Encarcelan a hombre que intentó ingresar a una comunidad para enterrar a su abuela

Encarcelan a hombre que intentó ingresar a una comunidad de Oaxaca para enterrar a su abuela

Jesús Miguel Ambrosio denunció que fue encarcelado por autoridades de San Francisco Yatee, Oaxaca, quienes lo sometieron a malos tratos y lo obligaron a pagar una multa por intentar ingresar a la comunidad para sepultar a su abuela.

Por Redacción Proceso

(apro).-

El ciudadano Jesús Miguel Ambrosio fue encarcelado, supuestamente “por no hacer caso a las reglas de la autoridad” de San Francisco Yatee, perteneciente al municipio de Villa Alta; además, tuvo que pagar una multa de 2 mil pesos y fue sometido a malos tratos, sólo porque quiso entrar a esa comunidad zapoteca “para poder darle sepultura” a su abuela Ignacia Ambrosio.

En un video de un minuto 26 segundo que circula en redes sociales, Jesús Miguel Ambrosio narra el abuso de autoridad del alcalde de San Francisco Yatee, Villa Alta, Feliciano Salvador Matías, quien ya fue denunciado por violación a los derechos humanos.

En una denuncia ciudadana donde resalta: “en tiempos de #covid-19 este es el trato que reciben los ciudadanos que pretenden ingresar a la comunidad”, el detenido narra lo que sucedió los primeros días de febrero:

“Soy Jesús Miguel Ambrosio, nieto de la señora Ignacia Ambrosio que el día de ayer falleció en la comunidad de San Francisco Yatee, Villa Alta. Anoche llegué a la comunidad con prueba en mano de #covid-19 que soy negativo, para que se me permitiera la entrada y poder darle sepultura a mi señora abuela que me cuidó desde pequeño como su propio hijo”.

Sin embargo, añade, “el alcalde municipal, Feliciano Salvador Matías, me negó la entrada e hizo uso de su autoridad para mandarme a encarcelar.

“Además, a un amigo que pasó a dejarme una cobija lo agarraron y lo amarraron, tratándolo peor que a un delincuente”.

Es por ello que –prosigue– “solicito ayuda de las instancias correspondientes para atender esta violación a mis derechos humanos”.

De acuerdo con la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, debido a la pandemia de covid-19, 52 localidades de las ocho regiones mantienen filtros sanitarios como parte de las acciones implementadas por los pueblos y comunidades indígenas para evitar la propagación de la enfermedad.

Ante ello, ha establecido acercamientos con municipios cuyo impacto en el cierre de sus límites territoriales podría generar conflictos, principalmente en el tema de la atención médica, por la concentración de los servicios en sus jurisdicciones.

Asimismo, se ha establecido un acercamiento con las autoridades municipales (570), a las cuales se les hizo llegar información en materia de derechos humanos, para entablar un diálogo que permita la conciliación de derechos.

Esta entrada fue publicada en Mundo.