“La grilla” de la Iglesia en Latinoamerica y en México, por el poder interno

Carlos Aguiar Retes, Arzobispo de Tlanepantla es el nuevo Presidente del CELAM

Este día fue elegido como nuevo presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano el arzobispo mexicano Carlos Aguiar Retes.

Con ese nombramiento el pastor de Tlalnepantla coronó una ascendente carrera eclesiástica y reforzó su figura como uno de los candidatos a próximo cardenal ¿de Guadalajara o de la Ciudad de México?.

La elección era ya un secreto a voces desde hace unos días no sólo en Montevideo (Uruguay), donde el pasado lunes se inauguró la asamblea general del Celam, sino también en Roma. Según los acuerdos geográficos vigentes en el máximo organismo de representación episcopal latinoamericano, era un hecho que el presidente sería mexicano, tras el mandato del brasileño Raymundo Damasceno Assis, arzobispo de Aparecida.

Así las cosas Aguiar Retes guiará el Consejo durante los próximos cuatro años (2011-2015) y debería dejar su actual puesto de presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Aunque este “debería” es incierto porque todo parece indicar que nada le obliga a firmar su renuncia inmediatamente.

De hecho podría “dobletear” con CEM y Celam, aunque lo haría por más de año y medio ya que su mandato al frente del episcopado mexicano se vence a finales de 2012. Existe un antecedente similar: el arzobispo emérito de Santiago de Chile, Francisco Javier Errázuriz Ossa, mantuvo cargo de líder de los prelados de su país durante un año simultáneamente a ser líder de los pastores latinoamericanos (2003-2004).

Considerando que la próxima asamblea plenaria de la CEM tendrá lugar a finales de este mes de mayo (su inicio está previsto para el día 30), se presenta como el momento ideal para votar un sucesor. ¿Será posible?

En días pasados se manejó en los ambientes eclesiásticos como un candidato viable para una presidencia mexicana al arzobispo de Puebla Víctor Sánchez Espinosa, un viejo conocido del Celam. Fue su secretario general durante dos años (2007-2009), puesto que dejó vacante al ser elegido pastor angelopolitano.

En su momento Sánchez fue reemplazado por Leopoldo González González, obispo auxiliar de Guadalajara, quien completó como secretario el mandato apenas concluido. Aguiar Retes, González González, Sánchez Espinosa y Víctor René Rodríguez Gómez, obispo auxiliar de Texcoco y secretario general de la CEM, fueron los cuatro delegados mexicanos que asistieron estos días a la asamblea de Uruguay.

Habrá que seguir de cerca los movimientos de los próximos días de cara a la asamblea y la hipotética elección del futuro presidente del episcopado de México, puesto para el cual se perfila naturalmente el arzobispo de Puebla de los Ángeles. ¿O se mantendrá una concentración de cargos en un solo obispo? La posibilidad es real.

Pese a la opinión de algunos que identifican un cierto reforzamiento de la figura de Aguiar Retes de cara a la sucesión arzobispal de Guadalajara, voces informadas en la perla tapatía advierten en la elección del nuevo presidente del Celam un “permio consuelo” ante la imposibilidad de acceder a la sede cardenalicia. La hipótesis no es descabellada, empero sirve recordar que Damasceno Assis entró al Celam como arzobispo y lo dejó como cardenal.

Serafines susurran.- Que la próxima reunión de la CEM tendrá un intenso trabajo porque deberá concentrarse en iniciar la redacción de las “líneas-guía” contra la pederastia del clero solicitadas por El Vaticano en su carta circular difundida hace apenas unos días.

Todo parece indicar que durante el encuentro se discutirá el asunto en lo general y se delegará la parte concreta, incluida la redacción del documento, a la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios que es guiada por el obispo de Colima, José Luis Amezcua Melgoza. De todas maneras no se descarta el establecimiento de un grupo especial para tan delicada tarea.

Si se tiene en cuenta que la Congregación para la Doctrina de la Fe puso a mayo de 2012 como plazo de entrega de los planes nacionales contra los abusos sexuales de menores, resulta imaginable que el escrito mexicano esté listo antes del final de este 2011 para ser revisado y votado en la asamblea de la CEM que tendrá lugar, como todos los años, en el mes de noviembre.

Nota bene.- Poco después de haber publicado este post la Conferencia del Episcopado Mexicano nos sacó de dudas respecto del futuro de su presidente y vía Twitter publicó el siguiente mensaje: “El nombramiento que Mons. Carlos Aguiar recibió este día en el marco de la Asamblea del CELAM, como Presidente de este organismo, le permite la compatibilidad de esta nueva responsabilidad con la que actualmente desempeña en México como Presidente de la CEM. Sin duda alguna, Mons. Carlos seguirá prestando sus servicios en el Episcopado Mexicano hasta el término del trienio para el que fue elegido (2009-2012)”.

Derecho a réplica en: andresbeltramo@hotmail.com

Esta entrada fue publicada en Mundo.