cultural, político y económico.

Lo anterior, en el marco de la pre asamblea Diocesana de Pastoral que reunió a representantes laicos y sacerdotes de las 107 parroquias que conforman la Diócesis de Querétaro para analizar y evaluar el trabajo que se realiza en cada una de ellas.

El jerarca católico aseveró que la economía se vino abajo, el mundo “anda sin luz” y estamos sufriendo porque han excluido a Dios de su vida, “pero nosotros tenemos la fuerza del espíritu santo, porque la palabra de Dios es eficaz y es capaz de transformar el mundo”.

La palabra de Dios es firme y se cumple, pero si no le hacemos caso se diluye, si tan sólo le hiciéramos caso a los diez mandamientos otra cosa sería, acotó.

Mario de Gasperín sostuvo un diálogo directo con los laicos, quienes le preguntaron qué esperaba de los movimientos laicales, a lo que el Obispo respondió que “esperamos de los fieles laicos que de veras se nutran del evangelio y se proyecten para que nuestra Iglesia se haga cultura (porque) si los católicos no cambiamos a nuestra patria, no la va a cambiar nadie”.

LA IGLESIA NECESITA MEDIOS PROPIOS

En otra parte de su intervención el Obispo de Querétaro manifestó la necesidad de que la Iglesia tenga sus propios medios de comunicación como el periódico “El Observador”, porque las cámaras de televisión no alcanzan a registrar los hechos significativos de la Iglesia.

“Nuestros hermanos están bombardeados por tanta cosa inútil y a veces nociva y con este periódico se trata que tengan una buena palabra y un motivo para reflexionar y descubrir el paso de Dios en los acontecimientos de la iglesia…una visión cristiana”, refirió.

Por ello, explicó el padre Saúl Ragoitia ha formado todo un equipo para la Pastoral de la Comunicación con la colaboración de laicos en el campo del periodismo y las páginas electrónicas.

Porque “ustedes saben que hay temas que a los medios de comunicación simplemente no le interesan, que son mayormente los temas que nos interesan a nosotros, esos no entran dentro de los proyectos de los intereses de los medios, tienen ellos su dinámica muy especial, porque evidentemente resaltan lo que tiene algún impacto positivo -pocas veces- y negativo -muchas veces-“.

Estamos viendo en todos los noticieros cómo en la mayoría de los casos son de cosas que lamentar, sin embargo la vida de la iglesia, los acontecimientos profundos, notables y significativos no lo alcanzan a registrar las cámaras de televisión, añadió.

LAS PARROQUIAS, CALIFICADAS REGULARMENTE

Los consejos parroquiales integrados por laicos y sacerdotes están evaluando a sus propias parroquias para conocer en qué medida se logró el objetivo del Plan Diocesano de Pastoral. De 86 parroquias evaluadas en los últimos siete años, la mayoría entró en la categoría de “Bien” o “Regular” y ninguna en “Excelente”, pero tampoco alguna en la categoría de “Nada”.

A continuación, la lista de evaluación:

Excelente: 0

Muy bien: 7

Bien: 36

Regular: 39

Deficiente: 4

Nada: 0

Esta entrada fue publicada en Mundo.