“Los jodidos y los perfumados” por Mario Rodríguez

“AQUELLOS TIEMPOS”.

Mario Rodríguez Estrada.-

“DEBEMOS DE ESPERAR TODO Y DE TEMER TODO, DEL TIEMPO Y DE LOS HOMBRES”.-Vauvenargués.-Marqués de, (1715-1747), Pensador Francés.-

“LA REBELION DE LOS NACOS”.-

La pregunta que todos en México nos hacemos es: “¿Como hemos llegado a esto?”…refiriéndonos, tristemente, al estado de cosas que nos han llevado a estar dominados por los Narcos…buscando respuestas nos hemos adentrado, como en una cápsula del tiempo, en la historia de nuestra nación; llegados a una época nos vemos obligados a retroceder y retroceder para encontrar las causas de tal problema, y este quizás arranca desde la dominación de las tribus indígenas, los dominadores la pasaban muy bien y su vida era regalada viviendo a costa de los vencidos, éstos lo único que podían hacer era rumiar sus despechos y mentarles mentalmente a sus progenitoras o a las más viejas de sus casas, esperando la ocasión en que pudieran vengarse de tales por cuales, así Hernán Cortés aprovechó el resquemor de los Tlaxcaltecas en contra de sus “patrones” los Aztecas y le proporcionaron a este oleadas y oleadas de vengativos seres que arrasaron y acabaron con esta civilización…las cosas no cambiaron durante la colonia, pues los avorazados “conquistadores” explotaron todo lo explotable, expoliando hasta a sus antiguos “colaboradores”, obligándolos a “cargar, limpiar y mantener la cruz”, declarándose ellos y sus dioses como divinos, y por lo tanto intocables; con lo cual aumentaron en miles a los descontentos, lo que fue manejado por los criollos, Hidalgo y Allende al frente, para ofrecer redimirlos si formaban los ejércitos del movimiento independiente, culminado con la traición y oportunismo de Iturbide, que en un falso abrazo, llamado de “Acatempan”, sellaron la supuesta independencia de México con un creído y cándido Vicente Guerrero, diciéndoles simplemente a las masas que ya todo estaba hecho y que se fueran mansamente a sus casas, pues ellos se encargarían del gobierno…éstas, sorprendidas primero, y vuelta de nuevo a sentirse traicionadas, se convirtieron en bandidos y asaltantes, empezando con la lucrativa industria de los secuestros y venta de protección.(Los futuros Bandidos de Río Frío).-

Algo cambió cuando a la vida política de México llegaron los primeros pro hombres liberales como Francisco García Salinas, José María Luis Mora y Valentín Gómez Farías, quienes siguiendo las ideas libertarias de la Independencia Americana, la Revolución Francesa y de los escritos de Thomas Paine, ofrecieron a las rabiosas y traicionadas masas, los esbozos de las primeras Leyes de Reforma, calmándolas un poco, pero los Santanas y los Lucas Alamán volvieron a la carga, propiciando la pérdida de Texas y más tarde de más de la mitad de nuestro territorio, defendiendo a ultranza el Centralismo y el antiguo estado de cosas que privaban en la Colonia…las masas más se encresparon, aquietándose un tanto para unirse en las filas de las fuerzas liberales que defendieron la nación en contra del Imperio de Maximiliano, llevando como adalid al mejor hombre de la historia de México, el gran Benito Juárez…al morir este en 1872 y con el advenimiento de Porfirio Díaz, las masas volvieron a encresparse con el nuevo expolio de los bienes y riquezas de la nación, a favor de inversionistas extranjeros, con lo cual los pobres del México bronco ya no se contuvieron, formando el Tsunami revolucionario que derrocó al dictador, y que confiando en un nuevo “liberador”, iluso, espiritista y buenazo, pero perteneciente a la misma clase de los antiguos criollos, no supo darle su lugar a las desfavorecidas huestes mexicanas, confiando en gente traidora le dieron su madrazo, ¡perdón!, su Maderazo, y las masas volvieron a levantarse en armas encabezadas por sus carismáticos líderes Zapata y Villa…al tomar las riendas el barbudo Venustiano Carranza, logró atemperar un poco la situación…dio al pueblo una nueva Constitución, con la “ayuda” de algunas mentes humanistas, que impusieron artículos defendiendo al pueblo, entonces los líderes militaristas coparon los mejores puestos y lugares, olvidándose de las viles masas, convirtiéndose estas en lo que mi admirado historiador queretano Don José Félix Zavala llamó la clase de los JODIDOS en oposición a los bien situados oligarcas, a los que llamó los PERFUMADOS…sin darse cuenta estaba naciendo una nueva clase entre los oprimidos, con el abono de la primera guerra mundial, la imposición en los USA de la ley seca y el movimiento en la frontera del norte de sedientos american’s, que la atravesaban para calmar sus variadas sedes y apetitos, aparte de los miles de mexicanos repatriados por los efectos de la crisis de 1929, provocaron un crecimiento explosivo de las ciudades fronterizas, dedicándose a explotar los vicios de estos nacientes “spring breikers”…y así nacieron los NACOS…que al no contar con la suficiente educación, ni oportunidades de conseguir buenos trabajos, se siguieron dedicando a explotar los vicios, hallando no solo los explotables alcohol y trata de blancas, negras y mulatas, sino que con el trasiego de la segunda guerra mundial hallaron otra mucha mejor, las drogas, más tarde con las enseñanzas de los maras y los salvatruchas, extendieron sus operaciones al secuestro, al expolio social de venta de protección, de mimetizarse con los retenes de los militares, bajando a pasajeros de múltiples autobuses para robarlos, torturarlos y finalmente matarlos sin piedad…por cientos, al cabo que en los estados del norte las leyes no existen, y la policía hasta está coludida, recibiendo migajas de los suculentos pasteles .

Todo esto ha pasado por nuestra negligencia, porque la oligarquía sigue explotando al pueblo, y cómo no, si la rabia que despiertan al darse a conocer los “justísimos” y “republicanos” suelditos con que la federación premia a sus sicarios…¡perdón, perdón!…servidores públicos, como senadores, diputados, gobernadores, presidentes municipales, secretarios, etcéteras y etcéteras, culminando con los pobrecillos integrantes de la suprema corte de injusticia de la nación…lo que ellos ganan en un mes, el que esto escribe lo gana en su pensión del ISSSTE en una…UNA VIDA…los neoliberales del gobierno actual y muchos del pasado, han escupido hacia arriba, cortando la ayuda y apoyo a la Educación en todos sus niveles y sobre todo en el necesario apoyo a las NORMALES, especialmente a las RURALES…recortando el apoyo a las universidades públicas…volcando miles de millones de pesos al ejército y a los grupos policiacos, que al parecer de poco sirven, pues no pueden ni pudieron vigilar una franja de carretera de cuarenta kilómetros en un lugar de Tamaulipas llamado SAN FERNANDO…¿donde diablos están o estuvieron los policías de caminos????…posiblemente a su actividad natural…morder, morder, morder…otro polo negativo lo constituye la poca atención a los centros penitenciarios, verdaderos centros de Doctorado del crimen y fábrica de los peores NACOS del país.

A todo esto usted me preguntará ¿Qué es un NACO?…para medio tratar de responderle debo acudir en la ayuda de Francisco Versace, que se ha dedicado a esclarecernos lo que es la NAQUEZ…él dice: “El término “naco” es una palabra polémica, compleja, que aún no está bien delimitada, ni bien definida en torno a sus referentes…en la actualidad el amplio tema de los nacos nos preocupa terriblemente, no sabemos si reímos, sentir pena ajena, ignorarlos o unirnos a ellos. Quizá estas personas justifiquen sus actitudes “porque no hubo nadie que les brindara una adecuada educación, porque no tienen recursos, porque no pertenecen al jet-set de México…” En fin, hay una gran cantidad de pretextos que son utilizados para defender su estado. Es preciso aclarar que un naco no es aquel que carece de dinero, no es un limosnero, no es un indigente. Un naco puede ser un millonario, una figura pública, su vecino, sus familiares…Usted puede ser un naco”.
Se despide de ustedes su amigo de “Aquellos tiempos”…que en vez de pertenecer a los nacos, prefiere mil veces ser del PUP…les abraza…

Mario RE.