Nuestro legado fundacional “basura”

NOSOTROS NO LO DECIDIMOS, Diego Prieto Director del Centro INAH;

EL INAH AVALO EL PROYECTO, Germán Borja Presidente Municipal de Corregidora.

El INAH y Germán Borja niegan responsabilidades en construcción de alberca sobre zona arqueológica

Diario de Querétaro

Lorena Alcalá

Sergio Hernández

Mientras que el Centro INAH Querétaro señala que ellos como institución no tienen autoridad para cambiar o parar las obras de construcción de la alberca en la Unidad Deportiva de El Pueblito donde se encontraron altares y restos de construcciones de la cultura tolteca, porque es el Municipio de Corregidora el encargado de valorar la necesidad del proyecto, el edil de dicho municipio, Germán Borja García, señala que todo el proyecto se ha realizado con la aprobación y bajo las normas del INAH, y rechaza, de tajo, mover de lugar el desarrollo acuático.

El director del Centro INAH, Diego Prieto Hernández, afirma que no hay motivo de alarma y enfatiza que de acuerdo a los arqueólogos responsables del sitio no existe la destrucción de la que dio cuenta ayer DIARIO DE QUERETARO, y añade que en este caso en particular de los hallazgos en la Unidad Deportiva, no se está en la tesitura de hacer una zona arqueológica sino únicamente de resguardar y posteriormente -muy posteriormente, cuando se hayan terminado los trabajos de la alberca- entrar de lleno en el rescate de las construcciones prehispánicas y posteriormente colocar una especie de ventanas o cristales para que las personas que usen las instalaciones puedan apreciar los restos arqueológicos.

“En nuestro País existen cientos de miles de localizaciones donde hay vestigios arqueológicos, y obviamente no todas éstas van a quedar en calidad de zona arqueológica porque todo el País sería una gran zona arqueológica y no sólo de arqueología vive el hombre, también hay una serie de actividades sociales, económicas, recreativas, culturales y domésticas que tienen que seguir su curso”, señala Prieto Hernández.

“A nosotros no nos toca juzgar si conviene o no conviene, si es necesaria o no (la alberca), eso lo pondera el gobierno municipal que es el que atiende las demandas sociales en las materias que a la autoridad municipal, civil, le corresponde atender”, agrega.

Diego Prieto y el arqueólogo responsable del sitio arqueológico de la pirámide de El Cerrito, Daniel Valencia, aseguraron que la construcción de la alberca no ha dañado los vestigios toltecas y señalaron que algunos de estos basamentos fueron enterrados “a propósito” para protegerlos y por eso ya no se pueden apreciar a simple vista.

“Esa es la convicción de los arqueólogos, que son los que saben, eso es lo que nos garantiza Daniel Valencia y el Consejo de Arqueología”, dijo Prieto.

Entrevistado por separado, el edil de Corregidora, Germán Borja, indicó que el proyecto original de la alberca era paralelo a la avenida y ante el descubrimiento de restos prehispánicos ahora es perpendicular, dijo, quien aseguró que fue el INAH el que recomendó y avaló que el proyecto se llevara a cabo en esa área.

Dijo que aunque la alberca podría haberse ubicado en otro lugar de la propia Unidad Deportiva -en los campos de futbol- fue el INAH el que recomendó hacer la alberca en ese sitio ante la probabilidad de que se encuentren más vestigios.

En el marco de un recorrido por la obra, Borja, acompañado de su secretario de Desarrollo Sustentable, Gustavo García, dijo que el lugar donde se encontraron los restos fueron cubiertos con una membrana y vueltos a enterrar bajo la supervisión del antropólogo Daniel Valencia y que será en el momento en que termine la obra de la alberca semiolímpica, cuando se inicien los trabajos de restauración.

Dijo que el gobierno municipal destinará dos millones de pesos para coadyuvar en el rescate de estos restos, además de que buscará recursos federales y estatales para conformar un programa integral de esa zona.

Señaló que los primeros restos encontrados están ubicados en lo que será la entrada a la alberca y que será ahí donde se colocará una estructura de vidrio para que se puedan admirar los descubrimientos.

“Todo lo que hemos hecho ha sido con el aval del Instituto Nacional de Antropología e Historia, y la intención es rescatar de manera integral y no hay la intención de destruir esa zona, por el contrario, se le destinará un recurso económico para continuar su rescate”.

Descartó que en la zona de la alberca se pudieran encontrar vestigios, aunque dijo que es muy posible que en las inmediaciones se sigan encontrando restos de ese periodo.

En su momento, García dijo que el proyecto estructural no cambió pero sí su ubicación y la intención es hacer un rescate de esa zona “pero además dentro de la Unidad Deportiva no había factibilidad alguna de hacerlo en otro lado”.