El famoso Colegio de Tlaltelolco y Miguel León Portilla

Conferencia magistral del historiador abre ciclo en el Centro Cultural Universitario del lugar

Me encanta que Tlatelolco vuelva a ser un foco de sabiduría: León-Portilla

En las 12 ponencias restantes, se analizarán las aportaciones de franciscanos e indígenas

Reyes Martínez Torrijos

Periódico La Jornada

Tlatelolco fue el centro de rescate y conservación de muchos de los valiosos saberes indígenas, en materias como medicina, antropología, historia y lingüística.

Sobre el tema, el historiador Miguel León-Portilla dictó una conferencia magistral con la cual la tarde del jueves se inauguró el ciclo Tlatelolco en el siglo XVI: lugar de historias y saberes, y que cada semana desde ese día se realizará con diferentes participantes en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT).

“La riqueza de aquí fue de textos de sabiduría, de códices, del herbario el Códice Badiano, fue de todo el saber acerca de la cultura indígena, la tradición y las discusiones de los frailes con los indígenas, fue un tesoro maravilloso”, señaló el especialista con jovialidad y elocuencia durante la ponencia “Tlatelolco: escenario de grandes realizaciones culturales”.

Tlatelolco, de origen prehispánico, despuntó como centro político y social en el siglo XVI, y con el Colegio de Santa Cruz fue eje de la cultura novohispana. A través de este ciclo de 13 conferencias, que concluirán a mediados de octubre, se analizará la aportación de franciscanos y nativos del lugar.

León-Portilla (DF, 1926) destacó que la institución, enclave de la orden franciscana fundado en 1536 era como los monasterios benedictinos de la Edad Media, donde se copiaron y salvaguardaron los manuscritos antiguos. “Esto es una gloria de México. Si aquí hubo un foco de sabiduría… me encanta que hoy vuelva a serlo.”

Afirmó que fray Bernardino de Sahagún obtuvo de sabios indígenas ancianos tlatelolcas los dramáticos testimonios de la conquista convertidos en “poema épico”. Por tanto, su libro La visión de los vencidos está basado en historias originadas en esta zona.

Como ejemplos de la riqueza cultural de Tlatelolco, mostró un mapa de la ciudad de México elaborado en el colegio hacia 1550 para el rey español Carlos V, que ahora se encuentra en la Universidad de Uppsala, Suecia. En ese entonces, el centro religioso contaba con un scriptorium, donde pintores, escultores, cantores y elaboradores de códices laboraban; ahí se realizaban docencia, investigación y difusión de la cultura.

Hizo una petición al Gobierno del DF: “Ojalá que con sentido histórico a lo largo del Paseo de la Reforma se pongan monumentos a los grandes maestros tlatelolcas, a Antonio Valeriano, a Martín Jacobita, a Sahagún, a Andrés de Olmos… esa pléyade de hombres que rescatan gran parte de nuestra más antigua herencia cultural”. También pidió que “si le interesa” participe en una nueva edición del mapa.

El también antropólogo mencionó la labor de franciscanos asentados en la zona para la recuperación del conocimiento indígena en huehuetlahtolli (palabra antigua). Fray Andrés de Olmos recogió documentos en los que se educaba a los hijos, cómo impartían justicia los jueces, cómo se hacían oraciones a los dioses, entre otros.

De Sahagún se apoyó en sabios indígenas en Tepeaculco, Hidalgo, para recuperar textos canónicos, respuestas a preguntas específicas y ocurrencias de los herederos del saber prehispánico, organizados como una enciclopedia en 12 volúmenes. Se trata de La historia general de las cosas de la Nueva España, el Códice Florentino, que se puede consultar en Internet (La Jornada, 6/02/13).

En el acto estuvieron presentes Jorge Jiménez Rentería, director general del CCUT; José Rubén Romero Galván y Pilar Máynez, organizadores del ciclo nacido a partir del proyecto de Salvador Guillem en el espacio que conjunta las épocas prehispánica, novoshipana y contemporánea, que cristalizó con el programa académico sobre el Colegio de Tlatelolco.

Las próximas conferencias son El Colegio de Tlateloco: cuna de proyectos interculturales (Berenice Alcántara, 8 de agosto) y Santa Cruz de Tlatelolco: centro de los primeros humanistas mexicanos (Francisco Morales, 15 de agosto). Ambas a las 18 horas. El programa completo se puede consultar en la página electrónica UNAM Tlatelolco