Manuel Septién y Septién; Historiador queretano

jfz-1-4.jpg 

300 años de queretanidad

89 años de edad

52 años de historiador, compilador y editor

Su obra completísima y aún insuperable   

Manuel Septién

 

José Félix Zavala

 

“En la historia de Querétaro, muchas de sus épocas son trágicas y apasionantes, la guerra de reforma le causó mucho daño a la ciudad y El Sitio y fusilamiento de Maximiliano, colocó a la ciudad, ante la mirada del mundo entero, Querétaro fue próspera e importante, pero hace cuarenta años pasó por una postración muy aguda”. 

Como un homenaje, al hasta hoy insuperable historiador local, Manuel Septién y Septién,  se publicaron sus obras completas, en cuatro tomos, más  su cartografía, edición que permaneció más de año y medio, en bodega, sin explicación aparente.  

Con 89 años de edad, nuestro historiador, cuenta entre sus haberes,  con el premio en ciencias, “Doctor Leopoldo Río De La Loza”, con la creación del premio estatal de ensayo histórico, nominado “Manuel Septién” y con una bibliografía prolífica e indispensable en la historiografía local. 

Es bisnieto del historiador José Antonio Septién Villaseñor, es también descendiente directo, en sexta generación, del primer Septién llegado a la entonces Nueva España, por el año de 1700,  se llamó Agustín Septién Montero. 

La Historia de Querétaro ha sido a veces muy alterada y otras veces cambiada totalmente, pero yo he procurado decir la verdad en todo, apoyado en documentos”. Nos dice en forma por demás sencilla Manuel Septién. 

Vecino,  de quien esto escribe, a principio de los años setenta. Se unió Manuel Septién, al grupo de vecinos, residentes   a la orilla oriente de La Alameda, por la calle de Pasteur, Abraham González, Agustín San Román, Chema Hernández y quien esto escribe, éramos los vecinos. 

Cuando aparece el historiador  Manuel Septién, en ese vecindario, trae consigo un proyecto de construcción para su casa, realizado siempre bajo su vigilancia y gusto personal, hasta hacer de su domicilio un museo.  Era el vecino ideal, a pesar de ser el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, por ese entonces. 

“Yo soy queretano y me interesa mucho la historia de Querétaro, desde que era chico, yo he revisado archivos y he encontrado documentos muy importantes para nuestra historia, lástima que los archivos que se encuentran en la ciudad, estén mutilados” 

Quien esto escribe, revisó en 1987, la biblioteca del Congreso del Estado, integrada por una importantísima donación de libros y manuscritos de Manuel Septién y Septién y que alguna vez estuvieran en el teatro de la República. Para ese entonces ya quedaban muy pocos del listado original y se hizo lo posible para poder mantener por parte de la Cámara de diputados, a buen resguardo ese tesoro bibliográfico. 

“Para celebrar el 450 aniversario de la fundación de Querétaro, se creó una comisión de historia, integrada por el profesor Enrique Martínez y Martínez, el Licenciado Fernando Díaz Ramírez y yo. El único que cumplió su cometido fui yo, porque escribí la historia de Querétaro desde los tiempos pre hispánicos, hasta el año de 1808”. 

“Un historiador debe ser un verdadero investigador, que hurgue en los archivos, porque todavía hay por todas partes documentos sobre la historia de Querétaro a rescatar y que nos pueden revelar elementos hasta ahora no conocidos de nuestra identidad. 

“Yo soy un resto de una familia antigua, estamos en Querétaro desde principios del siglo XVlll, mi familia llegó aquí en 1719, procedente de la ciudad de León”. Sigue diciendo Manuel Septién al afirmar su identidad y apego por la historia local. 

“Cuando yo escribí el tomo uno de mi Historia de Querétaro, se carecía totalmente de estudios antropológicos, etnológicos y arqueológicos de nuestro pasado,  ahora notables los trabajos de investigación y restauración de las ruinas prehispánicas de Ranas, Toluquilla y el Cerrito, esto se debe en gran parte a Margarita Velasco” y abre un magnífico panorama a la parte más obscura de nuestra historia. 

Manuel Septién y Septién, nació en esta ciudad, el 23 de marzo de 1913, es hijo del Dr. Salvador Septién y de la Sra. Dolores Septién González Cosío, esta casado con la Sra. María Luisa Muriel De La Torre, con quién procreó seis hijos: Ma. Luisa, Pedro Antonio, Ma. Dolores, Alejandro, Isabel, y Manuel. 

 Habla con complacencia de los lugares recreativos de la ciudad o sus cercanías como son La Cañada, San Bartolo y La Alameda, lugares historiados por él. 

Retiene como influencias a su trabajo y los reconoce como historiadores de importancia local a José Antonio Septién Villaseñor, a Fray Isidro Félix de Espinosa, al Padre Larrea, a Valentín Frías, de quién se expresa como el mejor documentado, a Pablo Cabrera y a Heraclio Cabrera 

No se queja, pero menciona nunca haber recibido la invitación de ser el cronista de la ciudad, aunque reconoce que no hubiera podido serlo debido a su trabajo de abogado y de investigador. 

Fundó en1945 la editorial “Santiago” donde se publicaron obras de la talla de “Santiago en América”. “Las Crónicas de Michoacán de Fray Isidro Félix De Espinosa, entre otras más. Editorial pionera y de valor fundamental en la vida de Querétaro. 

Vivió en la ciudad de México durante 26 años, es fundador de la Sociedad de Geografía y Estadísticas, sección Querétaro, es característico en él la modestia, su generosidad y el empeño a su trabajo de investigador. 

Y como ya lo dijera Antonio Loyola  durante la presentación de sus obras completas: “La selectividad y precisión en sus estudios están cimentados en las fuentes documentales primarias y en un análisis minucioso, sujetando su investigación a principios de individualidad científica”. 

Es importante resaltar su relación de muchos años con Jorge De Negre, librero e historiador, con quién colaboró en la formación de la Enciclopedia de México y rescataron documentos y bibliografía importante para la historia de Querétaro allá en la colonia Nápoles, junto al entonces Hotel de México.  

Establece y quiere que quede claro que el cronista escribe sobre los acontecimientos actuales y no están dedicados a la investigación sobre el pasado y que quedan aspectos muy importantes por historiar como el desarrollo social y físico de la entidad. 

En sus obras completas podemos encontrar por fin la “ Historia de Querétaro” hasta nuestros días, la historia de La Alameda, la historia del Acueducto y las fuentes, la transcripción de documentos para la historia de Querétaro. 

 Importantes monografías como “La revolución de Independencia de la Sierra Gorda”, La vida de Epigmenio González, los precursores de la Independencia de México, la defensa que sobre el territorio de Querétaro hiciera Félix Osores el cura de la Parroquia de Santa Ana 

“Querétaro es ahora una ciudad muy próspera, pero en toda su historia ha dado gente muy valiosa en el campo intelectual”. 

El portal de la casa del Historiador lo resguarda, la puerta café obscuro que da entrada a la casa se cierra y solo se abre un postigo donde “la sirvienta” hace el interrogatorio de rigor para los que buscan, las columnas, la terraza y los ángeles, todo en cantera, guardan eterno silencio. 

Deja un comentario