Obispo de Veracruz dio a conocer que dos seminaristas fueron secuestraron por no pagar lo que les pedían

Delincuencia no ha perdonado ni a Iglesias

Señala obispo de Veracruz

Dio a conocer que dos seminaristas fueron secuestraron por no pagar lo que les pedían y aunque no los mataron sí los golpearon

Boca del Río, Ver.-

Las iglesias católicas tampoco se encuentran ajenas al cobro de piso, acusa el obispo Emérito de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo.

“Mira esta es la cosa que ahora el derecho de piso ya no solo se lo piden a los comerciantes o a toda esta gente, sino a todas las iglesias, ha habido caso de uno que era rector de un seminario en Guerrero, me parece que era una de las diócesis del estado de Guerrero, sabían que manejaba el dinero de la diócesis, pero era el encargado del seminario también, recientemente en la Diócesis de Veracruz”, comenta.

En Veracruz no tiene reportes recientes de este delito, pero cuando fue obispo de la Diócesis de Veracruz se reportaron dos casos.

Fueron dos seminaristas que secuestraron por no pagar lo que les pedían y aunque no los mataron sí los golpearon.

“Se tuvieron dos casos pero en ninguno se registró una muerte, solo secuestraban al sacerdote y los tiraban, pero vivos, solo con golpes, uno de los casos fueron dos seminaristas y rápidamente los marinos los buscaron y los encontraron, otro fue por el rumbo de Acula, tirado a medio camino por Cosamaloapan, solo lo querían extorsionar”, revela.

En ese tenor, menciona que en el tema de inseguridad ya nadie se salva pues hasta integrantes de la comunidad religiosa han sido alcanzados por la delincuencia organizada del país.

Agrega que es reprobable el asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, ocurrido el pasado lunes 20 de junio a manos del crimen organizado en el estado de Chihuahua.

El prelado reconoce que en Veracruz también habido asesinatos de presbíteros, como ocurrió hace tiempo en Poza Rica donde mataron a dos y en Tuxpan.

A su parecer las estrategias de seguridad resultan inservibles en el país en la actualidad.

“Es reprobable y es que mira nadie se salva, así como les toca a padres de familia, nadie se salva de verdad estamos con el tema de la violencia claramente abandonados, estamos peor, realmente no han servido las estrategias, ninguna estrategia”, comenta.

El clérigo afirma que la inseguridad como el cobro de piso y las extorsiones son problemas añejos y están a la orden del día y debería actuarse urgentemente.

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.