Alejandra III. Reina de la Navidad 2008

Alejandra Zárate Gutiérrez.

Foto Manuel Medina./Diario de Querétaro.

Diario de Querétaro

Nicte-Há Rico

Una de las fiestas tradicionales más coloridas, bellas y esperadas por los queretanos, son las decembrinas, las cuales cobijan nuestras costumbres, nuestra raíz y sobre todo recordamos el nacimiento de Jesús a través de las diferentes actividades que el Patronato de las Fiestas de Querétaro, encabezado por el maestro Aurelio Olvera Montaño, tiene programado. Para iniciar éste se presentará oficialmente a la Reina de Navidad, Alejandra Zárate Gutiérrez, a quien se conocerá durante la velada literaria este viernes 7 de noviembre en el Museo de Arte.

Bajo el lema de ¡Vive las Tradiciones!, darán inicio los festejos de navidad, primero con la presentación de la Reina, Alejandra Zárate, quien sucederá a Begoña Goyeneche.

Alejandra Zárate Gutiérrez, es hija de Ligia Beatriz Gutiérrez y del Dr. Manuel Zárate Alcocer. Será coronada como ya es costumbre en Plaza de Armas, el cinco de diciembre, un evento que enmarcará las actividades decembrinas y posteriormente se llevará a cabo el tradicional baile de reinas en el salón Fundadores del Club Campestre.

Digna queretanísima, sin duda alguna es reconocida Alejandra III quien a sus 18 años de edad es estudiante de preparatoria en el Instituto Asunción y es la hermana menor de Betty Zárate y Juan Manuel.

Hace un par de meses, DIARIO DE QUERETARO la tuvo como invitada especial en la sección hecha sólo para queretanos y lo que mucho llamó la atención fue el pensamiento que tiene hacia su familia, el cual versó: “Mi familia es lo mejor que Dios pudo haberme dado, soy muy feliz a su lado, y como soy la más chica, siempre me han consentido. Estoy agradecida con mis padres, pues son mi mejor ejemplo a seguir”.

Alejandra se le conoce como una joven llena de alegría, es divertida, amiguera y sincera, pero además aseguró que disfruta mucho compartir los momentos especiales en familia; “sobre todo si las actividades a las que asistimos son una tradición para nosotros y dentro de la sociedad queretana”.