Samuel Ruiz G Ovacionado en Catedral

Palabras de Mons. Samuel Ruiz García, obispo de Chiapas y posteriormente de San Cristóbal de Las Casas. 

Al celebrar el 60 aniversario de su ordenación sacerdotal, el obispo emérito de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz García, dijo que “continúa esta Iglesia” por los senderos del Concilio Vaticano II “llevando a cabo así el anuncio del reino de Dios”.


En su homilía de la misa que concelebró con los Obispos Felipe Arizmendi Esquivel y Enrique Díaz Díaz en la Catedral de San Cristóbal, Ruiz García mencionó que “en los 60 años de vida sacerdotal hemos visto desfilar una serie de situaciones, acontecimientos, de cambios y de esfuerzos de respuesta por parte de una Iglesia que trata de cumplir su tarea de anunciar el Evangelio”.


Señaló que el Concilio Vaticano II, “a cuyas cuatro sesiones el Señor me concedió la dicha de estar presente…, mereció de nuestra parte una atención especial; en la diócesis se estudiaron los documentos del Concilio antes de que esto se llevara a cabo y de una manera más asidua después de que éste se celebró”.


Ruiz García, ex mediador en los diálogos que tuvieron hace años el gobierno federal y el EZLN, indicó que fue el Concilio Vaticano II “el orientador de la acción pastoral en esta Diócesis, particularmente en el empeño de hacer que surgiera una Iglesia Autóctona con el establecimiento aprobado por la Conferencia Episcopal Mexicana para nuestro país del diaconado permanente en la Iglesia”.


“A nosotros se nos concedió la gracia de poder participar mínimamente en esa tarea y de ello le damos gracias a Dios que permitió el que fuéramos participantes en este acontecimiento de tan grande envergadura”, expresó Samuel Ruiz, quien fue ovacionado por feligreses que acudieron a la Catedral.


“Que el Señor nos siga dando la fuerza para dar su testimonio y particularmente para no hacer a un lado, sino tener presente en nuestro servicio particularmente a aquellos que son marginados en la sociedad, pero que son los preferidos de Dios: los pobres; gracias le damos al Señor”, manifestó.


En entrevista, Samuel Ruiz dijo que “cuando se habla de Iglesia Autóctona se habla de una iglesia donde el Evangelio se encarna en la cultura y donde precisamente haya una iglesia que surja de ahí, con sus propios ministros surgidos de su propia comunidad y llevar a cabo el proceso de ordenación”.


Cuestionado sobre la ordenación de sacerdotes indígenas registrada en esta etapa de la diócesis que encabeza desde el año 2000 el Obispo Felipe Arizmendi, Samuel Ruiz respondió que “de eso se trata precisamente, no solamente que haya indígenas ordenados sacerdotes, sino que sean de su propia cultura”.


Al preguntarle si ante esta crisis económica se debe seguir el trabajo en torno a una Iglesia Autóctona, mencionó que esta iglesia “nace en medio de la crisis y está destinada para estar iluminando estas situaciones y de hacer que en nosotros en medio de todo eso, vayamos construyendo, no está alejado de seguir los pasos de Jesús que es el sufrimiento, la muerte pero también la resurrección”.

Regresar

Esta entrada fue publicada en Mundo.