“Capellanes del covid” reparten figuras del Niño Dios a médicos y enfermos

“Capellanes del covid” reparten figuras del Niño Dios a médicos y enfermos

Tres sacerdotes que ofrecen sus servicios espirituales a hospitalizados por covid-19 repartieron 200 figuras del Niño Dios entre pacientes y personal médico

“Por La Redacción

(apro).-

El grupo de sacerdotes que integran la cuadrilla “Los capellanes del covid”, que ofrece sus servicios espirituales en los hospitales donde se atienden a los contagiados por la pandemia, mantuvieron su campaña de entrega de 500 figuras del Niño Dios, que culminará el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

Esta Navidad, los sacerdotes entregaron las figuras del Niño Dios en el Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, el Instituto Nacional de Cardiología y en el Hospital Siglo XXI.

Brigadas de médicos de Veracruz, Campeche y Chiapas apoyarán en hospitales de CDMX
“Los capellanes del covid” de la Arquidiócesis Primada de México, Adrián Lozano, Roberto Funes y Andrés Esteban López, entregaron 200 figuras a doctores, enfermeras y pacientes que pasarán esta Navidad en los hospitales debido a la contingencia sanitaria.

Desde el pasado 10 de diciembre, los sacerdotes comenzaron a repartir los Niño Dios en el Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, donde asisten espiritualmente a los pacientes desde marzo, en el Instituto Nacional de Cardiología y en el Hospital Siglo XXI.

Para visitar a los enfermos, los capellanes recibieron la autorización y bendición del cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México, y la autorización de las instituciones médicas.

Los presbíteros tomaron una capacitación para aprender a utilizar el equipo de protección necesario para ingresar a las áreas covid.

Pese a ello, los tres resultaron contagiados en distintos momentos de la pandemia, y aunque ninguno requirió hospitalización, conocen de primera mano el dolor y soledad que viven muchos enfermos.

El padre Adrián Lozano comentó que el personal médico ha recibido al Niño Jesús con un gesto de ternura y gusto.

La entrega simbólica de los Niño Dios, aseguró el padre, es una forma de que tanto médicos como pacientes sientan la presencia de Dios.

“La encarnación de Dios se hace cercana a nosotros a través de un signo sensible como lo es un Niño Dios, sobre todo en situaciones de soledad”.

 

Esta entrada fue publicada en Mundo.