Las Lagunas de Montebello, Chiapas

Incorporan Lagunas de Montebello a Red Mundial de Reservas de la Biosfera

Organización Editorial Mexicana

Jorge Olmedo

La UNESCO anunció la incorporación del Parque Nacional Lagunas de Montebello, México, a la Red Mundial de Reservas de la Biosfera, con lo que nuestro país se ubica en tercer lugar de las naciones con mayor número de Reservas inscritas, sólo detrás de Estados Unidos y Rusia.

La Red Mundial de Reservas de Biosfera, cuenta con un total de 553 reservas situadas en 106 países, de las cuales México es el país de América Latina y el Caribe que cuenta con más Áreas Protegidas inscritas al sumar 39 de ellas.

Al hacer el anuncio en el marco de la vigésima primera reunión del Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre El Hombre y la Biosfera, la UNESCO indicó que la importancia especial de esta reserva radica en su lugar de ubicación: una cuenca hidrográfica de gran biodiversidad, que une el Altiplano Central de Chiapas con la llanura costera del Golfo de México.

En su informe el organismo internacional destaca que el paisaje es de gran belleza, debido a sus formaciones kársticas y al medio centenar de lagunas de diferentes tamaños que posee.

Y es además esencial para la conservación de la dinámica de los recursos hídricos de la zona y la regulación del clima.

En este Parque Nacional, agregó el organismo internacional, los cultivos cafetaleros tradicionales han ido evolucionando hacia su conversión en sistemas de producción ecológicos. Los cultivos ecológicos, junto con la repoblación forestal y el turismo, son ahora actividades alternativas en las que descansa el desarrollo sostenible de esta zona.

Por su parte, el mexicano Ernesto Enkerlin Hoeflich, comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas de México, indicó que el anuncio de la UNESCO compromete aún más a nuestro país para avanzar en la conservación de los ecosistemas nacionales y su biodiversidad.

“La creciente toma de conciencia de que nuestro destino común es el destino del planeta, brinda nuevas oportunidades y plantea nuevos retos: la responsabilidad de evitar la degradación de nuestro capital natural y la creación de nuevos esquemas globales de desarrollo que tiendan puentes entre los objetivos comunes y las diversidades culturales”, afirmó Enkerlin.

En México, hasta el 2008 se contaba con una superficie de 10 millones 606 mil 860.70 hectáreas incorporadas a la Red Mundial de Reservas de Biosfera, distribuidas en las siguientes 36 reservas: Islas Marietas, Mapimí, La Michilía, Montes Azules, Sian Ka’an, El Cielo, Sierra de Manantlán, El Vizcaíno, El Triunfo, Región de Calakmul (nombre del sitio MAB que incluye la Reserva de la Biosfera de Calakmul, el Área de Protección de Flora y Fauna Bala’an K’aax, y dos reservas estatales del estado de Campeche: Balam Kin y Balam Kú) , Alto Golfo de California (nombre del sitio MAB al unir las Reservas de la Biosfera de El Pinacate y Gran Desierto de Altar con la de Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado), Islas del Golfo de California, Sierra Gorda, Banco Chinchorro, Sierra La Laguna, Ría Lagartos, Ría Celestún, Cumbres de Monterrey, Huatulco, La Encrucijada, La Primavera, La Sepultura, Laguna Madre y Delta del Río Bravo, Los Tuxtlas, Maderas del Carmen, Maderas del Carmen, Mariposa Monarca, Pantanos de Centra, Selva El Ocote, Sierra de Huautla, Volcán Tacaná, Chamela-Cuixmala, Arrecife Alacranes, Cuatrociénegas, Sistema Arrecifal Veracruzano y Sierra de Álamos-Río Cuchujaqui.

Esta entrada fue publicada en Mundo.