Ciclo del agua profunda y terremotos

Relacionan el ciclo del agua en la profundidad de la Tierra con terremotos

Europa Press

La Jornada

Madrid.

El ciclo del agua de la Tierra profunda fue vinculado directamente, por primera vez mediante evidencia concluyente, con la productividad magmática y la actividad sísmica.

El agua y otros volátiles (por ejemplo, dióxido de carbono y azufre) que se reciclan a través de la Tierra profunda tienen un papel clave en la evolución del planeta, incluida la formación de continentes, el inicio de la vida, la concentración de recursos minerales y la distribución de volcanes y terremotos.

Las zonas de subducción, donde las placas tectónicas convergen y una se hunde debajo de otra, son las partes más importantes del ciclo, con grandes volúmenes de agua que entra y sale, principalmente a través de erupciones volcánicas. Sin embargo, cómo (y cuánta) agua se transporta por ese proceso, y su efecto sobre los peligros naturales y la formación de recursos, históricamente se ha entendido mal.

George Cooper, autor principal de un nuevo estudio publicado en Nature, e investigador honorario de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol, explicó: “a medida que las placas viajan desde donde se fabrican por primera vez en las crestas oceánicas hasta las zonas de subducción, el agua de mar entra en las rocas a través de grietas, fallas y se une a minerales. Al llegar a una zona de subducción, la placa de hundimiento se calienta y se aprieta, lo que resulta en la liberación gradual de parte o la totalidad de su agua.

A medida que se libera el agua, disminuye el punto de fusión de las rocas circundantes y genera magma, que es flotante y se mueve hacia arriba, lo que en última instancia conduce a erupciones en el arco volcánico suprayacente. Estas erupciones son potencialmente explosivas debido a los volátiles contenidos en la masa fundida. El mismo proceso puede provocar terremotos y afectar propiedades clave como su magnitud y si desencadenan maremotos o no.

Exactamente dónde y cómo se liberan los volátiles y cómo modifican la roca huésped sigue siendo un área de intensa investigación.

La mayoría de los estudios se han centrado en la subducción a lo largo del Anillo de Fuego del Pacífico. Sin embargo, esta investigación se centró en la placa atlántica, y más específicamente, en el arco volcánico de las Antillas Menores, ubicado en el borde oriental del Mar Caribe.

Esta es una de las dos únicas zonas que actualmente subducen las placas formadas por la difusión lenta. Esperamos que esto se hidrate de manera más penetrante y heterogénea que la placa del Pacífico de rápida expansión, y que las expresiones de liberación de agua sean más pronunciadas, indicó Saskia Goes, del Colegio Imperial de Londres, coautor del estudio.

Este trabajo puede alentar estudios en otras zonas de subducción para hallar estructuras de fallas portadoras de agua en la placa de subducción para comprender las pautas en los riesgos de terremotos y los volcánicos, concluyó Cooper.

This entry was posted in Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *