Wim Wenders filma una película acerca de baños públicos de lujo

En los baños todos somos iguales: Wenders, quien filma en Japón
 El realizador y Koji Yakusho, encarna a un trabajador sanitario en la presentación de la película.
Ap
La Jornada

Tokio.

Wim Wenders filma una película acerca de baños públicos de lujo en Japón que tendrá lo que el renombrado director alemán llama significado social sobre las personas en las ciudades modernas.

“Mi primera reacción fue, debo admitir: ¡¿Qué? ¿Baños?! Chotto mattene”, dijo ayer usando esta expresión japonesa para espera un minuto. Pero entonces empezó a ver de qué podía tratarse la historia.

Para mí, pasaron de baños a baños. En inglés esa es una palabra muy bonita. Cuando vi estos lugares los dos días siguientes, me di cuenta de que eran eso en el verdadero sentido de la palabra, dijo Wenders a los periodistas en el distrito de moda de Shibuya en Tokio, donde está la docena de cuartos de higiene.

Las instalaciones fueron diseñadas por destacados arquitectos, incluidos Kengo Kuma y Tadao Ando, con la idea de que un baño público agradable pudiera contrarrestar la expectativa común de que estuviera sucio, lleno de graffiti o asociado con el crimen.

Wenders, el director nominado al Óscar de Las alas del deseo y Buena Vista Social Club, dijo que cuando vio los baños de Shibuya, se conmovió.

Este es un lugar verdaderamente precioso, expresó el realizador. Así, el héroe de su película será un trabajador que limpia esos sitios y entiende su trabajo como un oficio y un servicio al pueblo. Los detalles del guion aún se están trabajando.

Koji Yakusho, conocido por interpretar al hombre común japonés, explicó que aceptó el papel tan pronto como se lo ofrecieron pues quería trabajar con Wenders.

Tengo la sensación de que va a ser una historia hermosa, y siento que una historia que tiene el inodoro como escenario, con la persona que trabaja allí y quienes lo usan, ayudará a comprender Japón, comentó Yakusho.

El proyecto Tokyo Toilet se concibió inicialmente para impresionar a los visitantes extranjeros que se esperaban para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, antes de que la pandemia de coronavirus obligara a que las actividades se llevaran a cabo sin espectadores en las gradas.

El baño público diseñado por Ando es redondo con marcos para las paredes exteriores, para permitir que circule el aire. En la vida real, los hombres con monos azules del diseñador de moda japonés Nigo la limpian sin agua para evitar el moho o la descomposición.

El proyecto, incluida la película de Wenders, cuenta con el respaldo de Fast Retailing, la empresa detrás de la cadena de ropa Uniqlo, y The Nippon Foundation, que lleva a cabo proyectos humanitarios utilizando los ingresos de las carreras de botes.

Wenders dijo que su película, a pesar de su entorno humilde, explorará un concepto profundo.

Casi creo que es una idea utópica porque el baño es un lugar donde todos son iguales. No hay ricos o pobres, viejos o jóvenes. Todos somos parte de la humanidad, comentó.

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.