“La entrada de la cera y las velas”

“Por los Rincones de México”

Emilio Gandarilla Avilés

OEM-Informex

Una de las costumbres que se quedaron en nuestros pueblos y comunidades, como herencia de la conquista española, fue la celebración de los ritos y ceremonias religiosas donde se utilizan ceras o velas especiales para cada ocasión.

Las velas se empezaron a elaborar con grasas animales o cera extraída de los panales de las abejas, después se empleó una sustancia llamada estearina, que es un componente del petróleo crudo, y todas fueron utilizadas para la iluminación de los hogares y otros sitios.

Cuando son empleadas en las ceremonias religiosas, las velas tienen características especiales en su forma. En cada rito son diferentes entre sí, tienen diferentes adornos y colores las que se utilizan para los bautizos, las primeras comuniones, los matrimonios, los velorios, las peregrinaciones y en los festejos de las mayordomías de los santos patrones de las poblaciones o iglesias y otras ceremonias.

Los fabricantes de estas pequeñas obras de arte por lo regular son personas de origen indígena, que como herencia familiar, tienen los conocimientos para elaborar las velas ceremoniales logrando que sus productos llamen la atención por lo elegante y delicado de sus adornos y por los colores con que contrastan sus figuras, ya que siempre están tratando de que sus productos sean singulares y distinguidos, de acuerdo con la ceremonia en la que se utilicen.

Ultimamente, haciéndoles justicia a estos artesanos que elaboran tan pequeñas de obras de arte, se han efectuado exposiciones presentando las velas que se utilizan en algunas ceremonias, para que sea admirado este trabajo artístico durante muchos años ignorado.

En este artículo presentamos algunas de estas obras del arte que ha pasado a formar parte de nuestra cultura.

Esta entrada fue publicada en Mundo.