“Los Romeritos” platillo prehispánico

Los romeritos, platillo tipicamente mexicano

Organización Editorial Mexicana

José Luna

El Sol de México

Con una producción por año agrícola de casi cinco mil 400 toneladas, con un valor superior a los 18 millones de pesos, los tradicionales romeritos están listos para ser consumidos en esta temporada de fiestas de fin de año.

Esta planta, que básicamente se recolecta y consume en México, tiene en el Distrito Federal a su principal centro de producción, con una superficie cosechada de 662 hectáreas.

En las siete delegaciones que conforman el Distrito Federal se cultivan 120 especies de hortalizas, que por la superficie cultivada, valor de la producción y empleos generados, representan un sistema producto importante.

La producción actual de romeritos registra un mayor rendimiento, al pasar de cuatro mil 200 a cinco mil 374 toneladas en el año agrícola de 2008; esto se explica por el crecimiento del rendimiento promedio, ubicado en 8.1 toneladas por hectárea.

En un comparativo 2000-2008 de la Secretaría de Agricultura, tanto la producción como la superficie prácticamente se duplicaron, aunque el comportamiento de la siembra no ha tenido una tendencia constante.

El valor aproximado de la producción de romeritos en el DF es superior a los 18 millones de pesos; Morelos es el otro estado que participa en este cultivo.

El romerito (Suaeda torreyana) es una planta bien conocida en el país, que tiene un gran consumo por ser un componente importante de algunos platillos tradicionales de Navidad y Semana Santa, lo que lo hace un cultivo vinculado a la cultura local. Para su siembra, la semilla es recolectada de plantas silvestres en, por ejemplo, las áreas cenagosas de las chinampas.

Como platillo prehispánico, el romerito es típico en la cocina mexicana; para los aztecas era tesoro culinario por su valor nutritivo y la facilidad para conseguirlo -antes del deshierbe de la milpa.

Los romeritos en mole con torta de camarón o revoltijo -llamado así por la mezcla de ingredientes tales como papa, nopales, almendras, nueces, cacahuate, cebolla y ajo- son hasta ahora plato preferido para la cena de Navidad y la vigilia en Cuaresma.

La principal comunidad productora en el DF es San Andrés Mixquic, que concentra 640 hectáreas; le siguen en muy menor proporción San Nicolás Tetelco y San Juan Ixtayopan, todos en Tláhuac, y San Gregorio Atlapulco, en Xochimilco.

En Tláhuac: acelga, apio, betabel, brócoli, calabacita, chilacayote, chile verde, cilantro, col, coliflor, espinaca, haba verde, lechuga, rabanito, romeritos, tomate verde, verdolaga, y otros de menor importancia.

En Xochimilco: acelga, apio, brócoli, calabacita, chícharo, chile verde, col, coliflor, elote, espinaca, haba verde, lechuga, rabanito, romerito, verdolaga, zanahoria, entre otras.

En Tlalpan: calabacita, chícharo, elote, espinaca, haba verde, papa, rabanito y zanahoria; en Milpa Alta, calabacita, coliflor, haba verde, lechuga, papa, zanahoria, y nopal verdura; en Álvaro Obregón: calabacita y haba verde; en Magdalena Contreras, calabacita, elote, haba verde, tomate rojo, entre otras; y en Cuajimalpa, haba verde.

Esta entrada fue publicada en Mundo.