La Cuna de la cultura Mesoamericana

San Lorenzo Tenochtitlan: 

Museo de Sitio de San Lorenzo Tenochtitlan, municipio de Texistepec.

Foto: Diario de Xalapa

Diario de Xalapa

María Patraca*

Te has preguntado ¿qué conoces de los olmecas, la primera gran cultura de Mesoamérica que estuvo asentada en el sur del Estado de Veracruz? ¿Sabes que esta cultura tuvo tres grandes asentamientos y que el primero de ellos fue en San Lorenzo Tenochtitlan? Si desconoces algunas de las respuestas y tienes curiosidad de conocerlas, sería interesante que visitaras el Museo de Sitio de San Lorenzo Tenochtitlan y otros atractivos turísticos propios del sureste veracruzano.

San Lorenzo es una comunidad que pertenece al municipio de Texistepec, Veracruz, y hace más de 3 mil años fue asentamiento de la primera civilización de Mesoamérica, la cultura olmeca (los que habitaban la tierra del hule en lengua nahua), también considerado el sitio más importante y el primero durante el periodo llamado Preclásico (mil 500-900 a.C). Posteriormente surgieron otros centros ceremoniales como La Venta, Tabasco, y Tres Zapotes, Veracruz; diversas investigaciones de especialistas en arqueología olmeca como Michael D. Coe, Christine Niederberger y Alfonso Caso afirman que también hay presencia olmeca en los estados de Chiapas, Oaxaca y Guerrero, y más allá de las fronteras mexicanas en Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica.

Los olmecas se caracterizaron por rendirle culto a dioses relacionados con la agricultura, el sol, el agua y los volcanes, pero el eje de su religión se centraba en el jaguar, que aparece representado en sus majestuosas esculturas monumentales como el felino y la figura humana descendiente, resguardadas en el museo de San Lorenzo. Lo que resalta de esta cultura es su capacidad artística al elaborar impresionantes esculturas de basalto y jade, las más conocidas posiblemente son las cabezas colosales que llegan a pesar varias toneladas y medir de 3 a 4 metros de altura; en total son 17 cabezas colosales encontradas, de las cuales 10 han sido localizadas en San Lorenzo.

Esto nos habla de su gran capacidad de organización tecnológica, social, cultural, política y religiosa; también se afirma que muchos logros mesoamericanos se deben a esta cultura, se les acredita que fueron los primeros en desarrollar el juego de pelota, invención del cero, el calendario, la escritura y la epigrafía. Además, dieron pauta para el desarrollo de otras culturas como la maya y zapoteca.

Por haber sido San Lorenzo la zona más habitada en su tiempo y que para su época contaba con mayores dimensiones entre las diferentes poblaciones desarrolladas por esta cultura, es en este lugar donde se han encontrado grandes esculturas que nos llevan a un viaje donde imaginamos la gran capacidad de organización que tuvo la primera gran cultura al poder elaborar tan majestuosas piezas arqueológicas.

Los hallazgos de estas investigaciones dan información sobre aspectos diversos; sobre la cultura, medio ambiente, y sociedad de los olmecas de San Lorenzo, además de encontrar diversas piezas arqueológicas, destacando 10 cabezas colosales que se encuentran distribuidas entre el Museo de Antropología de Xalapa, el Museo Nacional de Antropología e Historia y una que se encuentra en el Museo de Sitio.

Para poder resguardar este patrimonio cultural se inauguró en 1995 el Museo de Sitio gracias a las gestiones de varias instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el ayuntamiento de Texistepec, la congregación de San Lorenzo Tenochtitlan, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (Pacmyc).

Actualmente el museo muestra alrededor de 30 esculturas que podrás ver, sentir y observar, destacando entre ellas monumentos, estelas, un ave rapaz, varias esculturas de felinos decapitados, un mascarón con el rostro de un monstruo, y en primera instancia se exhibe la cabeza colosal número 10.

Además de visitar el museo y la zona arqueológica, San Lorenzo brinda otro atractivo turístico: el río Chiquito, afluente del Coatzacoalcos que en épocas de calor forma hermosas playas donde el turista convive con su familia en las enramadas que los propios campesinos preparan para dar un buen servicio a los visitantes y donde pueden disfrutar de la comida tradicional de esta región: el tamal de masa y elote, el marisco, la deliciosa bebida de popo y frutas como el coco, mango, sandía, naranja, entre otras.

Debido a que las tradiciones de la cultura olmeca siguen presentes, en San Lorenzo existe un grupo de alfareras que elaboran interesantes y atractivas artesanías de diversos tipos y tamaños, como jarrones, máscaras o silbatos, en donde va impreso un sello de alegría; estas artesanías se elaboran en el taller de alfarería que se encuentra en el museo, además el grupo cuenta con un espacio para vender comida tradicional al visitante.

La música también se hace presente con dos grupos de son jarocho: “Los Olmecas”, que entre ellos se hacen llamar los “viejos”, encabezados por don Félix Vargas, sonero veterano y maestro de jóvenes que quieren incursionar en la música tradicional, y por el otro, las nuevas generaciones aportan ideas frescas al repertorio jarocho formando el grupo “Majagual”, dirigido por Germán Vargas.

El museo se encuentra abierto de martes a domingo con horario de 9:00 a 18:00 horas. La entrada es totalmente gratis, en donde custodios especializados lo atenderán. Para llegar se aborda un autobús de la terminal de Acayucan o Jáltipan con destino a Texistepec, que recorre un trayecto de 30 minutos, aproximadamente. Al llegar a Texistepec se pueden abordar taxis colectivos que se estacionan a un lado de la terminal con destino a San Lorenzo, popularmente conocido como Teno.

San Lorenzo Tenochtitlan, un lugar de fantasía cerca de ti, donde se le da prioridad a la cultura y las tradiciones, donde el fandango vive para refrescar la memoria olmeca. No dejes de pasar esta gran oportunidad de visitar estos atractivos turísticos y apoyar al desarrollo sustentable del patrimonio cultural de nuestro Estado.

Esta entrada fue publicada en Mundo.