“Huellas de la vida” en el Zócalo

Rebasa las expectativas ‘Huellas de la vida’, en el Zócalo

En fines de semana se han registrado más de 80 mil visitantes.

Foto: José Luis Rubio

El Sol de México

Organización Editorial Mexicana

Arlette Gutiérrez 

A poco más de diez días de haber sido inaugurada en el Zócalo capitalino, la exposición “Huellas de la Vida” diariamente recibe a más de 70 mil personas, aunque los fines de semana llegan más de 80 mil visitantes a recorrer los más de cuatro mil 500 metros cuadrados de esta muestra.

Eel coordinador de la exposición, Alfredo de Stéfano, señaló que la respuesta de la gente ha sido “increíble”, pues a diario llegan miles y miles de personas para ver, de manera gratuita, esta exposición que es de clase mundial, única en su tipo en Latinoamérica y el mundo.

En entrevista con El Sol de México, el también director de mercadotecnia del Museo del Desierto de Coahuila, destacó que al principio estaban preocupados de que en una ciudad tan grande, con más de 20 millones de habitantes en su área conurbada, la población tuviera interés de asistir a esta muestra que exhibe las joyas paleontológicas de todo el país.

Sin embargo, dijo, las expectativas de los organizadores han sido rebasadas con la afluencia que se ha registrado, pues consideró que “los dinosaurios son muy taquilleros, además, de que son dinosaurios mexicanos, lo que los hace más atractivos”.

Obviamente, las secciones que generan más interés y atracción entre los visitantes es la zona de los esqueletos de dinosaurios y la de los robots de estos prehistóricos ejemplares, aunque también la zona de animales vivos.

Se pueden observar los esqueletos completos de diversas especies como el velafrons coahuilensis, el kritosaurus, el triceratops y el tiranosaurio, pero, además, de dinosaurios voladores como el nictosaurido y el pteranodon longiceps.

Mientras que la sección donde se recrea el ambiente que tenía Coahuila hace más de 72 millones de años, es donde se encuentran los robots de dinosaurios de varias especies y de todos tamaños, los cuales, además, emiten sonidos.

De Stéfano comentó que pese a estas atracciones, también la zona de animales vivos es muy apreciada, pues a la gente le gusta ver a los cocodrilos, el pitón, los peces y los escorpiones.

Aunque los fines de semana, el Zócalo capitalino luce repleto de gente en espera de entrar a este viaje por la historia de nuestro planeta y de hecho “parece que hay manifestación”, el coordinador de la exposición aseguró que los visitantes no están más de una hora formados y que en esta espera, hasta el momento no se ha registrado ningún incidente.

Esto, gracias a que la muestra fue diseñada para que el acceso fuera rápido y en grupos grandes para evitar que se generaran cuellos de botella. “La gente hace fila pero no pasa más de una hora en la cola por más larga que este, pues entran más de 200 gentes cada medio minuto”.

Además, destacó que más de cinco mil personas pueden estar, simultáneamente, a lo largo de las 13 salas que conforman este viaje por las Huellas de la Vida, que está abierta en un horario de 9:30 a 19:30 horas todos los días y que se puede disfrutar en la Plaza de la Constitución hasta el 31 de agosto

Esta entrada fue publicada en Mundo.