Estampilla Postal sobre Jaime Sabines

Sabines, el poeta cotidiano

GUADALUPE González León, delegada de Correos de México; Miguel Campos, subsecretario de Cultura, y Humberto Valdivieso, presidente del Club Filatélico Poblano.

El Sol de Puebla

Julieta Cerezo

“Parece que sales y soles, nosotros y nada”, algunas de las miles de inmortales palabras del poeta chiapaneco Jaime Sabines, que ahora son parte del gráfico de la estampilla postal que el Servicio de Correos de México presentó el día de ayer en la entidad.

Jaime Sabines es considerado en la actualidad el poeta de lo cotidiano, señaló Miguel Campos, sub secretario de Cultura en la entidad; quien en la presentación de la estampilla, refirió que la filatelia es una tradición muy importante debido a que detrás de ésta, se encuentra la labor de grandes artistas y diseñadores.

Sobre Sabines los grandes han hablado, y Campos citó a Serrat y a José Emilio Pacheco, quienes llegaron a nombrar a este literato como el más sencillo, cuyas palabras, como expresó el sub secretario, salían de las páginas en las que habían sido plasmadas, así en el marco de la celebración del denominado año de Jaime Sabines, se realizó en la Biblioteca Palafoxiana la cancelación de la estampilla.

El 2009 también es escenario del décimo aniversario del fallecimiento de Sabines por lo que el Servicio de Correos de México, se dio a la tarea de rescatar la imagen de Sabines, para mezclarla con la filatelia, de la que la delegada Guadalupe González León apuntó, es una tradición que ayuda a conocer y reconocer el mundo, debido a que plasma, además de personajes como el mencionado, toda la idiosincrasia que caracteriza a las diversas culturas.

Flora, fauna, edificaciones, protagonistas de la historia como políticos, escritores e investigadores, son algunos de los pasajes de los que la filatelia se vuelve espejo, en el caso de Sabines, la estampilla muestra, precisamente, a ese hombre sencillo y sereno que a lo largo de su vida se dedicó a dibujar con palabras todo lo que acontecía a su alrededor.

La estampilla fue diseñada por Ricardo Venegas Gómez, en técnica de fotografías y composición por computadora, en la que por medio de tonalidades sepias se observa a Sabines sosteniendo al gran amor de su vida, un libro, y que genera un aire de nostalgia, que si bien interesa a los fílatelos también levantará furor entre los admiradores de la obra del poeta; el valor del timbre es de 6 pesos con 50 centavos y fue lanzado un tiraje de 50 mil timbres.

Las tintas utilizadas en la estampilla son cyan, magenta, amarillo, negro y la de seguridad, que dieron como resultado ese color melancólico, que juega con fondos traslúcidos y que hace honor al aniversario luctuoso del autor de innumerables versos.

Esta entrada fue publicada en Mundo.