Jaime Sabines dice: ¡Déjame reposar!…

p9js_120106.jpg

Carretón de la basura 

La pobreza ensucia la casa

La cama, el cuerpo y el alma.

Se ahoga con su vómito.

Revive para agonizar  

Llévame temprano,

No muy tarde, no nunca.   Me quité la piel para estrecharte

Me quité el cuerpo para amarte

Me quité el alma para ser tú  

¿Cuál es la diferencia entre los dos o tres días de la mosca y los doscientos años de la tortuga? 

Debí haberte encontrado diez años antes o diez años después. Pero llegaste a tiempo. Cuarenta día y cuarenta noches estuve en vela esperando. Hasta que resucitaste.  

No me vuelvan hablar de los hombres. Mi rencor es infinito: nada pude darles.  

¡Qué hermosa es la vida! ¡Cómo nos despoja todos los días, cómo nos arruina implacablemente, como nos enriquece sin cesar!  

Cumpleaños 60 

En la tarde quieta las sombras de los árboles juegan a esconderse. En mi corazón juegan las penas, los sueños, los deseos. 

Te dicen descuidado porque ellos están acostumbrados a los jardines, no a la selva.  

Jaime Sabines

This entry was posted in Mundo.

Deja un comentario