La muerte de un hombre bueno: Braulio Guerra Malo

escaneo.jpgjfz-128.jpgjfz-038.jpg 

Despiden a Braulio Guerra Malo 

Diario de Querétaro 

José Luis Rodríguez

Con prolongado aplauso y el tema musical El Bachiller al final de la misa de cuerpo presente, fue despedido Braulio Guerra Malo, quien falleció la mañana del martes a los 60 años de edad víctima de una enfermedad renal.

La clase política priísta asistió al funeral y a la capilla del Seminario de los Operarios de Cristo, para dar el último adiós a quien fuera Rector de la Universidad Autónoma de Querétaro, Presidente municipal de la capital, y diputado local en la L Legislatura.

Asistió a esta ceremonia el secretario de Gobierno del Estado, Alfredo Botello Montes, quien señaló que Guerra Malo “fue un excelente maestro universitario, muy buen rector y legislador, y en general un ciudadano que dejó huella”.

Para el dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Hiram Rubio, la muerte del político “es una lamentable pérdida para los queretanos y especialmente para los priístas, porque fue un cuadro distinguido del partido ocupando diversos cargos”.

Como alcalde, agregó, “le dio mucho dinamismo al municipio, hay que recordar que en su administración se convino en que el municipio se encargara del impuesto predial, incrementándose mucho los ingresos para el ayuntamiento”.

Raúl Ríos Ugalde, presidente del PRI municipal, señaló que Braulio Guerra “fue un hombre valioso no solamente como priísta sino como Presidente municipal que dejó obras muy importantes. Como académico y universitario procuró velar por la cultura y las artes, y en la Facultad de Derecho se siente como una pérdida muy sensible para el gremio académico”.

Además de los dirigentes del PRI municipal y estatal, asistió el ex alcalde Jesús Rodríguez Hernández, el ex rector Alfredo Zepeda Garrido, y los representantes de los diversos sectores del partido tricolor como Iván Pérez, Alejandro de los Cobos, J. Merced Aguilar, Miguel Calzada, Jaime Escobedo, Francisco Maciel y otros.

Por la Universidad Autónoma de Querétaro asistieron los secretarios académicos, de Extensión Universitaria y de la Contraloría, Guillermo Cabrera, Aurora Zamora y Aracely García, respectivamente, así como el director de la Facultad de Derecho, César García.

CARRERA POLÍTICA Y ACADÉMICA

Braulio Guerra Malo fue rector dos periodos consecutivos, de 1982 a 1985 y de 1985 a 1988; de 1988 a 1991 fue alcalde de Querétaro, y al término de su mandato ocupó una curul en la L Legislatura, de 1991 a 1994.

En la UAQ reforzó los planes de servicio social designado en 1984 como de “Superación Académica”; concretó el plan del mismo nombre que significó una profunda reordenación del quehacer universitario: nueva Ley Orgánica, nuevo Estatuto, reordenación administrativa mediante tres direcciones (de docencia, investigación y posgrado), así como reagrupación de Escuelas e Institutos y Facultades en Áreas de Conocimiento.

Cabe destacar que en su rectorado se crearon los Centros de Investigaciones: en Sociales (1982); Antropológicas (1982); el Departamento de Investigación en Psicología (1983), y el Centro de Investigaciones Educativas (1984).

En 1985 creó los Centros de Investigación de Desarrollo Agropecuario, de Investigaciones en Ciencias Básicas, de Investigaciones en Ciencias de la Salud y de Investigaciones Jurídicas.

Mención especial merece la creación durante el rectorado de Guerra Malo, en 1986, de la Escuela de Filosofía, hoy Facultad.

Asimismo fue autor de los libros Compendio del Derecho Internacional, Tres Internacionalistas Americanos, Relación Histórica de la Vida del Venerable Padre, además de ser articulista de varias revistas y libros de carácter nacional, abogado, político, educador y funcionario público mexicano.

Al licenciado Guerra Malo le sobreviven su esposa Celia Urbiola y sus hijos Celia y Braulio Guerra Urbiola.

Descanse en paz.