El templo y capillas pozas de Calpan

“Monasterio y capillas posas” en Calpan, Puebla

Iglesia y convento dedicados a San Andrés fueron construidos en el siglo XVI por los frailes franciscanos.

Foto: Emilio Gandarilla Avilés

OEM-Informex

Organización Editorial Mexicana

“Por los Rincones de México”

Emilio Gandarilla Avilés

El tranquilo pueblo de Calpan se localiza junto a la población de Huejotzingo, en el Estado de Puebla; está rodeado de huertas de árboles frutales donde se cosechan ciruelas, chabacano, capulín, nuez de castilla y manzana.

En 1522, los soldados del conquistador Hernán Cortés sometieron a su dominio a los habitantes de la zona, donde se encuentra la población de Calpan.

Los misioneros franciscanos ordenaron la construcción de un convento y un templo en el centro de un amplio terreno de esta población en 1548, bajo la dirección del arquitecto y fraile Juan de Alameda, y los dedicaron a San Andrés Apóstol.

La construcción de cuatro capillas en las esquinas del terreno del atrio del convento e iglesia se inició en 1555, para que en las procesiones organizadas dentro del terreno conventual, se pudiera posar el Santísimo en los altares de las pequeñas capillas.

Una fachada plateresca con influencia mudéjar presenta en la actualidad el templo, y sus adornos son volutas isabelinas en el arco de entrada y conchas que la coronan; tiene una sola torre campanario en el lado derecho.

Su nave principal es muy amplia, con un coro en la parte alta destinada a los frailes, para que asistieran a misa sin ser vistos por los presentes en el acto religioso; en el ex convento se instaló un museo que muestra cómo vivían los frailes en esos tiempos y la entrada se efectuaba por la amplia capilla abierta.

Hermosos relieves decorativos y simbólicos realizados con una gran maestría artística hacen únicas en su género a las capillas posas, pues además de resaltar los tallados en piedra que expresan escenas de la historia religiosa, fueron construidas con cantera rosa finamente labrada.

La primera capilla, ubicada al lado reconstruido del convento, está dedicada a la Virgen María, sus muros los cubren magníficos relieves sobre la vida y los dolores sufridos por la Virgen; la segunda, a la izquierda de la entrada del atrio, es la de San Francisco y presenta relieves y una escultura de este santo.

A la derecha de los arcos de entrada al atrio, está la tercera, la cual dedicaron a San Miguel. Finalmente, a la izquierda del convento se encuentra la cuarta capilla, erigida en honor de San Juan Evangelista.

Debido a su condición artística, que es única en las construcciones religiosas coloniales, los edificios del templo y el convento, así como las cuatro capillas posas, fueron declaradas por la UNESCO en diciembre de 1994 Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Se llega a Calpan desde la ciudad de México, tomando la Supercarretera México-Puebla; al pasar por San Martín Texmelucan se desvía uno para seguir sobre la carretera federal a Puebla. Una vez que arribe a la población de Huejotzingo, váyase por el camino que indican los señalamientos de estos monumentos coloniales únicos.

Esta entrada fue publicada en Mundo.