La sedes Arzobispales de Gudalajara, León y S.L.P. esperan nombramiento de nuevo titular

Pendiente recambio de arzobispos en México

Apenas ayer, 5 de julio, el arzobispo mexicano de San Luis Potosí, Luis Morales Reyes, cumplió 75 años. Como lo ordena el Código de Derecho Canónico, la ley fundamental de la Iglesia católica, presentó su renuncia al nuncio apostólico Christophe Pierre, en su calidad de representante del Papa. Morales está en “tiempo de descuento”, como otros dos arzobispos mexicanos que esperan ser sustituidos en los próximos meses.

El más importante de este trío es, sin duda, el cardenal de Guadalajara Juan Sandoval Iñiguez. Su sucesión se retrasó ya más de tres años. El purpurado alcanzó la edad del retiro el 28 de marzo de 2008 pero, por su calidad de “príncipe de la Iglesia”, el pontífice decidió extenderle el mandato.

Luego se cruzó una demanda en su contra interpuesta por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, que obligó a enfriar su cambio para evitar que el nombramiento de un sucesor fuese considerado como una señal de debilidad de parte de la autoridad eclesiástica. Ahora que el problema parece superado, ya se trabaja en una terna de candidatos para someter a juicio de Joseph Ratzinger.

El fin de la era Sandoval ya se siente, tanto en Roma como en Guadalajara, una de las arquidiócesis más importantes de América Latina. El nombramiento de un sucesor se anunciará después del verano europeo, pasado el mes de septiembre y antes que concluya el año.

También la arquidiócesis de León (Guanajuato) espera recambio. Ya pasaron nueve meses desde que su titular, José Guadalupe Martín Rábago, presentó su dimisión allá por el 12 de octubre de 2010 cuando cumplió los 75 años.

Serafines susurran.- Que no pasaron desapercibidas las palabras que usó el prefecto de la Congregación para los Institutos Religiosos y las Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano, Joao Braz de Aviz, para referirse a los Legionarios de Cristo.

En una larga entrevista publicada por el semanario “30 Giorni” el ex arzobispo de Brasilia calificó a la obra fundada por Marcial Maciel como estructura “autoritaria” que pretende “controlar todo” mediante la disciplina y no confía en la libertad de las personas.

Braz fue bastante crítico también con las nuevas realidades eclesiales: en algunas de esas instituciones, dijo, existen “verdaderos desequilibrios”. Conceptos interesantes del responsable de coordinar a muchos de estos grupos desde El Vaticano. Aquí los extractos de la entrevista:

“Es un dolor cuando se ve expandirse una realidad que se presenta como carismática y después se descubre la indignidad de su iniciador. Cómo eso sea posible, queda como un misterio. El de los Legionarios no es el único caso. En Brasil tuvimos el caso de la Toca de Asís. Una comunidad que vestía un hábito tipo franciscano que llamaba la atención que se había puesto en el filón de Cancao Nova (comunidad-red nacida en Brasil y ligada al movimiento carismático)”.

“Daban de sí una imagen fuerte, con frailes que decían dar gloria a Dios cantando y bailando. Habían involucrado cerca de 600 jóvenes. Hasta que se descubrió que el fundador tenía también él comportamientos moralmente indignos con sus secuaces”.

“En cuanto a los Legionarios, en su estructura no me convenció ya desde antes la falta de confianza en la libertad de las personas que veía en su interior. Un autoritarismo que buscaba dominar todo con la disciplina. Había ya quitado los seminaristas de Brasilia de sus seminarios, porque veía que así las cosas no podían seguir adelante”.

“En las nuevas comunidades y en los nuevos movimientos no todo es bello y justo a priori. En algunas realidades se ve que existen aspectos verdaderamente desequilibrados”.

“Cierto, no se puede negar que en muchas de estas realidades se han visto cosas grandiosas. En muchos lugares han llevado frescura, alegría, novedad, juventud. Creo que el tiempo actual no sea ya el tiempo en el cual cada uno trabaja para sí, en el cual todos están separados hasta entrar en conflicto los unos con los otros y son unidos sólo en la referencia común del Papa”.

Derecho a réplica en: andresbeltramo@hotmail.com

El obispo de Getafe acusa a sacerdote de ser gay; El Párroco lo niega y se niega a hacerse prueba de VIH

“Peritaje psiquiátrico” para un cura de Fuenlabrada ‘acusado’ de ser gay

El obispado de Getafe aparta a un sacerdote de su parroquia, le prohíbe residir en su municipio y le envía a un terapeuta que le prescribe la prueba del VIH.- El cura se niega a acatar la orden

ELSA G. DE BLAS

– Madrid

El País

La de ayer por la mañana iba a ser casi con total seguridad la última misa en Fuenlabrada del sacerdote Andrés García Torres. El obispo de Getafe le había comunicado que le cesaba como cura de la parroquia de San Fernando de Fátima y que debía entregar las llaves, algo que iba a hacer esa misma tarde. El sacerdote asegura que el motivo de su relevo es que la Iglesia le acusa de homosexual y de haber mantenido una relación con su seminarista. Pero él niega ser gay y se queja de haber sufrido un trato “humillante y degradante”: el prelado le obligó a someterse a un análisis psiquiátrico y el médico a hacerse la prueba del VIH. El aliento de los feligreses, que están recogiendo firmas en su apoyo, ha provocado que reconsidere su postura: a pesar de su relevo, hoy prevé abrir la parroquia y dar misa.

No cabe investigar
El obispado de Getafe niega que el amigo del cura ‘acusado’ de ser gay sea seminarista

El Obispado de Getafe afirma que le retiró por motivos pastorales

El obispado rechaza las acusaciones de Andrés, sostiene que le ha destituido por “motivos pastorales” y que el trato que ha recibido ha seguido “las disposiciones del derecho canónico”. En un escueto correo electrónico enviado a este diario, se limita a afirmar que la versión del cura “no se corresponde con la realidad”.

El pasado 11 de noviembre el párroco recibió una carta del obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar, en la que le comunicaba su cese temporal por “actos de tipo gravemente irregular”, y le imponía, “con el fin de evitar escándalos”, un “peritaje psiquiátrico”, así como la prohibición de residir en Fuenlabrada.

El sacerdote afirma que el prelado le dijo después, en una reunión, que esos actos irregulares aludían a una relación homosexual con un seminarista. Ambos niegan haber mantenido una relación sentimental más allá de la amistad. “Es como un padre adoptivo para mí”, afirma Yannick Delgado, el seminarista, de 28 años y origen cubano.

Por ese motivo, según la versión del cura, el prelado designó a un psiquiatra para que le analizara. “Me interrogó de forma denigrante, me preguntó si mis padres me habían violado de niño o si les había visto tener relaciones sexuales entre ellos”. El médico le prescribió, entre otras pruebas, la de detección del VIH. La terapia que deberá seguir, “conforme a los postulados de la antropología cristiana” -como dice la orden del obispo-, aún no la conoce. Tampoco ha visto el informe del psiquiatra.

Las “acusaciones” de homosexualidad le fueron expuestas, asegura, en una reunión a la que le citó López de Andújar el pasado 24 de enero. La supuesta prueba que, según la Iglesia, demostraba su relación con el seminarista era una fotografía que se habían tomado en un viaje a Fátima en la que aparecían agarrados por el hombro y con el torso desnudo. “Hacía mucho calor y estábamos sin camiseta, ¿qué es este puritanismo? ¡Estamos en el siglo XXI!”, protesta Andrés. Se trataba, además, de una imagen que solo tenían ellos y que desconocen cómo llegó a manos del obispado. “Estaba en mi ordenador, ni siquiera la subí a Facebook”, dice Yannick.

“Estoy destrozado y muy decepcionado”, explicaba ayer cabizbajo Andrés, mientras metía parte de sus cosas en una caja de cartón en su despacho de la modesta parroquia. Fuera, decenas de feligreses, entre el estupor y la indignación, estampaban su firma en protesta por su relevo, que habían conocido el día anterior. “¿Crees que la gente estaría aquí si yo fuera un sinvergüenza?”, se quejaba poco antes de dar misa. El Obispado le ha prohibido residir en la localidad, y él de momento va a poner agua de por medio: “Me marcho a un monasterio de Estados Unidos con mis padres los dos meses de vacaciones de verano”.

“Vengo todas las semanas desde Moraleja de Enmedio (a unos diez kilómetros de Fuenlabrada) porque él es una bellísima persona”, aseguraba Estrella Guerrero ante el templo. El apoyo de los vecinos ha animado a Andrés a dar la batalla: “Lo he pensado, no voy a entregar las llaves”.

La familia definida por el Pbro. Jaime Gutierrez. Merece leerse con detenimiento y crítica

Pbro. Jaime Gutiérrez Jiménez

Somos Familia, somos Hijos de Dios Padre, hermanos en Cristo, y santificados en el Espíritu Santo. Cuando tuve la oportunidad de participar en el VI Encuentro Mundial de Familias, celebrado en la Ciudad de México, escuche una frase que me pareció realmente relevante y despertó en mi un sentimiento de pertenencia, cuyo sentimiento me hace sentirme dichoso por pertenecer a esta gran Familia de Dios que es la Iglesia, la frase decía: “Somos hermanos de Sangre, por nuestra venas corre una misma sangre y es la Sangre de Cristo”, hoy en esta solemnidad en que conmemoramos la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, la comisión organizadora me ha pedido que comparta con ustedes una reflexión sobre la Eucaristía y familia.

Dice el lema del IV Congreso Eucarístico Diocesano:

“La familia auténticamente cristiana, vive de la Eucaristía”.

Lema que nace de la fuente del Plan Diocesano de Pastoral y es el propio para este año 2011 en que la Iglesia particular de Querétaro, pone su mirada eclesial y la acentuación en las familias de nuestra diócesis: es prioritario “Refundamentar la Familia” fue el acuerdo común al que llegaron muchos de los protagonistas en la actualización del trabajo pastoral.

Al compartir esta reflexión, comienzo con algunas interrogantes:

•¿Qué es de una familia cuando no participa de la Eucaristía?

•¿Es un grupo de personas que solo conviven bajo el mismo techo?

•¿Es un lugar en donde se realizan funciones sociales y personales?

•¿Es una expresión de vivencia afectiva entre seres humanos?

•¿Es una comunidad de personas en donde cada quien ve sus propios intereses?

•¿Es una civilidad humana por la que las personas solo se unen por sentimientos, personales sin sentido del verdadero amor y sin apertura a la trascendencia en donde falta el amor único y especial que un hombre y una mujer se profesan y ambos generan la vida humana, para después proyectar en los hijos la figura materna y paterna, tan necesaria e importante para el desarrollo de los hijos mostrando complementariedad? ¿Será esto familia?

•¿Es un centro de reunión en donde se mezclan intereses contrapuestos?

•¿Es un lugar en donde solo se administra la economía domestica?

A esto no se le puede llamar familia auténticamente cristiana, porque no hay identidad, no hay arraigo, no hay sentido de pertenencia, no hay amor, sino confusión de sentimientos, no hay fe sino egoísmo, no hay trascendencia, sino inmanencia. Será cualquier cosa menos una familia auténticamente cristiana, puesto que se encuentra alejada de la verdad revelada por Jesucristo el Pan del cielo, que se nos da a comer en la Eucaristía, misterio de fe. Se encuentra alejada de Jesús, Pan del cielo, que se nos da a beber en la Eucaristía, misterio de fe, como lo cantamos en ese hermoso himno que el P. Fidencio compuso de manera expresa para este IV congreso Eucarístico Diocesano.

La familia auténticamente cristiana le dice al mundo que Cristo Jesús es su centro su vida, y es por eso que juntos se acercan al sacramento de la presencia viva y real de Jesucristo, presencia amorosa que reúne a los padres e hijos, para fusionarse en una sola fe, una sola acción de gracias que ofrecen por el don de la vida, de la familia, de la alegría, del trabajo, de las sonrisas y del llanto, es hermoso ver a familias completas, unidas y funcionales que asisten al templo Casa de Dios a encontrarse con Jesucristo Pan del cielo que se nos da a comer y a beber en la Eucaristía, misterio de fe.

Es en la Eucaristía donde la familia encuentra la protección y la ayuda del Señor para cumplir con su vocación y misión. Es por medio de la Eucaristía donde la familia, “iglesia doméstica”, se inserta en la gran familia de Cristo que es la Iglesia.

Así como la Iglesia vive de la Eucaristía, como muy bien lo ha enseñado el Papa Juan Pablo II, podemos decir que la familia en cuanto “iglesia doméstica” también vive de la Eucaristía, y no puede vivir sin la Eucaristía dominical.

Si Cristo no es el centro de la familia, ¿Con que se queda la vida humana y espiritual de la familia? La familia aislada no puede sobrevivir; se disuelve sin remedio si no se inserta en la gran familia de Dios que es la Iglesia en donde encuentra estabilidad y firmeza.

Como responsable de la pastoral familiar he podido constatar algunas cosas, ustedes darán testimonio de otras muchas más, comparto con ustedes solo siete.

1.Que la familia al participar de la Eucaristía, se santifica y santifica a su hogar, el lugar en donde viven, así mismo se santifica con ello su mesa, su refrigerador, su cama, su despensa, y todo cuanto hay en él.

2.Que son familias con éxito pues todos tienen un horizonte espiritual, un eje rector al cual caminan unidos porque es quien los conduce a su santificación personal y familiar centrado en Cristo, pues todo lo resuelven puesta su fe, esperanza y caridad en El, la familia que participa plenamente de la Eucaristía, todo lo pueden en aquel que los conforta ( Cf. Fil. 4,13).

3.Que en la Eucaristía los esposos retoman el origen de su matrimonio, pues la Eucaristía es la fuente misma del matrimonio, y ellos reencuentran la reconciliación y se dan el beso y el abrazo de la paz en Cristo. Como cuando el día de su boda ambos se profesaron amor, fidelidad y respeto.

4.Que es en la vivencia Eucarística familiar en donde se superan los problemas y las dificultades, el llanto y la desolación, pues la familia que plenamente participa de la eucaristía se halla puesta bajo el signo, el sello, del Cordero, cuando es protegida por la fuerza de la fe y congregada por el amor de Jesucristo, y así la familia entabla relaciones de solidaridad, afecto y unidad, para juntos trabajar en la resolución de los problemas con la cooperación y participación de cada uno de sus miembros, especialmente cuando pasan por momentos de sufrimiento y dificultad.

5.Que es en la Eucaristía es en donde la familia crece, se desarrolla y se educa, porque es como la asistencia a la escuela dominical, en la que pueda aprenderse lo que significa entrega y sacrificio, en donde se aprende a compartir el pan que da la vida eterna, en donde se enseña a vivir la vocación matrimonial y la vida en familia en dinámica de donación, en donde se aprende a compartir los bienes materiales y espirituales, y se aprende el amor cristiano: el único y verdadero amor.

6.Que las familias que participan de la

Eucaristía, son semilleros de vocaciones, y los padres no tiene mayor problema en alentar y facilitar a sus hijos a responder positivamente a la vocación que éstos descubren en sus vidas.

7.Que es en la Eucaristía en donde

se “Refundamenta la Familia”, pues el encuentro pleno con el amor de los amores y el fruto de ese amor se manifiesta en el amor entre el hombre y la mujer, para después abrirse a la acogida de la vida y ambos proponerse la tarea educativa en casa, pues el ámbito privilegiado de la educación en la que los que la Los padres de familia proporcionan a los hijos, haciendo de ellos buenos cristianos y buenos ciudadanos.

En esta reflexión no puedo olvidar a la mujer que fue pilar y fundamento de la Familia de Nazaret, a María, en quien Verbo de Dios se hizo hombre en su seno purísimo por una acción especialísima del Espíritu Santo en su persona. Y me despido con la palabras que el Beato Juan Pablo II, escribió en la Encíclica Ecclesia de Eucharistia, ha propuesto a toda la Iglesia reflexionar sobre el vínculo existente entre María y la Eucaristía; dice el Papa “Ella vivió una vida de familia, cuyo centro era el mismo que hoy se nos da como Eucaristía. El mismo cuerpo y la misma sangre nacidos de la Virgen María, son lo que se consagra por el sacerdote en la mesa del altar, y se recibe en la Comunión sacramental. La Virgen dijo ‘sí’ al Ángel Gabriel, ‘hágase’, porque creyó que concebiría en su seno al verdadero Hijo de Dios. Los fieles cristianos, al recibir la Hostia Consagrada del Cuerpo de Cristo, responden ‘amén’: ‘así es’, ‘lo creo’» (EE, 55).

Termino mi participación diciendo que Ella, Madre de Jesús y Madre nuestra, en la confianza que depositan los hijos en una madre que ama, estamos seguros de que sabrá proteger a todas las familias que conforman la Iglesia, y llevarlas a un encuentro cada vez más pleno con Jesús-Eucaristía que se da en el seno de la Iglesia, casa de todos y lugar de santificación para nuestras familias.

Sagrada Familia de Nazaret: ¡Bendice a nuestras familias!

Al deciframiento del avanzado sistema de escritura Teotihuacana

El desciframiento estuvo a cargo del arqueólogo Sergio Gómez y el lingüista Timothy King

Hallan en glifos de Teotihuacán “un avanzado sistema de escritura”

El descubrimiento de La Ventilla apoya una hipótesis sobre la lengua dominante en la zona

Varios códices que perduran contienen signos utilizados muchos siglos antes por esa civilización

Ana Mónica Rodríguez

La Jornada

Un conjunto de más de 40 glifos descubiertos en 1993, en el piso de una pequeña plaza en el barrio de La Ventilla, en la zona arqueológica de Teotihuacán, constituye “un avanzado sistema de escritura” de esa civilización.

Así lo sostienen arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Universidad de Stanford, quienes realizaron un estudio riguroso de esas inscripciones.

Las incógnitas acerca de la escritura que debieron emplear los antiguos teotihuacanos hace miles de años “parecen despejarse con el desciframiento” que han realizado los investigadores en el conjunto arquitectónico, el cual se piensa que fue utilizado para ejercer funciones administrativas.

El descubrimiento de esos glifos, según arrojan las investigaciones, ha sido el punto de partida para la comprensión de muchos otros aspectos de la sociedad teotihuacana; incluso se ha propuesto una hipótesis plausible sobre cuál fue la lengua dominante en la antigua ciudad.

El arqueólogo Sergio Gómez Chávez explica a La Jornada que ese ‘importante hallazgo fue realizado durante las excavaciones efectuadas en un antiguo barrio de la ciudad, conocido actualmente como La Ventilla. El mismo lugar donde en 1992 se pretendía construir un moderno centro comercial, pero que gracias a la oposición de arqueólogos y de la sociedad civil logró conservarse.

“En los años recientes, un equipo encabezado por Rubén Cabrera y Jaime Delgado ha venido trabajando para su apertura y para que el visitante pueda conocer diversos aspectos de la vida cotidiana en Teotihuacán.”

Ardua labor

El desciframiento del sistema de escritura implicó una labor de varios años realizada por el arqueólogo Sergio Gómez y Timothy King, lingüista de la Universidad de Stanford.

Gómez participó en las excavaciones de La Ventilla desde 1993 hasta 2002 y actualmente dirige una de las investigaciones arqueológicas más relevantes de los años recientes en Teotihuacán: la exploración del túnel debajo el templo de la Serpiente Emplumada.

Gómez y King determinaron que la escritura empleada por los teotihuacanos era muy similar a la que se utilizaba en el centro de México hasta la llegada de los conquistadores españoles, conocida como mixteca-Puebla.

“Este sistema comparte el vocabulario glífico y las convenciones ortográficas de otras formas del mismo que se empleó durante muchos siglos después del abandono de la ciudad por mixtecas y aztecas; varios de los códices que perduran hasta nuestros días utilizan básicamente el sistema empleado muchos siglos antes por los teotihuacanos”, explica Gómez Chávez.

Una de las particularidades de este sistema, agrega, es que se empleaba en contextos notacionales, es decir, no para generar textos largos, sino para nombrar o rotular imágenes o elementos.

Según los expertos, algunas reglas de este sistema disponían que la lectura de los glifos era comprensible para el lector nativo, en tanto que el valor sonoro de un glifo puede ser logográfico o logográfico con homofonía, es decir, un glifo podría ser utilizado para entender una palabra que era homófona con otra.

A partir de los estudios realizados, los investigadores proponen que en algunos glifos puede identificarse cierto foneticismo, donde un glifo puede emplearse para producir un sonido o una sílaba que se usaba para deletrear palabras.

El uso de foneticismo en la escritura mesoamericana ha sido ampliamente cuestionado. Sin embargo, Gómez y King están convencidos de haber identificado elementos suficientes para sustentarlo.

Sergio Gómez asegura que la propuesta de desciframiento ha tenido mayor impacto entre estudiosos extranjeros dedicados a la comprensión de antiguas formas de escritura.

“En México existe una fuerte tradición iconografista que impide entender que la lectura de los glifos es un proceso complejo que requiere ser trabajado desde la lingüística. Nosotros demostramos que el desciframiento requiere de una metodología propia basada en las ciencias del lenguaje y, si bien algunos investigadores podrían no estar de acuerdo con la lectura que hemos hecho de algunos conjuntos glíficos, pensamos que nuestro mayor aporte es haber sentado las bases para el desciframiento del sistema de escritura empleado por los teotihuacanos y muchos siglos después por los aztecas y mixtecas.”

Algunas de esas inscripciones prehispánicasFoto Cortesía de Sergio Gómez/ INAH

Algunas de esas inscripciones prehispánicasFoto Cortesía de Sergio Gómez/ INAH
La lengua dominante era antecedente del náhuatl

Sobre la lengua que se hablaba en la ciudad de los dioses, el arqueólogo Sergio Gómez Chávez manifiesta que varios investigadores han propuesto que Teotihuacán fue ocupada desde sus inicios por diversos grupos etnolingüísticos.

Hasta el momento se tienen evidencias de que a esa zona prehispánica emigraron grupos procedentes de Oaxaca, la costa del Golfo de México, las tierras bajas mayas y Michoacán.

Sin embargo, no se descarta la presencia de otros grupos étnicos, pero no se han descubierto. Esto ha llevado a pensar a investigadores como Rene Millon que Teotihuacán era una ciudad cosmopolita, en la que debieron de hablarse varias lenguas.

“La migración de los distintos grupos étnicos fue debida fundamentalmente a cuestiones económicas. Durante siglos estos grupos que se han identificado viviendo en barrios localizados en los extremos de la ciudad debieron de estar involucrados en actividades comerciales.

“Los grupos de extranjeros residentes en la gran metrópoli mantuvieron por varios siglos algunas de las tradiciones culturales de sus lugares de origen. Esto se ha visto en la forma de sepultar a los muertos, es decir, en el ritual y en la manera de preparar los alimentos; se distinguían de los teotihuacanos étnicos por su vestimenta y fundamentalmente por el idioma.

“Mantener las tradiciones de sus lugares de origen y, particularmente, el idioma, favorecía la cohesión social de estos grupos minoritarios, asegurándoles el acceso a los recursos que permitían su subsistencia”, puntualiza Sergio Gómez.

Respecto de cuál era la lengua dominante hablada en la antigua ciudad de Teotihuacán, existen propuestas, las cuales sugieren que se hablaba alguna lengua de los grupos otomiano, totonacano, zoqueano o nahuatlano. Sin embargo, hay pocos estudios orientados a resolver este problema.

Para tratar de saber cuál era la lengua que se hablaba en Teotihuacán, Sergio Gómez y Thimoty King recurrieron a los principios de la glotocronología –consistente es el cálculo de la profundidad temporal de las lenguas relacionadas– y tomaron en cuenta los glifos con foneticismo y homofonía, por ser los más adecuados para determinar cuál era el idioma o lengua expresado en el sistema de escritura de Teotihuacán.

Los resultados de la reconstrucción lingüística y glotocronológica mostraron que probablemente la lengua dominante hablada en Teotihuacán fue lo que definieron como “proto náhuatl pochuteca”, antecedente del idioma náhuatl que todavía es hablado por algunas comunidades indígenas en México.

Bondades de la lingüística y la semiótica

“Continuar con las investigaciones sobre la escritura y la lengua dominante hablada en la antigua ciudad –subraya Sergio Gómez– es la mejor manera de interpretar y llegar a entender muchos de los mensajes plasmados en los cientos o miles de murales que existen en Teotihuacán, muchos de los cuales permanecen aún sepultados.

“La lingüística, y particularmente la semiótica, nos brindan instrumentos para la lectura e interpretación de muchos de los signos contenidos en la pintura mural, la escultura y la cerámica de Teotihuacán.

“Por muchas razones –sostiene el arqueólogo– pensamos que fue un gran acierto haber impedido la construcción del complejo comercial en La Ventilla, pues ello ha posibilitado que las investigaciones continúen por muchos años y en cada nueva temporada se realicen hallazgos que de manera paulatina enriquecen el conocimiento de una de las sociedades más complejas del mundo antiguo.

“Si en 1992 se hubiera permitido esa edificación, se habría perdido una oportunidad única e irrepetible de continuar con las exploraciones y conocer muchos aspectos de la civilización teotihuacana.”

“Hombres cabales” según Los Tojolabales

Por Martín de la Cruz López Moya

Letras S

Hombres cabales en tojolabal

Tras una investigación de dos años en comunidades tojolabales de Chiapas, Martín de la Cruz López Moya, académico de la Universidad de Ciencias y Artes de ese estado, analizó la categoría de “hombre cabal” en estas comunidades, ya que a partir de ella se define la masculinidad en esta población. El resultado de esta investigación: el libro Hacerse hombres cabales. Masculinidad entre tojolabales.

¿Por qué hablar de masculinidades?

Al trabajar con parteras en las comunidades, me llamó la atención que hubiera un gran conocimiento en torno al supuesto restablecimiento de la fertilidad de las mujeres. Para los habitantes de estos pueblos tener hijos es fundamental para heredar la tierra. Observé que había muchas tensiones familiares y toda una peregrinación hacia opciones médicas tradicionales, pero la mayoría estaban pensadas para las mujeres, y casi ninguna para los hombres. La idea general es que el hecho de que los hombres tengan hijos es un asunto natural y las de los problemas son las mujeres. Así me pregunte qué significaba ser hombre en cada una de estas comunidades.

Se habla poco de masculinidad en México
y menos de la masculinidad indígena ¿cómo trabajar el tema?

Se da por hecho que el hombre es así y se naturaliza su imagen, por lo que se deja a un lado su comprensión y su estudio. En la interacción con la gente que visitaba me daba cuenta de la clara jerarquización de género existente en sus sociedades. En el mundo cotidiano, siempre se espera que el saludo lo dé el hombre de mayor rango social. Todas las asambleas estaban conformadas por hombres. Había otros fenómenos a explicar como los raptos de mujeres y una supuesta atribución de que el hombre siempre tiene que usar fuerza y violencia en sus relaciones.

¿Qué es ser hombre en estas comunidades?

Ser hombre es un caparazón social. Una persona, aunque tenga pene, si no demuestra que es hombre, no es considerado como tal. Hay toda una actuación y puesta en escena. Una cosa es ser buen hombre en el sentido moral y otra es ser bueno como hombre cuando actúas de acuerdo con las normas sociales. En estos escenarios donde la masculinidad es una actualización y una simbolización, también es un ropaje social lleno de elementos de dominación y poder.

¿La masculinidad responde a la cultura?

Yo escuché la expresión “ser cabal” como algo cotidiano. Lo cual implica dos aspectos: tener los atributos biológicos masculinos y demostrar serlo por medio del pensamiento, es decir, tomar decisiones de la manera correcta en un estado adecuado. Más allá de considerar a la cabalidad como una construcción cultural, yo la consideraría como social. Está dentro del imaginario social, y se construye a partir de las relaciones históricas fomentadas por instituciones como la Iglesia.

¿En qué circunstancias podría pensarse que un hombre actúa cabalmente?

El hombre cabal no tiene una esencia, es una dramatización. En algún momento o circunstancia puede parecerlo y en otra no. Un hombre actúa cabalmente cuando hace un trabajo y demuestra que es un hombre, cuando representa a su familia ante la autoridad u otras familias o cuando entrega a su hija en matrimonio.

¿Qué sanciones hay para quienes no cumplen con la cabalidad?

La vigilancia social es algo permanente. Al vivir en comunidad, comparten muchas cosas. La sanción es social y suele ser el estigma. Aunque en algunos casos, como cuando el hombre rapta a la mujer contra su voluntad, tiene que pagar una cuota.

¿La violencia es un aspecto esencial de la cabalidad?

La violencia es una herramienta para cumplir las expectativas. No significa que todos sean hombres violentos. Violencia es pedir al hombre que actué como hombre y existe un consenso social para que lo haga.

(Leonardo Bastida Aguilar)