Este México nuestro

 diaz.gif10 donporf.jpgmadero.jpga0023.jpg

ESTE MÉXICO NUESTRO: 

Si sabemos expresarnos con sinceridad, la Patria, ha de comprender por dónde va su porvenir”.

José Vasconcelos. 1911

Eramos muy jóvenes (había quienes no alcanzaron todavía los veinte años) cuando comenzamos a sentir la necesidad del cambio.

Sntíamos la opresión intelectual, junto con la opresión política y económica de que de que ya se daba cuenta gran parte del país.

Veíamos que la filosofía oficial era demasiado sinstemática, demasiado definitiva para no equivocarse.

Pedro Enriquez Ureña

México necesita poseer tres virtudes cardinales para llegar a ser un pueblo fuerte;riqueza, justicia e ilustración.

Volved los ojos al suelo de México, a los hombres de México, a nuestras costumbres y nuestras tradiciones, a nuestra esperanza y nuestros anhelos, a lo que somos en verdad.

Antonio Caso. 1910 

 

Al frente de México,casi como delegado divino,Porfirio Díaz, Don Porfirio, que era, para la generación adulta de entonces, una norma del pensamiento solo comparable a las nociones del tiempo y el espacio,, algo como una categoría cantiana.

Atlas que sostenía la República, hasta sus antiguos adversarios perdonaban en él enemigo humano, por lo útil que era, para la paz de todos, su transfiguración mitológica.

Alfonso Reyes

en “Pasado inmediato”

 

La revolución nos creó, y mantuvo en nosotros por un tiempo largo, la ilusión de que los intelectuales debíamos y podíamos hacer algo por México nuevo que comenzó a fraguar cuando todavía no se apagaba completamente la mirada de quienes cayeron en la guerra civil. Y hacer algo era por supuesto, escribir o siquiera perorar;era moverse tras una obra de beneficio colectivo.

 

Daniel Cosío Villegas

Esta entrada fue publicada en Mundo.