Los precios del hambre se fijan en Chicago

En Chicago rspeculan los hambreadores

Los mismos -o unos parecidos- que especulan contra el euro y contra las deudas de España e Italia, son los que especulan en la Bolsa de Chicago, donde fijan los precios del hambre, es decir los precios del maíz, los frijoles, el arroz y la soja, entre otros alimentos básicos. Los primeros, los jugadores del dinero en el gran casino, desestabilizan países, generan paro, desgracias personales; los segundos condenan a la muerte a millones de personas.

“Un niño que muere de hambre es un niño asesinado”. Esta afirmación, que a algunos podría parecer algo exagerada, antisistema, quinceemeista, antiglobalizadora, es de Jean Ziegler, un hombre que sabe de qué habla: exrelator especial de ONU para el Derecho a la Alimentación entre 2000 y 2008.

La ONU declara una hambruna en Somalia
Uno de cada tres niños está afectado por problemas alimentarios en el país, que amenaza con extenderse

AGENCIAS –

Nairobi

El País
Naciones Unidas ha declarado que dos regiones del sur de Somalia son víctimas de la hambruna. Esta declaración significa que cada día mueren de hambre más de dos personas por cada 10.000, con un consumo inferior a 2.100 calorías diarias por persona.

Puedes donar a través de:

El Cuerno de África sufre la peor sequía en 60 años

Alrededor de tres millones de somalíes son víctimas del hambre

La emergencia es fruto de la peor sequía que ha golpeado el país en los últimos 60 años y del conflicto armado, como ha anunciado la ONU esta mañana en Nairobi. Alrededor de cuatro millones de personas están afectadas por la emergencia alimentaria en el país, de los cuales más de dos millones se encuentran en el sur. Se calcula que uno de cada tres niños padece malnutrición.

La ONU ha declarado el estado de emergencia en las regiones del sur de Lower Shabelle y el sur de Bakool, tras el análisis de los más recientes datos sobre seguridad alimentaria y nutrición en el Cuerno de África. La organización ha hablado de “niveles agudos” de malnutrición sobre todo entre los niños somalíes y refugiados en Kenya y Etiopía.

Decenas de millares de personas ya han muerto en el sur de Somalia, donde se registra una de las tasas de malnutrición más altas del mundo. El coordinador de Asuntos Humanitarios

de la ONU para Somalia, Mark Bowden, ha alertado de los peligros de no actuar con rapidez. “La hambruna puede extenderse a las ocho regiones del sur del país en un plazo de dos meses”, ha declarado.

La ONU ha repartido alimentos entre 90.000 personas en Somalia en los últimos días, pero ha subrayado que para llevar a cabo un plan de acción eficaz se necesita mejor acceso a todas las regiones y mayores garantías de seguridad. El Programa Mundial de Alimentos suspendió sus operaciones en el país en 2010, cuando el grupo armado Al-Shabab, que quiere hacerse con el poder para imponer la ley islámica en el país, prohibió el acceso a las áreas debajo su control. Los rebeldes autorizaron la entrada a sus territorios a personal humanitario solo hace dos semanas, con la condición de “no tener una agenda oculta”.

El ‘triangulo de la muerte’

Al menos 50.000 niños están expuestos al peligro de muerte en el Cuerno de África por la hambruna, consecuencia del peor periodo de sequía que ha golpeado la zona en el último medio siglo. La región ya ha ganado el triste apodo de triangulo de la muerte.

La situación en el campo de refugiados etíope de Dolo Ado, donde han encontrado cobijo millares de etíopes en las últimas semanas para huir de la hambruna, la tasa de mortalidad es de 15 veces superior a la media (7,4 muertos por cada 10.000 personas cada día frente a una media de la zona subsahariana de 0,5 muertes diarias). La emergencia golpea principalmente a los niños de edad inferior a cinco años.

Más de diez millones de personas viven una situación de emergencia alimentaria en el mundo, según estima la ONU. Los problemas alimentarios afectan también a los países vecinos de Somalia, como Kenia, Uganda, Etiopía y Djibouti. EE UU pidió ayer a Eritrea que facilitara más información sobre las consecuencias de la sequía en el país.

La escala de clasificación de la seguridad alimentaria

La FAO, la organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura, ha establecido un cuadro de referencia para la clasificación de la seguridad alimentaria, basado en cinco niveles, que van de “seguro en general” hasta “hambruna/catástrofe alimentaria”. El más grave de los niveles establece una tasa de mortalidad diaria superior a dos personas sobre 10.000, una malnutrición aguda que afecta a más del 30% de la población, un consumo por debajo de 2.100 calorías diarias por persona e inferior a cuatro litros de agua.

A lo largo del siglo pasado, la hambruna en China causó entre 20 y 30 millones de víctimas entre 1959 y 1961, mientras que la emergencia alimentaria en Biafra entre 1967 y 1970 mató a un millón de personas.

Esta entrada fue publicada en Mundo.