“La noche de fin de año” Por Mario Rodríguez

“AQUELLOS TIEMPOS”…

Mario Rodríguez Estrada.-

“EN LLEGAR POR EL OIDO A LAS RAICES DE LA EMOCION, EN ESO ESTRIBA EL SECRETO DE LA MAS PROFUNDA DE LAS BELLAS ARTES: LA MUSICA”.-E.J. Varona.-

Acaba de terminar el año del 2010…ni mejor ni peor que los antecedentes 72 años de nuestra feliz vida…agradeciendo, eso sí, a quien corresponda, el habernos librado de cien vicisitudes, entre ellas nuestra tercera intervención quirúrgica , que nos sirvió para hojalatear un tanto nuestro chasís y darle un poco más de vida al viejo motor, lo  que nos permitió disfrutar la cena de navidad con nuestra querida hermanita Ana Gloria y su estimable y amplia familia, floración de hijos, hijas, nietas, nueros y nueras…delicias culinarias nos hicieron aumentar unos tantos nuestro tonelaje, prefiriendo para el día 31 de diciembre, gozar de un poco del delicioso Bacalao a la vizcaína, elaborado por mi particular excelente Chef, mi hijo Jorge Mario…abandonado por este en beneficio de sus múltiples amigos y amigas, procedí, como hace ya quince años en que me convertí en personaje principal de la vieja canción mexicana del mismo nombre, debida al casi olvidado compositor  Don Jesús Martínez: Me abandonaste mujer porque soy muy pobre/ y por tener la desgracia de ser casado/  que voy a ser si yo soy el abandonado/ abandonado sea por el amor de dios/ TRES vicios TENGO y los tengo muy arraigados/ de ser borracho, jugador y ENAMORADO/ …a invitar a mis adorados y queridos fantasmas…mis añorados muertos…los que gustosamente me acompañan…así coloco alrededor las fotos o los nombres de ellos, y comemos y bebemos a la salud del nuevo año, solicitándoles el favor de esperarme calmadamente unos añitos más, siquiera para acabar de leer los cinco tomos de “México a través de los siglos”…ya voy en el segundo.

 Pues ya sentados todos a la modesta mesa de mi cocina, prendí la televisión, siquiera para tener un fondo musical de villancicos…y cuál no sería mi sorpresa de ver una Gala Musical, no la clásica Gala Musical Vienesa del gran André Rieu desde Schonbrunn, Viena…sino una Gala a la mexicana…televisada por el canal 40 desde el mismísimo monumento a la Independencia de la ciudad de México…cautivándonos a mis invitados y a mí la presencia de una bellísima dama que con un estick en la mano, dirigía perfectamente a una gran banda sinfónica, posteriormente supe que se trataba de la Orquesta Filarmónica de las Américas y que el nombre de ella es:  ALONDRA DE LA PARRA …nos dejó boquiabiertos y expectantes…no solo por su belleza, sino que con una calma y gusto sobrenatural guiaba a las decenas de excelentes músicos, haciéndoles desgranar pura música mexicana, boleros, rancheras, sones jarochos, sones jalicienses , las clásicas de Moncayo, Oaxaqueñas, valses, sin faltar “Sobre las Olas” de Juventino Rosas, canciones de Agustín Lara, La Sandunga, La llorona, Vereda Tropical de mi admirado Gonzalo Curiel…”Júrame” de mi queridísima María Grever…condimentando su actuación con las soberbias y bellísimas presentaciones de tres hermosas damitas que cantaron, como deben hacerlo los ángeles si estos existiesen en el cielo,  y todos, el público asistente en gran número y nosotros en casa, constatamos que estos sí existen y se llaman ELY GUERRA, CECILIA LAFOURCADE y LO FLO, así sin más, ésta una guera impresionante, las tres con un “filin” de otro mundo…al final entrelazaron sus voces con nuestro mexicanísimo “Cielito Lindo”, coreado por todo el público y hasta, desde ahora, mi admirada, Alondra de la Parra, se unió cantando a ellas.

Impresionante, sobre todo porque el público asistente se comportó civilizada y educadamente, fascinado por el encanto de esta música y la actuación de todos, artistas, músicos y la sin par bella Directora, sin recurrir a las desagradables bandas tex-mex, ni a los ruidosos salseros, ni regetones, etc., Total, que a mis queridos invitados y a mí se nos rodaron las lágrimas, sin quererlo, pues todos somos muy machos, pero ante estas bellezas, quien se iba a detener, y como estábamos en familia, pues dimos rienda suelta a nuestras emociones…el espectáculo televisivo terminó pasada la una de la primera hora del nuevo 2011…abrazándonos todos, quedamos en repetir, si nos dejan, como dice mi admirado Doctor La Moglia, para la próxima celebración del 31 de diciembre del año 2011…para esperar el fatídico 2012…año de ELECCIONES…Mario RE e invitados les deseamos toda la felicidad del mundo y podamos seguir disfrutandojuntos, de “Aquellos Tiempos”.-

Esta entrada fue publicada en Mundo.