Un fotógrafo queretano;40 años

Se festejan 40 años de fotógrafo de Beto Herrera

Diario de Querétaro

Sergio Hernández

El trabajo de Alberto Herrera es parte de la historia gráfica contemporánea del estado y parte esencial de su pueblo, es un documento sociológico y acervo artístico de los queretanos.

Así lo expresó el periodista Luis Montes de Oca en el acto inaugural de la “Exposición Fotográfica Testimonios, 40 años”, del fotógrafo de esta casa editora.

Montes de Oca afirmó que “nos convoca el trabajo de Beto Herrera, lo cual reviste una importancia capital en la búsqueda de crear necesidades, de fomentar el respeto al trabajo fotográfico, a la fotografía y la defensa para evitar la manipulación de la imagen por medio de las nuevas tecnologías”.

Asimismo manifestó que en Querétaro hace falta la creación de una fototeca, de un recinto exprofeso para guardar la historia gráfica, un lugar de consulta, de estudio, pero sobre todo para preservar los acervos. “¿Dónde?”, preguntaría. Donde podamos consultar el trabajo de Galván, de Sergio Pfeiffer, la importancia del registro de Lamberto Cervantes, el arte de Juan Ugalde, entre muchos otros de pasadas y futuras generaciones”.

Por eso, dijo, la importancia de este tipo de actividades para compartir y dar a conocer escenas que difícilmente volverán a registrarse, “como las que hoy nos permite disfrutar el trabajo de “Beto” Herrera quien, como muchos otros hemos visto, ha padecido y disfrutado el paso de la fotografía troglodita a las máquinas robot, del maravilloso y mágico cuarto oscuro al cuarto iluminado”.

En su momento Manuel Naredo Naredo, director del Instituto Queretano para la Cultura y las Artes, expresó que para él es doblemente significativo e importante este evento,  pues hace algunos años compartió con Alberto Herrera la ardua tarea reporteril, “lo acompañé y me acompañó en muchos reportajes y entrevistas, por lo que guardo de Beto Herrera un recuerdo entrañable”.

Asimismo Manuel Naredo Naredo manifestó que a través de las fotografías de Alberto Herrera, algunas en blanco y negro y otras en color, se refleja el Querétaro de las últimas décadas. Expresó que Alberto Herrera es uno de esos fotógrafos-leyenda de Querétaro, que sin lugar a dudas han marcado al periodismo local y cuya obra es extensa e importante. Dio a conocer también que esta exposición fotográfica tendrá la posibilidad de recorrer diversas casas de cultura del estado bajo la coordinación del Instituto Queretano para la Cultura y las Artes.

Por su parte el diputado Marco Antonio León Hernández reconoció el trabajo de Alberto Herrera, quien pertenece a “esa vieja estirpe de los queretanos de grandes familias”, ya que es el tercero de 10 hermanos. Manifestó que Beto Herrera se inició como fotógrafo a los 21 años de edad en el estudio de Sergio Pfeiffer, quien realizaba trabajos para los periódicos locales de esa época y para el Gobierno del Estado.

Afirmó que Alberto Herrera ha realizado en 40 años de historia “un trabajo que muestra el rostro y el alma de Querétaro, sin maquillajes, sin corrimientos ni canteamientos ideológicos, sin falsedades porque la fotografía no lo permite, la fotografía es simplemente lo que a veces no alcanzamos a ver, pero ahí queda”.

“Se trata de 40 fotografías que van a retratar de carne y hueso los sentimientos de Querétaro, lo mismo escenas hermosas de expresiones artísticas como el ballet y el teatro, como de lugares que llevamos todos en el recuerdo y que son los signos de identidad de quienes nos asumimos como queretanos. Está el reflejo en estas 40 fotografías de las tradiciones y costumbres queretanas, como la procesión del silencio. Pero también retrata lo que a veces nos negamos a reconocer, las caras de miseria, los rostros de angustia de la gente que tiene hambre, que tiene desconfianza, que clama por justicia y por un pedazo de pan. También hay fotografías que corresponden a la época política de la fotografía y aquella vieja historia de ‘el que se mueve no sale en la foto’. Alberto Herrera captó también uno de los momentos más tristes para los  aficionados al fútbol, aquel accidente de Los Gallos Blancos en el que fallecieron tres jugadores; y no podía faltar la fotografía del propio fotógrafo”.

Actualmente, y desde 1980, Alberto “Beto” Herrera trabaja como fotógrafo en DIARIO DE QUERETARO, y se ha hecho merecedor a los siguientes premios: Premio Estatal de Periodismo 1995 en Fotografía; Premio Estatal de periodismo Educativo 1995-1996; Premio a la Crónica Municipal, 1996, y la Presea Fray Isidro Félix Espinoza 2008.

Esta entrada fue publicada en Mundo.