La banda Mixe con el ballet de Amalia Hernández

Proceso).-

Producto y resultado ejemplar del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (Cecam), la banda infantil mixe enriqueció y otorgó dimensión especial a una de las tradicionales funciones del Ballet Folclórico de Amalia Hernández en Bellas Artes.

El programa en que participaron estos brillantes jóvenes músicos de ya bien ganado reconocimiento internacional, aludió a la Calenda, fiesta de carácter sincrético-religioso originaria de Oaxaca que se remonta hasta el siglo XVI.

Como se trataba de alternar con el ballet, la banda compartió su música con la danza y el espectáculo fue de una riqueza que pocas veces puede apreciarse y, naturalmente, rompe lo que tradicionalmente nos presenta el también mundialmente reconocido elenco.

Los más de 60 músicos oaxaqueños otorgaron todo el sabor ancestral, cadencia y elegancia a las danzas oaxaqueñas y del Istmo que, en su sincretismo, retoman las advocaciones y celebraciones de las vírgenes de Guadalupe, la Soledad y Juquila.

Así, en la recreación de una boda del Istmo la danza remite a una combinación de amor y fino erotismo que, con las modulaciones melódicas, nos van conduciendo de la fiesta popular a la alcoba nupcial con una gran delicadeza y gusto musical.

Alternando con danzas de otras regiones y diferente carácter, así como con sus correspondientes grupos musicales, las intervenciones de la Banda Mixe nos llevan, por ejemplo, de la espectacular Danza del Venado y la muy festiva celebración de Jalisco y los concebidos mariachis, a la elegancia, cadencia y melodía de las tierras oaxaqueñas, en donde la sensualidad cobra una dimensión al tiempo que enorme, espiritual.

Es que las enseñanzas del Cecam no se limitan a lo estrictamente musical sino al conocimiento del entorno, historia, tradición y sentido del por qué y cómo de las cosas que son, todas, integrantes de la vida de los pueblos que se desarrollan día a día.

Por eso cuando la intervención musical llega al escenario no se está únicamente tocando un instrumento sino transmitiendo todo un bagaje que, concentrado en cada uno de los intérpretes, produce un superior resultado colectivo.

Compendio de centurias de historia y tradiciones, la Banda Mixe es resultado de todo aquello que a lo largo de años se ha venido produciendo en la vida cotidiana y, en su transformación dialéctica, alcanza la categoría superior de arte.

Arte de auténtica entraña popular que adopta la figura de sonidos musicales en instrumentos de aliento, percusión y cuerdas que, sabiamente combinados, nos llevan a la ilustración de la danza o al ensueño del puro deleite de sonidos armónicamente organizados.

Sabia lección la de esta función diferente y superior del magnífico Ballet Folclórico de Amalia Hernández que, permitiéndole a la Banda Mixe alternar en calidad de iguales en nuestro máximo recinto cultural, se enriqueció con estos jóvenes músicos que son todo un compendio musical.

This entry was posted in Mundo.

Deja un comentario