Chiapa de Mota

“Chiapa de Mota”

Los visitantes encuentran los fines de semana un tianguis tradicional instalado en el jardín central.

Foto: Emilio Gandarilla Avilés

OEM-Informex

Organización Editorial Mexicana

Por los rincones de México…

Emilio Gandarilla Avilés

Chiapa de Mota es una interesante población del Estado de México, se localiza en la porción noroeste del estado, entre las poblaciones de Villa del Carbón y Jilotepec, ha sido designada cabecera del municipio del mismo nombre.

Los primeros pobladores de esta región fueron los otomíes, llamaron a su caserío “nonthe”, que significa: “sobre el cerro”, los mexicas incursionaron en esta zona y dominaron a los nonthenses, cambiando el nombre del pueblo por el de: “Chiapan” palabra del náhuatl que quiere decir: ” en el río”.

Después de la conquista en 1534, Jerónimo Ruiz de la Mota, fiel compañero de Cortés, recibe en encomienda estas tierras. Desde esa fecha se le llama a esta población:”Chiapa de Mota”.

Este sitio esta ubicado en medio de bosques de pino, oyamel, robles, y acotes, existen muchas huertas de árboles frutales. Sus habitantes se dedican a la agricultura y a la cría de ganado bovino, aves, cerdos y ovinos, también explotan el maderamen de los bosques, en el monte de las animas, cercano a la población se ha instalado un interesante observatorio astronómico

Los frailes franciscanos edificaron a fines del siglo XVI, una capilla dedicada a San Miguel Arcángel, después las autoridades eclesiásticas, mandaron construir una iglesia mas grande, que hora tiene el rango de parroquia de la región, llama la atención la cruz que esta colocada frente a la parroquia porque tiene la forma de la cruz de Lorena.

En este pueblo existe una zona llamada el México chiquito, conformada por un laberinto de zanjas transitables con extrañas formaciones de tierra arcillosa.

Los visitantes encuentran los fines de semana un tianguis tradicional instalado en el jardín central, sonde se pueden adquirir productos de la región y artesanías. En los antiguos portales del pueblo se puede degustar un exquisito almuerzo con platillos regionales y saborear las sabrosas quesadillas rellenas de escamoles ( huevos de hormigas) que según los expertos son deliciosas.

A la salida de la población, rumbo a Jilotepec, está la gran laguna de la presa, donde se pueden pescar grandes y sabrosas truchas arco iris.

Para llegar a este pueblo, se toma la súper carretera a Querétaro, al llegar a la desviación de Jilotpec, se sigue por esta y después están los avisos para continuar hacia Chapa de Mota.