A León Portilla la Medalla de La Cámara de Diputados

Entrega San Lázaro la medalla

Eduardo Neri a Miguel León-Portilla

El historiador se refirió a los problemas de inseguridad, desigualdad, pobreza y delincuencia de los grupos indígenas, y dijo que el único camino para superar tal escenario es la educación y capacitación.

Notimex 

La Jornada On Line

El pleno de la Cámara de Diputados entregó en sesión solemne la medalla al mérito cívico Eduardo Neri “Legisladores de 1913” al historiador y antropólogo Miguel León-Portilla.

En su discurso ante el pleno, León-Portilla se refirió a los problemas de inseguridad, desigualdad, pobreza, delincuencia y marginación de los grupos indígenas, y dijo que el único camino para superar este escenario es la educación, capacitación y formación de niños y jóvenes. 

En tribuna, el historiador de 82 años señaló que “la problemática que hoy nos aflige tiene en última instancia sus raíces en las flagelantes desigualdades sociales y económicas que como enfermedad al parecer incurable afectan a nuestro país”. 

Luego de recibir la presea de manos del presidente de la Cámara de Diputados, César Duarte, el autor de “La visión de los vencidos” expuso que esas desigualdades son causa de confrontación y quebrantamiento de la seguridad. 

“En ellas se fincan las lacras más terribles de la pobreza, la miseria y la marginación de una gran parte de nuestra población”, expuso ante el rector de la UNAM, José Narro Robles, y representantes de la corte y del Senado. 

León-Portilla, quien durante más de 50 años ha sido profesor de la UNAM, indicó que la educación es uno de los caminos de solución para evitar que gran parte de la población se vaya por “caminos torcidos”, como el crimen organizado y la corrupción en todos sus niveles. 

En su discurso-cátedra dijo que, desafortunadamente, centenares de miles de jóvenes están marginados de la educación en México, por lo que pidió al Congreso de la Unión oponerse al cierre de las escuelas normales, aumentar el presupuesto para enseñanza y revisar los planes de estudio. 

Con una extraordinaria lucidez, el también ganador de la medalla Belisario Domínguez en 1995 mencionó que si la crisis económica que afecta a México obliga a hacer ajustes al Presupuesto 2009, “que se recorte donde sea, pero nunca a la educación”.  

En medio de aplausos y consignas como “Viva León-Portilla”, se refirió también a los pueblos indios de México, y manifestó la necesidad de fomentar su participación en la vida del país, sin que ello signifique la mutilación de sus tradiciones ni la desaparición de sus lenguas. 

A propuesta de la Academia Mexicana de la Lengua y con el aval del pleno legislativo, se entregó a León-Portilla la medalla Eduardo Neri por su labor en defensa de los pueblos indígenas y la promoción de la Casa de los Escritores de Lenguas Indígenas.

Además de esta presea se entregó al distinguido historiador un pergamino con el dictamen respectivo y una suma de dinero equivalente a dos veces la dieta mensual de un diputado. 

Esta medalla se entregó por primera vez en 1969, en un homenaje que la Cámara de Diputados rindió al licenciado Eduardo Neri Reynoso, para reconocer el mérito, valentía y defensa de la dignidad del Poder Legislativo con el discurso valeroso que pronunció el 9 de octubre de 1913 manifestando su repudio al régimen de Victoriano Huerta. 

Esta entrada fue publicada en Mundo.