Los grafiteros de Querétaro

Grafiti en voz joven

Jugadores de cartas según Cezanne.

Calle Biznaga,Garamullo,Nobs. C.Gallardo.

Diario de Querétaro

Eréndira Lumbreras

En México como en Querétaro, los jóvenes son un sector donde la cultura mediática es imprescindible de su realidad. La modernidad, con el prefijo hiper, entendiendo por el superior o exceso, recupera la tradición, lo racional, lo humanista y con ello envuelve a la cultura en patrimonio y conmemoración, como refiere el sociólogo y filosofo francés Lipovetsky.

El éxito efímero, la seducción y las diferencias marginales se han convertido en una maquinaria formidable de la cultura de los medios masivos; pero irónicamente es gracias a estos que los jóvenes se les permite inmiscuirse dentro de acciones políticas y sociales.

Desde la adolecencia y hasta jovenes de 20 y 28 años los que usan espacios públicos para expresar tanto sus ideas, sus sentimientos, sus puntos de vista ante un suceso o un hecho, ya sea subjetivo o de índole social.

Fue preciso acercarnos a ellos para saber desde su perspectiva, sobre lo que es el grafiti; los jóvenes tanto mujeres como hombres nos reflejan a través de las entrevista lo que para ellos significa pintar, crear y expresar en un muro, una barda, un cuadro, o un lienzo. Primero, para empezar hay que contextualizarnos en el ámbito de los festejos en esta era hipermoderna, como mencionamos anteriormente, envuelta en moda, consumo y patrimonio, por ello es concerniente hablar desde el final: desde el concurso. Es en el mes de marzo que una serie de actividades por las festividades del Bicentenario dieron pauta al Concurso de Grafiti, convocado por el Instituto Municipal de Cultura, donde un total de 83 jóvenes participaron bajo el mismo tema: Independencia y Revolución.

El grafiti ha sido por antonomasia un medio de comunicación, entendiendo a éste como un canal que permite trasmitir una idea, mensaje, imagen, símbolo, signo, icono, etc. El termino viene del termino griego “graphie” que significa “escrito”, en un sentido más estricto dibujo o garabato en una superficie plana.

A través de la historia podemos ver claramente que el ser humano siempre ha tenido la necesidad de expresarse, como el caso de los monjes italianos que dejaban mensajes a sus colegas en paredes publicas donde su estilo de escritura era difícil de entender aunque estéticamente atractivo; en México fue con el movimiento del 68 que los jóvenes y estudiantes utilizaban el grafiti para liberar la palabra destinada a romper la censura y autocensura de los medios de comunicación.

 

El grafiti moderno, por ponerle una etiqueta, comenzó en Nueva York en los 60, y es hasta el 1996 aproximadamente, que los jóvenes en Querétaro comienzan a imitar sus formas, técnicas y tendencias, quizás esto se explique por la constante inmigración de personas de diferentes estados de la república al estado de Querétaro, sobretodo en los 80, ellos traerán las perspectivas, estilos, letras, colores; unos de Jalisco y otros del Distrito Federal.

En Querétaro, el grafiti llevará escasamente unos 20 años; el territorio formó parte esencial para su expresión, en el lado norte (la pobre, en la que los chavos se tenían que ir caminando para poder pintar) y sur (los fresas los que tenían camioneta para ir a pintar) estaban en constante enfrentamiento, los tags, las firmas, eran y son una forma de marcar espacios, así como para plasmar estilos.

Para las y los jóvenes queretanos el grafiti no solo se limita al aerosol, sino que también pueden entrar otras técnicas de pintura, ya sea con pincel, aerógrafo, pintura de aceite o agua sobre una superficie plana.

Fernando, absex, de 28 años, que se dedica al grafiti, comenta que hoy en día hay mucho más chavos que hacen grafiti, muchos de secundaria y preparatoria; sin embargo refiere que una de las razones por las que el grafiti se ve mucho más ahorita es porque al haberlo penalizado los adolescentes quisieron enfrentar pintando.

Así mismo Carlos Gallardo de 28 años, pintor de grafiti y artista autóctono comenta que en Querétaro el grafiti esta de moda, “los chavos de un tiempo para acá sienten que hacen grafiti por el simple hecho de rayar estilos que copian de una revista y por que escuchan hip-hop; los medios comerciales, como revistas y la música son los que influyen al grafiti queretano”. Bernardo, sin embargo comunica que “Es inevitable poder no copiar, con eso uno aprende, nosotros comenzamos influenciados con revistas pero poco a poco involucramos otras temáticas”, quien dibuja robots “quiero plasmar la globalización y lo avanzada que esta la tecnología,”.

Por otro lado Fernando, hace énfasis que el empeño de los jóvenes por darse a notar es más que nada para ser reconocidos ” El grafitero lo que quiere expresar, es saber que existe ,saber que existe en una sociedad, porque en la ciudad se pierde, pierde esa identidad , por eso, raya y pinta lo que es y quieres ser”; Mario Iván Rodríguez de 27 años, ganador del concurso de grafiti en el estado de Querétaro, por su obra “Libertad, Expresión y Represión”, comentó que el ser reconocido por los demás te abre las puertas como artista y persona.

Sin embardo, Absex, refiere que el gobierno, el que ésta gestionando el apoyo para los grafiteros, debería mejor apoyar con empleos y oportunidades, pues bien dice que los que se involucran en el grafiti es porque, en gran medida, las oportunidades de trabajo son nulas “un grafitero es por que no hay oportunidades de trabajo, eso es lo que causa ser grafitero; eres joven y no tienes oportunidades ni nada por eso surge la necesidad de pintar y sentirse alguien en esta sociedad”.

Mientras tanto Diana de 21 años de edad, una de las únicas mujeres que participó en el concurso por conmemoración del Bicentenario, destacó que ella pinta cuando la invitan o tiene tiempo ” Ahorita se me dificulta más pintar porque tengo que buscar chamba, pues ya me independice y no tengo dinero” y con respecto al papel de la mujer en el grafiti comento que la ausencia de las mujeres se debió por la mala información y la creencia , aún, de que estos espacios todavía siguen siendo para hombres, dio cuenta que es la mujer la que debe quitar y romper la brecha.

A su vez Mariela de 24 años , que participó con grafiteros españoles, dice que el problema del papel de la mujer es porque ellas mismas se ponen tapujos, es decir, “Las mujeres ven con egoísmo y envidia que una mujer pinte o raye, incluso si quieres enseñarles creen que las haces menos”, aunque el papel de la mujer dentro del grafiti a nivel nacional está creciendo, en Querétaro es casi nulo, son pocas las mujeres que participan “En España también ves más hombres pintando que mujeres, pero tanto unos como otros te dan el espacio.”

“Muchos creen que hacer grafiti es rayar tu nombre” expresó Gallardo, quien difiere con el estilo norteamericano ” Hay que hacer una ruptura, hay que mostrar a la gente lo que muchas veces les cuesta saber: historia, literatura, poesía ” La obra de Carlos esta rodeada de significados ,de lectura y de signos, su trabajo va más allá de un rayón o un concurso, ” He pintado las dos culturas madres, la prehispánica y la griega, más que nada para todo aquél que pase por ahí y reflexione; es una manera , también, de enseñar, educar” “es momento de instruir a los más jóvenes quien es México, quienes sus pintores, quienes sus muralistas” expreso el artista; por su parte Mariela Chávez, responde a que es importante conocer nuestra historia, nuestra cultura, aunque a veces de flojera leerla.”

“Cuando uno deja de pintar de forma ilegal, se rodea de contradicción; la ilegalidad es una trasgresión y un grito de inconformidad; por ello hay que buscar dentro de lo legal una ruptura que marque el grafiti mexicano y queretano, basta de seguir oprimidos por la cultura norteamericana y basta de no saber de nuestra Historia” señalo Mauricio Hernández, joven universitario que apoya la ruptura.

El grafiti en Querétaro pide a gritos educación y trabajo, la imitación no es un síntoma de ignorancia sino de aprendizaje, nuestros jóvenes copian rasgos de otra cultura, aquella que se les hace la mejor. ¿Por qué no mejor educarles y crear, quizá, el nuevo muralismo mexicano?.