The Assistant película

El diablo se viste de productor

Leonardo García Tsao

Si alguien piensa que su trabajo de oficina es tedioso y humillante, debe ver The Assistant, recién estrenada en la plataforma Amazon Prime, para poner las cosas en perspectiva. La película, debut en la ficción de la australiana Kitty Green, simplemente muestra un día de trabajo de la joven Jane (Julia Garner), universitaria recién graduada que se gana la vida como asistente en una compañía de producción neoyorquina, donde el jefe es un abusador obviamente modelado en Harvey Weinstein.

Desde antes que amanezca, Jane es la encargada de abrir el negocio, prender las luces de deprimente neón y poner las cosas en orden, aunque eso implique limpiar manchas sospechosas en el sofá de la oficina ejecutiva. Su desempeño es una combinación de secretaria, afanadora, mesera y abogada del diablo. La chica comparte espacio con dos asistentes masculinos (John Orsini y Noah Robbins) que la tratan con condescendencia, si bien fingen ayudarla cuando debe pedirle perdón por escrito al jefe cuando éste la regaña.

Para colmo, Jane debe atender a una linda chica llamada Sienna (Kristine Froseth), una inexperta ex mesera de Idaho, a la que el jefe ha contratado en uno de sus viajes, ofreciéndole condiciones preferenciales de trabajo. Eso y las frecuentes visitas de mujeres guapas, posibles actrices, que hacen antesala para conversar con el jefe (y quizás algo más), mueven a la protagonista a presentar una queja en la oficina de recursos humanos, donde el encargado (Matthew Macfadyen) la trata como si ella fuese la culpable de alguna falta. Acusándola de ser exagerada en su reacción y de tener celos, el hombre la despide con un consejo insultante: Yo no me preocuparía en tu lugar. No eres su tipo.

Green utiliza su experiencia como documentalista para observar a Jane a la distancia, cumpliendo sus diversos deberes a lo Chantal Akerman y captando la atmósfera tóxica que puede respirarse. Al hacerlo, ha conseguido la primera película realmente elocuente sobre la importancia del movimiento #MeToo. La descripción de la metodología Weinstein, por llamarle de algún modo, es cabal. Y el jefe no necesita verse para que sintamos su opresiva omnipotencia. Su voz por el teléfono o en sus mensajes en línea son suficientes. Si soy estricto contigo es porque voy a hacerte grande, le asegura a la chica que, sin duda, alberga esperanzas de alguna vez subir de posiciones y convertirse en productora.

Permaneciendo en cuadro por la totalidad de la película, la actriz Garner tiene la presencia necesaria para mantener nuestra atención. Descubierta en las series televisivas The Americans y Ozark, es sorprendente cómo expresa todas sus emociones con un mínimo de gestualidad. Sus ojos bastan para transmitirnos tedio, hartazgo, resignación. (No en balde, Madonna la ha escogido como la protagonista de su próxima autobiografía filmada).

The Assistant es un testimonio urgente de la dinámica imperante en incontables oficinas hasta hace muy poquito. Y yo diría que en México sigue vigente.

The Assistant

D y G: Kitty Green/ F. en C: Michael Latham/ M: Tamar-kali/Ed: Kitty Green, Blair McClendon/ Con: Julia Garner, Jon Orsini, Noah Robbins, Kristine Froseth, Matthew Macfadyen/ P: 3311 Productions, Bellmer Pictures, Cinereach, Forensic Films, JJ Homeward Productions, Level Forward, Symbolic Exchange. EU, 2019.

Twitter: @walyder

lgtsao@hotmail.com

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *