Dolores Hidalgo, un puebo guanajuatense

Dolores Hidalgo en Guanajuato

En el interior del Palacio Municipal se encuentra un mural que evoca al Padre de la Patria, don Miguel Hidalgo y Costilla.

Foto: OEM-Informex

Organización Editorial Mexicana

Ricardo Olivares

Informex

Al grito de ¡viva México! se llevará a cabo una vez más la conmemoración del aniversario 199 del inicio del movimiento de Independencia en Dolores Hidalgo, Guanajuato.

Dolores Hidalgo, ciudad importantísima por ser la cuna de la Independencia de México, está ubicada en las inmediaciones del río Laja, que a su vez es el principal afluente del río Lerma.

El movimiento de Independencia es iniciado el 15 de septiembre de 1810, por el célebre cura don Miguel Hidalgo y Costilla, quien llegó a este lugar en 1803 a la edad de 50 años.

Cuando hablamos del cura Hidalgo, nos imaginamos a un señor de edad avanzada, inclusive frágil, con convicciones bien definidas, pero la verdad, el llamado “Padre de la Patria” era muy fuerte, de mediana estatura, espalda ancha, delgado y vigoroso, brazos y piernas sarmentosas, producto del ejercicio y el trabajo. Cabe hacer mención que el cura se ejercitaba diariamente corriendo 6 kilómetros, que era la distancia que había entre su casa y el templo del Cristo de los Afligidos, lugar donde oficiaba misa, allá en la comunidad del Llanito.

Hoy en día, Dolores Hidalgo está adornada hermosamente con motivos mexicanos y en referencia al movimiento de Independencia. Aquí observará una ciudad bien trazada y limpia, también verá espacios donde el tiempo oscila entre el presente y el pasado. Por las calles transita el viento que juega alegremente con los cabellos y acaricia suavemente todo el cuerpo, evocando a aquellos momentos donde un grupo de valientes con ideas libertadoras iniciaron una lucha contra la ocupación española, para prender la chispa que detonaría la rebelión y más adelante, consolidaría el movimiento de Independencia de nuestro país.

En el municipio encontrará una gran variedad de colores y formas provenientes del extenso catálogo de muestras artesanales, que se elaboran en Dolores y que tienen una gran tradición alfarera, mezcla del arte prehispánico y del español, que encontró asiento en los talleres fundados por el padre Hidalgo y Costilla.

Es importante destacar que en el atrio de la parroquia de Nuestra Señora de Dolores, ubicada frente al Jardín Hidalgo, el “Padre de la Patria” convocó a los habitantes para emprender la lucha de la liberación de la Nueva España, el 15 de septiembre de 1810. La fachada de la iglesia de Dolores es una de las más imponentes, cada línea converge en un estilo barroco que hábilmente juega con sus formas, hasta llegar al extremo de la ornamentación. La gran altura de sus torres hará que usted la mire de arriba hacia abajo para no perder detalle alguno de la alegoría sobre la muerte de Jesús en la cruz.

En su recorrido a este histórico lugar, no debe faltar la visita a la casa de Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte, nombre completo del libertador. Aquí usted conocerá una bella construcción colonial que data del año 1779, conocida como la casa del Diezmo. Actualmente exhibe objetos y documentos del movimiento de la Independencia.

Esta entrada fue publicada en Mundo.