Derechos Humanos FRAYBA informa:

Estimadas, estimados:
A solicitud de los integrantes de La Voz del Amate, organización de presos en Chiapas, enviamos la siguiente denuncia sobre los actos de hostigamiento y represión en contra de quienes ayer iniciaron una jornada de ayuno y oración al interior del Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados (CERSS) No. 14 en Cintalapa, Chiapas.

Así  mismo compartimos el mensaje de solidaridad de los integrantes del MOCRI-CNPA con La Voz del Amate-

Enviamos los enlaces a las denuncias, grabadas vía telefónica:
Denuncia Voz del Amate:
http://chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=162171&keyword=&phrase=
Solidaridad del MOCRI-CNPA: http://chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=162172&keyword=&phrase=

Más información disponible en: www.frayba.org.mx

Solicitamos estar pendientes al desarrollo de está jornada que anunciaron continuar.

Saludos cordiales
Víctor Hugo López
Área de Sistematización e Incidencia

&&&&&&&&&&&&&&&&&

--  Este es un espacio abierto para pueblos y organizaciones que buscan compartir su palabra. La postura difundida, no necesariamente constituye la valoración de este Centro.  El espacio de denuncia pública es de todas y todos.  ----------------------------  Área de Sistematización e Incidencia / Denuncia Pública Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C. Calle Brasil #14, Barrio Mexicanos,  San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México Código Postal: 29240 Tel +52 (967) 6787395, 6787396, 6783548 Fax +52 (967) 6783551 denunciapublica@frayba.org.mx www.frayba.org.mx

USA VS México hoy en fútbol…

Conoce a los 22 elegidos

 

por: John Sutcliffe

COLUMBUS — Como lo adelantamos ayer en este espacio, la Selección Mexicana de futbol confirmó la alineación con la que saltará a la cancha del Columbus Crew Stadium este miércoles para enfrentar a Estados Unidos, en el primer partido del hexagonal final de Concacaf para la Copa del Mundo.


El Tri entrenó en el lodo de Columbus

Oswaldo Sánchez estará en la portería; línea de cuatro en la defensa con Ricardo Osorio, Rafael Márquez, Aarón Galindo y Carlos Salcido; en la media cancha, Pavel Pardo, Leandro Augusto, Alberto Venado Medina por izquierda y por derecha Giovani dos Santos; adelante Nery Castillo como media punta, y como nueve Carlos Ochoa.

El reconocimiento de la cancha se realizó a puerta cerrada, pero una fuente cercana a la Federación Mexicana de Futbol confirmó que este once será el encargado de buscar revertir el dominio estadounidense de los últimos años.

Por su parte, también Bob Bradley, estratega de Estados Unidos, dejó ver el equipo que parará ante los aztecas, con sólo una duda que despejará hasta el momento del partido y es la alineación de inicio o no de Sacha Kljestan, autor de los tres goles con que el equipo de las barras y las estrellas derrotó a Suecia 3-2 el pasado 24 de enero: Tim Howard en la portería; Oguchi Onyewu, Hearth Pearce, Frankie Hejduk y Carlos Bocanegra en la defensa; Michael Bradley, Clint Dempsey, Ricardo Clark, DaMarcus Beasley en medio campo; Brian Ching y Landon Donovan en la delantera.

Pues estos serán los 22 hombres que estarán en esta batalla futbolística, México se declara listo y motivado para buscar, de una vez por todas, quitarse esa hegemonía que le ha impuesto Estados Unidos en los últimos tiempos. Esperemos que el Tri haga un buen partido.

La Iglesia Católica en los E E U U…

 

Las cinco grandes fundaciones

de beneficencia en los EE UU.

 

Los Caballeros de Colón es la mayor asociación caritativa católica del mundo.

Fue fundada en 1882 por el sacerdote diocesano Michael J. McGivney (1852-1890); el decreto sobre sus virtudes heroicas fue publicado el 15 de marzo de 2008.

Sus miembros son actualmente 1.700.000, distribuidos por todo el mundo, especialmente en Estados Unidos, Canadá, México, América Central, Polonia y Filipinas.

Los cuatro ejes de la Fundación -considerada por la ONU como organización no gubernativa- son:  la educación, la oración, el compromiso político pro-vida y las ayudas financieras.

El 7 de agosto de 2007, el cardenal secretario de Estado, Tarcisio Bertone, s.d.b., en calidad de legado pontificio a la “Convención”, les entregó un mensaje del Papa por los 125 años de la fundación.

El Caballero supremo, profesor Carl Anderson, ha publicado recientemente el libro “A Civilization of Love”, inspirado en los escritos de Juan Pablo II y de Benedicto XVI.

Juan Pablo II recibió a la junta directiva el 9 de octubre de 2003 (publicamos el discurso en nuestro número del 31 de octubre de 2003, página 2).

Los Patrocinadores de las artes en los Museos vaticanos:  se trata de un grupo de personas comprometidas en la conservación de las colecciones de arte en los Museos Vaticanos y en las Galerías pontificias. Esta asociación fue fundada en 1983 tras una exposición itinerante de obras maestras vaticanas en Nueva York, Chicago y San Francisco. Los “Patrocinadores” que financian los proyectos de los museos y los laboratorios de restauración vaticanos provienen de Estados Unidos y de varios países europeos. Benedicto XVI los recibió en audiencia el 1 de julio de 2006.

“Centesimus annus pro Pontifice”:  fundación pontificia instituida por el Papa Juan Pablo II (5 de junio de 1993), con personalidad jurídica canónica y civil, con finalidades de religión, culto y beneficencia; su sede está en el Estado de la Ciudad del Vaticano. Tiene por finalidad colaborar en la difusión de los valores humanos, éticos, sociales y cristianos, como se exponen en la doctrina social de la Iglesia y en particular en la encíclica “Centesimus annus”, publicada el 1 de mayo de 1991.

Pretende promover el conocimiento de la doctrina social cristiana e informar sobre la actividad de la Santa Sede y de sus organismos centrales; promover la presencia y la obra de la Iglesia católica; favorecer iniciativas para impulsar la presencia y la actividad de la Iglesia en los diversos sectores de la sociedad contemporánea; promover la recogida de fondos para sostener la actividad de la Sede apostólica, asegurando una buena destinación, de acuerdo con su fin institucional.

La fundación está presente también en Estados Unidos como asociación non-profit, que ha promovido, con la “Catholic University of America”, un curso sobre la doctrina social de la Iglesia católica. Benedicto XVI recibió en audiencia a los representantes de esta fundación el 19 de mayo de 2007.

 

La Fundación Papal es una asociación estadounidense fundada en 1990 por el cardenal John Krol, con el fin de sostener financieramente las iniciativas del Romano Pontífice en favor de la difusión del Evangelio.

Sus iniciativas pretenden ayudar a las personas que no tienen vivienda; proporcionar estructuras sanitarias a los países pobres; reconstruir iglesias destruidas; construir seminarios, casas para sacerdotes y religiosos ancianos; socorrer a las víctimas de desastres naturales y a los refugiados.

Es presidente del consejo el cardenal Anthony Joseph Bevilacqua, arzobispo emérito de Filadelfia. La fundación fue recibida por Benedicto XVI el pasado 4 de abril (en nuestro número anterior, página 4, publicamos el discurso que pronunció el Papa en esa ocasión).

 

La Fundación Franciscana en favor de la Tierra Santase trata de una organización cristiana ecuménica mundial, surgida en 1994 bajo el patrocinio de la Custodia franciscana de Tierra Santa.

Esta iniciativa tiene por finalidad informar sobre las dificultades que atraviesan los cristianos en la tierra de Jesús, debido a las viviendas inadecuadas, al alto índice de desempleo, a la escasez de oportunidades educativas, que causan un gran sufrimiento generalizado e impulsan a un éxodo masivo de la población cristiana autóctona.

Aumentando en la población del globo en general la conciencia de las complejas cuestiones relativas a los derechos humanos que afectan a los cristianos en esta parte del mundo, la Fundación pretende promover una igualdad de oportunidades para este grupo minoritario, y salvaguardar su derecho a permanecer en su tierra, favoreciendo al mismo tiempo la presencia cristiana en Tierra Santa.

La Iglesia en Estados Unidos

y la archidiócesis de Washington

 

Washington es la capital de Estados Unidos y del Distrito federal de Columbia. Fue fundada en el año 1790 en un punto estratégico del territorio, en una zona media del país:  entonces se encontraba a la mitad del camino entre los Estados industriales del norte y los Estados de esclavos del sur. Otro factor favorable era la cercanía a la residencia de George Washington (1732-1799), a quien se atribuye la fundación y la designación como sitio idóneo para albergar la capital del país. Los planos de la ciudad, por encargo de George Washington, fueron trazados por el arquitecto francés Pierre L’Enfant, y la realización de dicho proyecto estuvo a cargo de Benjamin Banneker, hijo de un ex esclavo.
Actualmente cuenta con una población de 563.384 habitantes. Es un centro político, administrativo y cultural. Washington es la sede de las autoridades federales:  la Casa Blanca, residencia oficial y privada del presidente de Estados Unidos; el Pentágono, sede del Ministerio de defensa; y el Capitolio, sede del Gobierno y del Congreso. Este último constituye el punto central de la capital, desde donde parten cuatro importantes avenidas que dividen a la ciudad en cuatro grandes sectores.

La ciudad es famosa por la Biblioteca del Congreso, una de las mayores del mundo, que cuenta con veintinueve millones de libros, y cincuenta y ocho millones de manuscritos; el Jardín botánico, con veintiséis mil plantas; y los museos de la Smithsonian Institution, cuyas colecciones son tan vastas que sólo es posible exponer cada vez el 1% del total.   

La Iglesia católica en Estados

Unidos 

Según datos estadísticos actualizados el 31 de diciembre de 2006, en Estados Unidos los católicos son 67.530.000, en una población de 299.226.000 de habitantes (el 22,6%).
En el país hay 194 circunscripciones eclesiásticas, con un total de 18.992 parroquias y 2.121 centros pastorales. En proporción con la población, cada centro asiste pastoralmente a 3.199 católicos y cada sacerdote a 1.510 fieles. Las personas comprometidas en la misión de la Iglesia son:  436 obispos, 44.728 sacerdotes -30.037 diocesanos y 14.691 religiosos-, 15.101 diáconos permanentes, 5.254 religiosos no sacerdotes, y 64.973 religiosas profesas. Además, trabajan pastoralmente 416 miembros de institutos seculares, 536 misioneros laicos, y 405.071 catequistas.

Los seminaristas menores son 1.286, y los mayores ascienden a 4.922.
 

La Iglesia católica, además, desempeña su misión a través de numerosos centros educativos:  11.159 guarderías y escuelas primarias, con un total de 2.217.386 alumnos; 1.277 escuelas secundarias, a las que asisten 886.014 jóvenes; y 266 institutos superiores y universidades, que cuentan con 930.883 estudiantes.

En el ámbito de la pastoral social y de la salud, la Iglesia católica gestiona 570 hospitales, 261 ambulatorios, 1.256 residencias de ancianos y minusválidos, 1.411 orfanatos y guarderías, 1.348 consultorios familiares y otros centros para la protección de la vida, 3.003 centros especiales de educación o de reeducación social, a los que se han de sumar otras 993 instituciones comprometidas en ese sector.

La archidiócesis de Washington  

La archidiócesis de Washington, elevada a sede metropolitana el 12 de octubre de 1965, fue fundada como arzobispado, unida a Baltimore, el 22 de julio de 1939, y dividida en dos sedes el 15 de noviembre de 1947. Tiene 2.647.492 habitantes, de los que 582.488 son católicos. Pastoralmente están distribuidos en 140 parroquias y 10 estaciones misioneras. Su arzobispo es monseñor Donald William Wuerl, que cuenta con dos obispos auxiliares. En la archidiócesis trabajan pastoralmente 372 sacerdotes diocesanos -de los cuales, 12 fueron ordenados en el último año-, 628 sacerdotes religiosos, 182 diáconos permanentes, 902 religiosos, y 603 religiosas profesas. Se preparan para el sacerdocio 66 seminaristas mayores. Además, en el territorio de la archidiócesis hay 192 institutos educativos y 85 centros de asistencia.

El santuario nacional de la Inmaculada Concepción 

En 1847, a petición de los obispos de Estados Unidos, el Papa Pío IX declaró a la santísima Virgen María patrona de Estados Unidos con el título de “Inmaculada Concepción”. El rector de la Universidad católica de América, mons. Thomas Joseph Shahan, durante una audiencia privada en el Vaticano, el 15 de agosto de 1913, presentó al Papa san Pío X el proyecto de construcción de un santuario nacional en honor de María. El Papa apoyó la iniciativa y entregó 400 dólares como donativo personal para ese proyecto. Se puso la primera piedra el 23 de septiembre de 1920. Los trabajos, que se habían interrumpido durante la gran depresión de 1929 y durante la segunda guerra mundial, se reanudaron gracias a una iniciativa de los obispos católicos del país con ocasión del Año mariano de 1954. La inauguración del templo tuvo lugar el 20 de noviembre de 1959.

El santuario, visitado cada año por millones de peregrinos, tiene una serie de capillas dedicadas a diferentes advocaciones de la Virgen María de todo el mundo.

Entre los tesoros del santuario destacan dos regalos papales:  la estola, recamada con hilo de oro, donada al beato Papa Juan XXIII con ocasión de su 80° cumpleaños por el cardenal Francis Spellman y que el Papa Roncalli, antes de morir, pidió a su secretario la restituyera al cardenal estadounidense como “prenda de su afecto al clero, a los religiosos y a los fieles de Estados Unidos”; y la tiara que el Papa Pablo VI puso cuatro meses después del inicio de su pontificado en el altar de la Confesión de la basílica vaticana anunciando que la donaba a los necesitados. El cardenal Spellman solicitó el honor de disponer de esa tiara en favor de los indigentes. Desde aquella fecha, el santuario nacional de la Inmaculada Concepción entrega cada año un donativo en favor de las iniciativas humanitarias del Santo Padre.

El Papa Juan Pablo II visitó el santuario el 7 de octubre de 1979 durante su primer viaje a Estados Unidos.  

La biblioteca de Cortazar

Entre Vampiros y Octavio Paz,

la biblioteca de Cortázar 

 

La Fundación Juan March expone la colección de libros personal del narrador argentino  

EFE      

Libros dedicados por Pablo Neruda, una edición en japonés de Rayuela, una colección de novelas de vampiros y discos visuales de Octavio Paz forman parte de la colección de Julio Cortázar, de cuyo fallecimiento se cumplen ahora 25 años y cuyo legado bibliográfico se encuentra en Madrid. Descubrir a un escritor como Cortázar a través de sus lecturas, de sus obras de referencia, de sus anotaciones y de sus subrayados es un trabajo apasionante que la Fundación Juan March de Madrid permite a través de la biblioteca del escritor, donada por su viuda y albacea Aurora Bernárdez en 1993.  

Los últimos papeles de Cortázar  

 Julio Cortázar  

“Es una manera de investigar su personalidad. Qué le interesaba a Cortázar. Se hacen al muchas tesis sobre Cortázar y a menudo recibimos a estudiantes que buscan aquí una de las pistas fundamentales para entenderle”, explicó a Efe Paz Fernández, directora de las bibliotecas de la fundación. La de Cortázar recoge los libros que el autor de Bestiario tenía en la casa donde murió, el 12 de febrero de 1984, en París, donde se acumulaban los innumerables referentes que forjaron una sensibilidad y una morfología literaria únicas. 

Con sus más de 4.300 piezas -entre libros y revistas-, esta biblioteca, que se esconde en los fondos de la fundación, es una aventura salteada similar a la que el escritor -nacido en Bruselas en 1914 de padres argentinos y nacionalizado francés en 1981- propuso en su celebrada Rayuela. Se puede leer de seguido por orden alfabético, desde el Amadís de Gaula hasta el Ulises, de James Joyce. O se pueden rastrear las pasiones del genio, atento a la imagen -con libros de arte y cine, con mención para Groucho Marx-, la espiritualidad -varios Nuevos Testamentos, estudios sobre los vedas y el budismo-, la música -fanático del jazz- y la sexualidad -con textos de Sade. 

Los discos de Octavio Paz 

Existe un recorrido marcado para el coleccionista: los lúdicos discos visuales de Octavio Paz, que giran y desvelan nuevas rimas; una edición curva de Vrindaban, del mismo autor; Cartas de un joven escritor, de Ernesto Sábato, con hojas de cartón grueso y envuelto en tela de saco, o la infinita combinación de versos sueltos de Raymond Queneau en Cien mil millones de poemas. 

Se puede seguir, si no, al lector minucioso que repasaba y desgastaba sus libros favoritos, los completaba y los desafiaba. “¡Qué vulnerable es uno al despertar de esos sueños cuya apoteosis es la muerte!”, subrayó en una edición de 1933 de Opio, el libro de Jean Cocteau que marcaría su manera de escribir. “Y mordí duramente la verdad del amor para / que no pasara, / y palpitara fija / en la memoria de alguien / amante, dios o la muerte en su día”, destacaba en La realidad y el deseo, de Luis Cernuda. 

Verne, Defoe y Tolkien 

Uno puede detenerse también en la casilla del Cortázar más liviano. El que guarda una preciosa y antiquísima edición de 20.000 leguas de viaje submarino, de su admirado Julio Verne, al que descubrió de niño y al que homenajeó en su ensayo La vuelta al día en ochenta mundos. Las aventuras -con varias ediciones de Robinson Crusoe y un ejemplar de El señor de los anillos- y el género de novela de vampiros, casi todas ellas en edición de bolsillo de la editorial Penguin, tienen una sorprendente presencia en su biblioteca. 

De ahí se puede pasar a la senda del Cortázar traductor. El que hizo las mejores ediciones en castellano de Edgar Allan Poe y reprochaba a André Breton introducir ideas aparentemente nuevas en el surrealismo tomadas, según Cortázar, del autor de El péndulo de la muerte. Y por supuesto, otra de las paradas obligatorias de la Rayuela la marca el círculo intelectual en el que se movía. Sus relaciones con Octavio Paz -con un “A Julio. Más cerca que lejos, en un allá que es siempre aquí” le dedicó el mexicano Los hijos del limo-, Onetti, Alejandra Pizarnik o Neruda, que siempre firmaba sus libros con tinta de rotulador verde. 

Era amante del continente y del contenido. De su fondo, pero también de su forma. “¿Por qué tantos errores, Lezama?”, apuntaba a una edición de Paradiso, de José Lezama Lima, mientras reconocía, en una página de La voz a ti debida, de Pedro Salinas: ‘Esto es un poema’. Cortázar rubricaba sus libros. Primero como Julio Denis. Luego como Julio Cortázar. Los leía en varios idiomas: inglés, francés, castellano y alemán, y los coleccionaba en japonés, en hebreo, en ruso o incluso acumulaba poesía sánscrita. 

Él mismo definía su vínculo con los libros propios y ajenos: “Desde pequeño, mi relación con las palabras, con la escritura, no se diferencia de mi relación con el mundo en general. Yo parezco haber nacido para no aceptar las cosas tal como me son dadas”. 

“Voces silenciadas”

Voces silenciadas documenta la

falta de libertad de expresión 

Tania Molina Ramírez  

 

La Jornada  

De María del Carmen de Lara se exhibirá hoy en el contexto de la gira Ambulante 

La cinta hace un recuento de los hechos que cambiaron el panorama de la labor de los medios de comunicación 

La realizadora destaca la necesidad de crear leyes que protejan a los periodistas  

“Tenemos que alzar la voz por el espacio radioeléctrico, así como lo hicimos por el petróleo”, planteó María del Carmen de Lara, directora del documental Voces silenciadas, cuyo tema central es la libertad de expresión en México. 

En entrevista, lanzó un llamado urgente, por un lado a los legisladores, y por el otro a la población. Conminó: “No nos pueden hacer estas jugarretas típicas de Televisa y Tv Azteca, de hacerse pasar por los buenos cuando en realidad se están apropiando de un espacio que es nuestro”. 

Tomando como hilo conductor el caso de Carmen Aristegui, Voces silenciadas (2008) denuncia y documenta la falta de libertad de expresión en México, pero también destaca la labor de periodistas que han luchado por contar la verdad, como Lidia Cacho y Sanjuana Martínez, y las locutoras asesinadas Felícitas Martínez y Teresa Bautista; así como el papel fundamental que jugaron los medios electrónicos tomados en el movimiento magisterial y popular oaxaqueño en 2006. 

Cuenta con un rico abanico de entrevistas a periodistas, politólogos, historiadores, políticos y escritores, como Javier Corral, Lorenzo Meyer, Blanche Petrich (La Jornada), Miguel Ángel Granados Chapa, Jenaro Villamil y Carlos Monsiváis. 

La cinta hace un recuento de los principales hechos en la historia reciente que cambiaron el panorama de la labor de los medios de comunicación, como el golpe al diario Excélsior, que llevó a la creación de la revista Proceso y el diario unomásuno, y luego La Jornada, así como la discusión en torno a la llamada Ley Televisa. 

Respecto de los tiempos oficiales en televisión y “el dinero que los ciudadanos pagamos para que las televisoras se enriquezcan y compren programas estadunidenses”, De Lara dijo: “Es una situación que debemos detener si pensamos que estamos construyendo una democracia”. 

Denuncia 

Por otro lado, Voces silenciadas denuncia “la judicialización” de los casos contra periodistas. Al respecto, la realizadora lanza otro “llamado de atención urgente” a que se haga “una ley de protección” de estos profesionales. Vemos asesinatos de mimos, que el sistema judicial se dedica a enfermar la labor periodística con situaciones como la que vive (Miguel Angel) Granados Chapa y Ana Lilia Torres y la gente de (la revista) Contralínea, y como seguramente lo viven muchos periodistas en otros estados del país”. 

En este sentido habló de la necesidad de que se fortalezcan los medios comunitarios, que sufren una mayor represión que en las grandes ciudades, como se vio en el caso de las locutoras oaxaqueñas asesinadas, Bautista y Martínez. 

El llamado de la cineasta consiste en insistir en la necesidad de “una ley de medios realmente incluyente”. También opinó que el discurso no debe ser “dennos chance y déjenos aparecer en la tele. No, señores; están ocupando nuestro espacio y están haciendo negocio. Su negocio tiene que redituar en tiempos oficiales reales mucho más amplios que incluyan la exhibición de documentales mexicanos críticos, que incluyan en la exhibición el derecho de réplica”, dijo. 

Los documentales son de los pocos géneros audiovisuales que tocan esos temas (movimientos sociales, libertad de expresión). Por eso las televisoras no los exhiben. Por eso se tiene que incluir su programación en la ley de medios, sugirió De Lara. “No es una legislación mínima. Es, como dice Carmen Aristegui, la madre de todas las batallas.” 

Voces silenciadas se proyecta en la Gira de Documentales Ambulante. María del Carmen de Lara habló sobre la importancia de un festival como éste, que llega a 16 estados, en el contexto de la falta de espacios de exhibición de este género: “Da la posibilidad de que esto no se quede nada más en la ciudad de México, sino que salga a otros estados”. 

Y siguió: “Nos urgen espacios, que deberían ser las cinetecas de todos los estados, donde se permita la libertad de expresión”. También planteó la necesidad de que esos lugares se legislen. 

El otro “acierto” de Ambulante, a juicio de la cineasta, es no ser competitivo. 

El documental está relacionado con la identidad cultural, pero esto “aparentemente a nadie le preocupa. Es un problema que tiene que ver con la educación pública del país. Nos están enseñando que si vamos a festivales y ganamos premios ya la hicimos. Me interesó Ambulante porque se sale de ese juego. No tenemos por qué estar compitiendo por premios, que además –lo digo después de obtener algunos– no me ayudaron a sacar (la de las) costureras (No les pedimos un viaje a la Luna, 1986) al público. El mejor premio es que el público te vea”. 

Público para el documental hay, opinó De Lara, “lo que no hay es voluntad política para que esto deje de ser nada más la voz del monopolio. Mientras el duopolio siga siendo el educador nacional, la Secretaría de Educación Pública, estamos fritos”. 

De Lara está de acuerdo con la gente que opina que el documental ofrece, hoy, un espacio de libertad: “Creo que por eso ahora los jóvenes se vuelcan un poco más a él”. 

Después de Ambulante, Voces silenciadas tendrá una corrida en la Cineteca Nacional y en marzo estará en salas de la Universidad Nacional Autónoma de México (coproductora del filme). Luego saldrá a la venta el devedé. 

Voces silenciadas se proyectará hoy con la presencia de la directora, a las 20 horas, en Cinépolis Perisur; y mañana, a las 12 horas, en la unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana, al finalizar la función se llevará a cabo la mesa redonda Libertad de expresión en México, con Patricia Ortega, Omar Raúl Martínez y De Lara. 

Hugo Gutiérrez Vega –75 años

 

Gutiérrez Vega

sigue deslumbrado por el mundo,

pese a tantos horrores   

Mónica Mateos-Vega  

 

La Jornada 

El escritor cumple 75 años y será festejado en Cuernavaca y el Palacio de Bellas Artes 

 “Algunos poetas convierten la inseguridad en vanidad, por eso hay muchos que se sienten la sal de la tierra” 

Debemos tomar parte en la vida, aunque sea un juego con riesgo, afirma  

Poeta, periodista, diplomático, pero sobre todo un hombre que afronta con convicción y entusiasmo el riesgo que conlleva vivir, así se define Hugo Gutiérrez Vega, quien este miércoles 11 de febrero llega a 75 años de edad con un cúmulo de poemas que reflejan su enorme capacidad de asombro ante el mundo. 

En entrevista, el escritor recuerda cómo llegó la poesía a su vida, sin que la memoria haya perdido un ápice de emoción: “de niño vivía en Guadalajara, pero iba con mucha frecuencia a la tierra de mis mayores, Lagos de Moreno; ahí conocí a un viejo poeta, Francisco González León, magnífico, de gran sencillez y enorme refinamiento, comencé a leer sus cosas; yo tenía unos 10 años”. 

El primer verso que el niño Hugo leyó se mantiene tan fresco en su mente como si hubiera sido ayer: “describía a la novia de la infancia, decía: ‘Sus manos, lenidades de paloma,/ sus manos escolares que me empeñé en besar;/ sus manos que exhalaban el aroma/ de un lápiz acabado de tajar.’ 

“Me impresionó tanto que me puse a cazar al poeta, él iba a la plaza de armas, y yo me puse en una banca a esperarlo. Era un viejito muy frágil, delgadito, con anteojos, vestido de negro, con un cuello de palomita, un corbatín negro y un sombrero de alas anchas. Me le acerqué y le dije: ‘señor, yo sé que usted es poeta’. Me vio con cuidado, me puso la mano en la cabeza y me dijo: ‘sí, hijito, pero ya no lo vuelvo a hacer’.” 

El gozo de escribir 

González León, primero, pero también la obra del padre Alfredo Plascencia, otro poeta de Los Altos de Jalisco, de Jalostotitlán, y la lectura de Ramón López Velarde llevaron a Gutiérrez Vega por los senderos de la lírica. 

“Después hubo una influencia muy poderosa: Federico García Lorca y la generación del 27, sobre todo Rafael Alberti, Luis Cernuda, Manuel Altolaguirre. Cuando tenía 14 o 15 años leía mucho a García Lorca. Con él y con López Velarde afirmé lo que considero mi vocación esencial.” 

No obstante su temprano acercamiento a los versos, fue a los 17 años que Hugo Gutiérrez Vega se atrevió a escribir sus propios poemas; “no me sentía maduro, pero ya después exageré, escribí demasiado, aunque luego me contuve otra vez. De joven gané los juegos florales de Sahuayo, Michoacán, con el poema El niño y el mar, que después me di cuenta que era un plagio comedido del libro de Alberti Marinero en tierra. 

“Siempre empieza uno recibiendo influencias, es espontáneo, ya después el camino consiste en encontrar la propia voz. Lo fundamental de un poeta es la originalidad, que, como decía López Velarde, se encuentra en las sensaciones. 

“Las palabras pertenecen a todos, pero las sensaciones sí son estrictamente individuales. Ahí es donde está la originalidad, que, otra vez citando a López Velarde, es el sexo mismo del poeta. Entonces, si el poeta no es original es asexuado, que es lo peor que puede pasarle a uno.” 

Los primeros poemas que escribió el autor de Los soles griegos (1990) si bien le causaban perplejidad, también lo inundaron “del enorme gozo de escribir, de crear, corriendo el riesgo de que la creación no valiera nada. 

“Ese gozo se mantiene. El poema no es necesariamente una iluminación, aunque es una iluminación, un estado de conciencia, un movimiento del alma; el poema es también producto del trabajo, hay que sudarlo. Lo escribo, lo dejo descansar un poco, lo corrijo, lo hago a mano, luego que ya está pasado a la computadora, otra vez lo corrijo y lo dejo descansar más. Por eso tardo tanto en publicar, aunque a veces me paso de tueste y elimino el poema, pero intento ser lo más autocrítico posible. 

“Además, tengo amigos que me hacen la caridad de hacerme sugerencias. Hay dos que ya se me murieron: Pepe Hierro y José Carlos Becerra. Pero ahí están Marco Antonio Campos y Carlos Monsiváis, les tengo una enorme confianza para que me digan si la hice o no la hice.” 

Gutiérrez Vega considera que como los poetas tienen poco éxito (el cual pertenece a los novelistas) y las ediciones son pequeñas, “salvo uno que otro bestseller, estamos un poquito en las sombras y eso nos hace inseguros. Para algunos esa inseguridad se convierte en vanidad, por eso hay muchos poetas prepotentes que se creen la sal de la tierra”. 

Cita en Bellas Artes, el día 15 

Los viajes y vivir en tantos países, derivado de su actividad diplomática, también han alimentado la pluma de Gutiérrez Vega, “tengo un libro sobre cada país en el que he vivido, salvo Grecia, del que tengo tres, que según Campos, son los más cuajados. 

“En cada país he bebido sus aires, con el mayor entusiasmo posible, con deslumbramiento, porque soy lo suficientemente tonto para seguir deslumbrado por el mundo, que me ha hechizado a pesar de todo, de los horrores, a pesar del México actual. 

“Hay que sentir la vida que fluye, que pasa a nuestro lado, tomar parte en la vida aunque sea un juego con riesgo”, concluye. 

 

La Universidad Autónoma del Estado de Morelos y la Editorial Eternos Malabares realizarán una lectura-homenaje al poeta este jueves a las 18 horas en el Centro Cultural Universitario de Cuernavaca (avenida Morelos 180, esquina Jorge Cázares, Centro Histórico). Participarán Luis Tovar, Ricardo Venegas, Luis Francisco Acosta, Javier Sicilia y Julián Cruzalta. 

El domingo 15 será el turno del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, por conducto del Instituto Nacional de Bellas Artes, para festejar los 75 años de Hugo Gutiérrez Vega. La cita es a las 12 horas en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes. Participarán Juan Domingo Argüelles, Marco Antonio Campos y Carlos Monsiváis. 

Antipoeta chileno y Cuba

Rechaza Nicanor Parra asistir a Feria del Libro de La Habana

Organización Editorial Mexicana

AFP

El ‘antipoeta’ chileno, Nicanor Parra, rechazó la invitación para participar en la Feria Internacional del Libro de La Habana, que será inaugurada por la presidenta Michelle Bachelet y en la que Chile es invitado de honor, informó este martes el diario La Tercera.

El autor de los ‘antipoemas’, declinó asistir al evento por razones de salud y políticas, que se atribuyen a una antigua desavenencia con sectores cubanos, según la versión de prensa ratificada por una fuente de la Cancillería chilena no identificada.

En su crónica, La Tercera agrega que Parra rechazó la invitación en el mismo momento en que fue cursada.

El diario recuerda una antigua desavenencia del poeta con sectores de la izquierda de Cuba y Chile, tras reunirse en la Casa Blanca con Pat Nixon, esposa del presidente estadounidense de ese entonces, Richard Nixon.

La cita generó que la Casa de las Américas de Cuba le retirara a Parra en mayo de 1970 una invitación que le había extendido para integrar el jurado de su premio literario.

El hecho habría sido uno de los episodios “más ingratos” de la trayectoria de Parra, según el editor de sus obras en Chile, Matías Rivas.

Parra se introdujo en la poesía después de estudiar física, mecánica, matemáticas y cosmología. Su reconocida obra le valió en 2001 el premio Reina Sofía, además de varias nominaciones al Nobel de Literatura, que ya obtuvieron dos poetas chilenos (Gabriela Mistral en 1945, y Pablo Neruda en 1971).

El creador de “Poemas para combatir la calvicie” (1993) nació en el seno de una familia de artistas populares chilenos, entre ellos la folklorista Violeta Parra, quien será homenajeada en la XVIII Feria Internacional del Libro de La Habana, que comienza el jueves.

Hallazgo de guerreros aztecas…

Hallan 49 osamentas en Tlatelolco; serían guerreros aztecas

El complejo funerario contiene los restos de al menos 49 indígenas adultos, cuidadosamente colocados en una aparente mezcla de la cultura azteca y cristiana.

Foto: Foto: Reuters

Organización Editorial Mexicana

AP

Un grupo de arqueólogos descubrió, en la zona arqueológica de Tlatelolco, un sepulcro masivo poco común con los restos de posibles guerreros aztecas que combatieron a Hernán Cortés.

El complejo funerario localizado donde se dio la última resistencia indígena contra los españoles en el siglo XVI, contiene los restos de al menos 49 indígenas adultos, cuidadosamente colocados en una aparente mezcla de la cultura azteca y cristiana.

“Nos llevamos una sorpresa increíble, encontramos un gran complejo funerario”, dijo en el sitio del hallazgo el líder de la excavación, el arqueólogo Salvador Guilliem.

El experto dijo que los indígenas sepultados podrían haber muerto durante la guerra para conquistar la capital del imperio azteca, que encabezó Cortés en 1521, aunque también tienen la teoría de que habrían fallecido durante alguna de las sublevaciones que siguieron al triunfo de los españoles.

Guilliem dijo que muchos entierros han sido localizados en el sitio, con restos de indígenas que murieron durante las pestes de 1545 y 1576. Sin embargo, refirió que los entierros de los muertos por las pestes solían caracterizarse por hacerse sin organización, rápidamente y apilando los cuerpos sin importar la edad ni el género.

Pero en el caso del complejo recién descubierto se encontraron elementos distintos. Los restos, dijo el experto del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), tenían muchas características de los guerreros: todos, salvo cuatro de ellos, eran hombres jóvenes, muchos eran altos y varios mostraban huesos rotos que habían soldado.

Los hombres también estaban cuidadosamente colocados en un estilo que corresponde a los usos del cristianismo: recostados boca arriba con los brazos cruzados sobre el pecho. Añadió, sin embargo, que muchos parecen haber sido envueltos en largas hojas de maguey.

En otra misteriosa mezcla de la cultura indígena y española, en el complejo funerario se hallaron restos de piezas de cerámica usadas en ofrendas aztecas, pero también objetos de madera laminada (quizá restos de féretros), clavos de metal y algunos botones de hueso, un anillo y un collar de cobre.

El hallazgo se hizo a finales del 2008 cuando arqueólogos del INAH buscaban mejores evidencias de la fecha de construcción del templo mayor de Tlatelolco, para determinar con precisión el momento de su fundación.

Los restos humanos presentan un alto grado de deterioro debido a que entre finales del siglo XIX e inicios del XX, justo encima de la zona, tapiada como todos los vestigios indígenas por órdenes de la Corona española, pasaba un ferrocarril. El entierro tiene una longitud de 10 metros de largo por cuatro de ancho, aunque los arqueólogos esperan encontrar más osamentas.

Susan Gillespie, experta del Departamento de Antropología de la Universidad de la Florida, coincidió que el entierro era poco común porque es improbable que los españoles se hubiesen molestado en tener tanto cuidado para enterrar a guerreros aztecas, mientras que los indígenas habrían sido más proclives a cremar y honrar a sus muertos.

La experta, no involucrada en la excavación, dijo que aún se conoce muy poco sobre lo que pasó inmediatamente después de la caída del imperio azteca, cuando Cortés arrasó con la mayoría de las pirámides y templos, y luego abandonó la destruida metrópolis. El conquistador vivió en las afueras de la ciudad antes de regresar a reconstruirla al estilo español.

Guilliem dijo que probablemente en el periodo en que Cortés abandonó la ciudad los aztecas regresaron a enterrar a sus muertos. La experta de la Universidad de Florida coincidió en que podría tratarse de víctimas de las rebeliones indígenas posteriores a la conquista, aunque consideró que aún es necesario realizar más investigaciones, como un análisis de los restos para determinar la causa de su muerte.

Gillespie dijo que otra posibilidad es que hayan sido indígenas que fueron hechos presos por los españoles y asesinados tiempo después.

Denuncian niño jornalero muerto…

Niega empresa agrícola

de Sinaloa indeminización

Estimados compañer@s,

Adjunto enviamos un comunicado de prensa en donde denunciamos la negativa de una empresa agrícola de Sinaloa para indemnizar la muerte de un niño indígena de Guerrero que murió dentro del campo donde trabajaban sus padres como jornaleros agrícolas . Además, dicha empresa se negó a apoyar a la familia para el traslado del cuerpo del niño a su lugar de origen en Guerrero.

Saludos cordiales,

Tlachinollan



Laura Aragón
Tlachinollan – Centro de Derechos Humanos de la Montaña.
Coordinadora del área internacional
www.tlachinollan.org

Teléfono/Phone.  +52 (757) 476-1220
Teléfono del área internacional. Ciudad de México. +52 (55) 8421-6636

a familia de niño jornalero muerto

en ese campo 

o Argumenta que el niño no era trabajador de la empresa, donde cortaban ejote sus padres.

o La Agrícola Reyes también negó apoyo económico para trasladar el cuerpo a  Guerrero.

o Cuatro muertes de niños jornaleros entre 2007 y 2008. 

Tlapa, Guerrero a 10 de febrero de 2009.- La reciente muerte de otro niño indígena de Guerrero en un campo de Sinaloa, una vez más pone en evidencia, las pésimas condiciones en que laboran los jornaleros agrícolas así como el trato discriminatorio que reciben por parte de los empresarios del agro. 

Ismael de los Santos Barrea originario de la comunidad me´phaa (tlapaneca) de Santa María Tonaya, municipio de Tlapa y de apenas un año y ocho meses de edad, falleció el pasado sábado 7 de febrero, luego de haber sido aplastado por las llantas de un camión tipo torton en el surco donde sus padres se vieron obligados a tenerlo ante la falta de una guardería para poder dejarlo, mientras realizaban el corte de ejote.  

Aunado a ese lamentable deceso, los padres también tuvieron que enfrentar la negativa de los dueños de la Agrícola Reyes propiedad de la agroindustria El Sol, para trasladar el cuerpo del menor a su lugar de origen y otorgarles una indemnización, informó Margarita Nemecio Nemesio, coordinadora del Área de Migrantes del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan. 

Ismael de los Santos salió de su pueblo en diciembre del 2008  junto con sus padres Cecilia Barrera Basurto de 17 años de edad y  Julio de los Santos Eusebio de 18 años quienes se enrolarían como jornaleros agrícolas en Sinaloa obligados ante la falta de un empleo en Guerrero que les permita acceder a una vida digna; tras ubicar un sitio donde rentarían en la sindicatura de Villa Juárez, encontraron empleo en la Agrícola Reyes que se dedica al cultivo del ejote.  

Margarita Nemecio señaló que de acuerdo a la versión que contó vía telefónica el abuelo de Ismael, Raúl de los Santos Mateo, la muerte de su nieto ocurrió aproximadamente a las 11:30 de la mañana del pasado 7 de febrero y que aún cuando por cuenta propia trasladaron a Ismael a la Cruz Roja para recibir atención médica, ahí de inmediato les confirmaron el deceso y les informaron que el pequeño murió por traumatismo cráneo encefálico. 

Según Margarita Nemecio, el abuelo de Ismael señaló que al acudir a la  agencia del Ministerio Público en Villa Juárez, los representantes legales de la Agrícola Reyes convencieron a los padres para que el cuerpo del niño fuera sepultado en aquel estado “y así evitar pagar los gastos que generaría trasladarlo a Guerrero. El argumento que dio el patrón es que: después se arreglaban, ya que el niño no era un trabajador de la empresa”.  

Agregó que Raúl de los Santos le hizo saber también que los representantes legales de la empresa citaron a los padres de Ismael el lunes 9, para tratar el monto de una posible indemnización, pero que ese día sólo llegó el contador de la agrícola y nada más para decirles que la reparación del daño se iba a demorar.  

Margarita Nemecio dijo que el abuelo de Ismael le comentó que además del trato discriminatorio que recibieron, la empresa ayudó a escapar al responsable de la muerte del niño pues aún cuando fue detenido en el lugar de los hechos,  personal de la Agrícola Reyes lo sacó en un vehículo y actualmente se encuentra prófugo.  

Destacó que Como centro de Derechos Humanos consideramos que la muerte de Ismael no puede quedar en la impunidad y la familia debe de ser indemnizada, pues si bien es cierto, que la vida no tiene precio, en el contexto de pobreza y marginación en que viven los jornaleros agrícolas, las cantidades económicas es el mínimo de justicia social al que deben de tener acceso. 

Sostuvo que “la presencia de niños y niñas en los campos deja claro que no hay con regularidad una vigilancia especial e inspección por parte de las autoridades de trabajo y previsión social. Resulta claro que la Secretaria del Trabajo no ha cumplido con su obligación de verificar el cumplimiento de las normas y derechos laborales, permitiendo la exposición de infantes a trabajos en condiciones peligrosas e indignas, como lo refleja el caso de Ismael”. 

Ismael entre los 519 niños que migraron a Sinaloa 

Según datos del INEGI que aparecen en los Resultados del módulo de trabajo Infantil 2007 que aplicó mediante la Encuesta Nacional del Ocupación y Empleo 2007, de los 29.2 millones de niños y niñas de 5 a 17 años que había en México en 2007, 3.6 millones estaban realizando alguna actividad económica  y fue Guerrero quien ocupó la tasa de ocupación infantil más alta con el 20 por ciento. 

De acuerdo al registro que tiene el Consejo de Jornaleros Agrícolas de la Montaña por la temporada Alta de Migración -que comprende de septiembre de 2008 a enero de 2009- de los 8 mil 177 indígenas que migraron  como jornaleros hacia los estados del norte del país, 519 son niños y niñas que están en el rango de 0 a 1 año de edad y es entre éstos en lo que se encontraba Ismael. 

Entre 2007 y 2008, cuatro muertes y un accidente de niños jornaleros. 

Como Tlachinollan hemos documentado cuatro casos de niños que han muerto y uno más que ha sufrido un grave accidente en los campos agrícolas del norte del país, sin embargo, creemos que la cifra puede ser mayor, debido a que muchas de las veces los empresarios hostigan a los padres de los menores para que no den parte a las autoridades.  Entre los casos registrados tenemos los siguientes:

1.      David Salgado Aranda, era originario de la comunidad de Ayotzinapa, municipio de Tlapa de Comonfort y tenía 8 años de edad cuando murió –el 6 de neero de 2007– en un surco, aplastado por un tractor, mientras cortaba tomate en el campo de Santa Lucia que pertenece a la Agrícola Paredes, ubicada en la Sindicatura de Costa Rica en Culiacán, Sinaloa. Su caso presentó diversas irregularidades e incluso la UNICEF tomó cartas en el asunto.

2.      Marcial Solano González, era originario de la comunidad de Santa María Tonaya, municipio de Tlapa y tenía 11 meses de edad cuando murió de una enfermedad diarreica dentro del campo Isabelitas, que pertenece a Agrícola del Valle, en el municipio de Villa Juárez, Sinaloa. Su muerte se debió a la falta de atención médica de calidad en el Hospital General de esa entidad, en donde se supone que están afiliados por parte de la empresa y deben ser tratados igual que el resto de los derechohabientes de ese estado.

3.      Mario Félix Martínez, era originario de la comunidad de San Mateo, anexo de San Juan Puerto Montaña, municipio de Metlatónoc, él tenía 9 años de edad cuando perdió la vida al ahogarse en un estanque del campo agrícola Patole, de la Agrícola Exportalizas Mexicanas, municipio de San Ignacio, Sinaloa, a donde llegó el 15 de enero del presente año. Murió el 11 de abril.

4.      Estrella Santos Nava quien tenía 11 meses de edad cuando murió calcinada en un campo agrícola de Hermosillo, Sonora, al incendiarse la galera rural en donde se encontraba junto con otros 15 menores. Ese hecho ocurrió el pasado 24 de mayo del presente año y al igual que la mayoría de los casos, el cuerpo de Estrella fue sepultado en aquella entidad.

5.      Timoteo Ventura Pastrana, era originario de la comunidad de Colonia de Filadelfia, municipio de Tlapa y a sus tres años de edad perdió su brazo en un accidente que provocó uno de los trabajadores del rancho El Carmen que se ubica en el municipio de Cd. Jiménez, en el estado de Chihuahua, a donde sus padres migraron y se enrolaron como jornaleros en el corte de chile jalapeño.