Desde mi mesa de lectura

DESDE MI MESA DE LECTURA

Image Quiera Dios que este libro abra el camino a muchos otros en los que los católicos demos la cara no escudados en nuestra fe sino amparados y empujados por ella para convertir o transformar al mundo.

Por Jaime Septién

El tema del aborto ha tomado —en México—una importancia muy notable, sobre todo a raíz de la despenalización (hasta las doce semanas de gestación) en el DF, y de las audiencias públicas que sobre el tema ha llevado a cabo la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por la  moción de inconstitucionalidad interpuesta por la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

El investigador del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM (y colaborador de El Observador), Jorge Traslosheros, es el coordinador de un texto que es una rareza en la historia moderna de México.  Rareza porque no es común que un grupo de académicos (y católicos) de diversas ramas como el derecho, la filosofía, la historia, la biología, la embriología y la medicina, decidan sacar la casta y mostrar, por si falta hiciera, que ciencia y fe ni están reñidas ni pueden estarlo; antes bien, que la ciencia sin la fe es una cegatona que va dando tumbos y golpeándose contra las paredes de su propia soberbia.  Si de la defensa de la vida se trata, las evidencias científicas y las de la fe son aliadas indiscutibles para mostrar y demostrar que la vida inicia en el momento de la concepción (y termina, solamente, con la muerte natural).

Pensar y actuar desde la fe y la razón

El aborto compromete a los católicos a tomar partido a favor de la mujer y del nuevo ser humano que se desarrolla en su seno.  No la una sin el otro.  Y es tanto un asunto de justicia como de libertad y de esperanza.  Pero, en la plaza pública, los católicos debemos dar la batalla con ideas, propuestas, sensibilidad, cultura y una buena dosis de astucia, para ganar almas y para ganar vidas.

Jorge E. Traslosheros, Juan Pablo Pampillo Baliño, Alejandra Huerta Zepeda, Rodrigo Guerra López (también colaborador de El Observador), María del Rosario Laris, María del Carmen Alva López y Dora Elvira García son los académicos encargados de darle al debate sobre el aborto un valor de verdad, acorde al valor que emana de nuestra naturaleza propiamente humana.

Cuatro son los grandes apartados que componen a este libro que debería ser texto obligatorio en todas las preparatorias y en las universidades católicas del país: el que toca la justicia y el derecho; el que descifra la condición humana del embrión; el de las consecuencias del aborto para la mujer y el de la puesta al día de la bioética como un preámbulo a los sentimientos que deben prevalecer en este asunto: la responsabilidad, la compasión y la esperanza.

Ampliar el horizonte

Quiera Dios que este libro abra el camino a muchos otros en los que los católicos demos la cara no escudados en nuestra fe sino amparados y empujados por ella para convertir o transformar al mundo, haciéndolo mirar a Dios y a Jesucristo, Señor de la historia.
Dejarlo que se empolve en el anaquel de la librería o del centro comercial me parecería una de las tonterías más grandes que podemos hacer.  Si de verdad defendemos la vida, tenemos que empezar por informar con criterios académicos y científicos nuestra lucha.  Es una tarea que libros como éste iluminan.  Y hay que darle gracias a los autores por recordarnos, con argumentos, que una fe que no da razones es una fe que se ha quedado a medio camino, estacionada en la calle del rechazo, en el callejón del «no», en la vereda de la oposición que ni construye ni cambia a nadie. 

**********
Jorge E. Traslosheros (Coordinador).  El Debate por la Vida (Reflexiones en torno al aborto, la libertad, la justicia y la esperanza).  Editorial Porrúa.  México, 2008, 190 páginas.

This entry was posted in Mundo.

Deja un comentario