“Caricaturas” en el C. C. Gómez Morín

El caricaturista y pintor peruano Oswaldo Sagástegui estuvo en Querétaro

Antología nombre de la muestra retrospectiva que presentó el artista plástico Oswaldo Sagástegui.

Foto: Hugo Camacho. 

Diario de Querétaro

Yeribeth Rocha

El reconocido caricaturista y pintor peruano Oswaldo Sagástegui, llegó a nuestra ciudad para presentar su libro e inaugurar en el Centro Cultural Gómez Morín la muestra retrospectiva Antología.

Gran número de críticos de arte, artistas y público en general, se dieron cita puntualmente, para acompañar a este gran maestro plástico, que representa el inicio de una gira por varias ciudades del país.

Para hablar de su obra, Sagástegui, retomó algunos detalles de su ayer que han sido fundamentales en su proyección, como sus recuerdos de infancia y sus inicios en la caricatura que posteriormente lo llevó a trabajar en reconocidos periódicos nacionales, su aventura por la pintura, la cual le ha otorgado grandes reconocimientos y permitido exponer hasta ahora, en importantes ciudades del mundo.

Al referirse al libro, que logró crear con ayuda de dos de sus hijos, el también graduado de la Escuela Nacional de Bellas Artes de Lima, Perú, indicó, “Este libro significa un pequeño riesgo, porque es atrevido, en el sentido que no sólo presenta la parte pictórica, sino que quise que aparecieran ilustraciones antiguas y actuales e incorporar la caricatura, porque considero que aprendí a amarla como una expresión humana de altísimo nivel artístico; y porque no importando la parte económica quise hacerlo de primer nivel”.

Y con respecto a su exposición añadió, que a pesar de ausentarse por varios años de la pintura, por continuar por la línea del periodismo, regreso a lo que el califica como “Su origen y el porque de su existencia”, etapa que asegura fue muy difícil, pero finalmente pudo retomar su andar y hacer que su carrera volviera a tener la solidez antes de despedirse de ella por un tiempo.

“Esa gran ausencia me dio una libertad como creativo, sin compromisos ni con un mercado, ni con una galería, ni con coleccionismo, nada, yo me podía permitir hacer lo que yo quisiera, confiado en mi capacidad, mi dibujo y sin olvidar que mi entorno había cambiado, y así pude hacer varios tipos de pintura”, agregó.

Concluida su presentación, los presentes pudieron admirar cada una de las obras que permanecerán en exhibición por lo largo de un mes, acompañándola con una copa de vino, que sirvió para brindar con el artista por un logró más.