Raúl Vera premiado en Oslo, por su trabajo en favor de los derechos humanos

Oslo.

El obispo católico mexicano José Raúl Vera López fue distinguido hoy con el Premio Rafto 2010 de una fundación noruega por sus esfuerzos en la defensa de los derechos humanos y la justicia social.

Vera López, obispo de Saltillo, en el noreste de México, es “un crítico intransigente del abuso de poder y un defensor valiente de los inmigrantes, los pueblos indígenas y otros grupos en peligro”, argumentó la fundación, que también mencionó la labor del religioso en defensa de los derechos de los prisioneros, gays, lesbianas y prostitutas.

El jurado que concedió el galardón destacó la posición crítica del obispo, de 65 años, tanto hacia los carteles de la droga mexicanos, a los que se atribuyen miles de asesinatos, como hacia la política del gobierno de enfrentar esta lacra con una respuesta centrada en el aspecto militar en vez de atacar la raíz del problema, que, según Vera López, es el desempleo y la pobreza.

El Premio Rafto, dotado con 10 mil dólares, fue creado en 1986 en memoria de Thorolf Rafto, un académico y defensor noruego de los derechos humanos. La distinción le será entregada al obispo mexicano el próximo 7 de noviembre en la ciudad de Bergen.

Entre los ganadores del Premio Rafto en el pasado figuran la líder opositora birmana Aung San Suu Kyi y la defensora de los derechos humanos iraní Shirin Ebadi, quienes posteriormente también recibieron el Premio Nobel de la Paz.

Esta entrada fue publicada en Mundo.