“Ciberestafas” a personas que buscan apoyos sociales, nuevo ilícito

‘Ciberestafas’ a personas que buscan apoyos sociales, nuevo ilícito

Julio Gutiérrez .
Óscar Rosado Jiménez, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, advirtió: “Si te piden dinero para prestarte dinero es un fraude.

Ciudad de México.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) tiene detectado un nuevo fraude; ciberdelincuentes se hacen pasar por instituciones oficiales y roban datos a personas que buscan obtener apoyos sociales.

En una entrevista con La Jornada, Óscar Rosado Jiménez, presidente del organismo defensor, explicó que a raíz de la pandemia de Covid-19 los ciberdelincuentes han buscado nuevas maneras de defraudar a las personas y ahora se están enfocando en los sectores más vulnerables.

“Vemos ahora que los delincuentes están muy pendientes a los avisos de la autoridad sobre algún tipo de apoyo o programas sociales y con eso engañan a la gente, les dicen que si entran a algún sitio en específico harán un trámite oficial más rápido”, indicó.

“Lo que buscan ahora son dos cosas: robar los datos personales para cometer delitos o simplemente empezarles a pedir dinero a las personas para hacer los trámites más rápido. Es una modalidad que creció durante 2020”, señaló el titular de la Condusef.

Otro de los fraudes que en estos tiempos están creciendo, después de la crisis y emergencia sanitaria, expuso, son los denominados “créditos milagro”, en los que personas se hacen pasar por empresas y dan créditos de altos montos, sin revisión de historial crediticio y supuestamente en un lapso corto, hasta 24 horas.

Cuando las personas se acercan a estos defraudadores les solicitan ciertas cantidades de dinero para efectos de adelantar los trámites o supuestos gastos administrativos, hecho que es falso, se quedan con el dinero y desaparecen.

“La delincuencia se da cuenta que la gente tiene necesidad de dinero, de tener recursos y los estafan por medio de las redes sociales, pero hay que dejar una cosa en claro, si te piden dinero para prestarte dinero es un fraude”, precisó Rosado Jiménez.

Pico de fraudes bancarios, entre abril y junio
Por otra parte, el titular del organismo defensor dio a conocer que en todo 2020, el único segmento de reclamaciones que creció en contra de los bancos fueron los fraudes por medio del robo de identidad. Se trata de las estafas en las que personas llamaban haciéndose pasar por ejecutivos bancarios y robaban los datos personales de los clientes.

“Esta modalidad que fue la única que creció tuvo un pico de quejas entre agosto y octubre, pero eso significa que los fraudes ocurrieron previamente, es decir, cuando este tipo de fraudes tomaron más relevancia y alcanzaron el máximo posible fue entre mayo y julio”, explicó Rosado Jiménez.

En los meses posteriores, aclaró, este tipo de fraudes fueron a la baja y para los últimos dos meses del año pasado y hasta el momento, las reclamaciones por este concepto comenzaron a disminuir.

“Lo que pasó fue que hubo una gran campaña de los bancos y de las autoridades para prevenir este tipo de actos. Las campañas que se lanzaron claro que funcionaron, pero hay que estar atentos, porque los ciberdelincuentes de la denominada ingeniería social, que es como le hacen para ganar la confianza del cliente y defraudarlo no para”, agregó. En este sentido, el presidente de la Condusef recordó a los usuarios de servicios financieros que los bancos nunca llaman a sus clientes para hacer aclaraciones, y en caso de tener consumos no reconocidos o temas similares, sean las personas quienes se comuniquen con el banco. “Si te llaman del banco la mejor recomendación es colgar”.

 

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *