La Universidad Autónoma de Querétaro

Crecerá UAQ 45%

Incrementar la matrícula en un 45 %, certificar en calidad el cien por ciento de los programas académicos y consolidar a la UAQ como la mejor de la entidad.

Foto Manuel Medina.

Diario de Querétaro.

José Luis Rodríguez

Incrementar la matrícula en un 45 por ciento, certificar en calidad el cien por ciento de los programas académicos y consolidar a la Universidad Autónoma de Querétaro como la mejor de la entidad, son los retos principales de Raúl Iturralde Olvera para el segundo periodo de tres años al frente de la máxima casa de estudios.

En entrevista exclusiva con DIARIO DE QUERETARO antes de su informe de actividades que mañana presenta a las once horas ante el Consejo Universitario y autoridades estatales y municipales, -en evento a realizarse en al auditorio Fernando Díaz Ramírez, donde también tomará protesta por segunda ocasión-, el Rector comenta sus expectativas.

Dijo que “el reto más importante para los próximos tres años va a ser que la UAQ pueda tener un crecimiento adecuado, una vez superados los obstáculos para el crecimiento de la universidad”. La institución tenía problemas estructurales muy serios, como era el esquema de jubilaciones y pensiones y que había orillado a la universidad a una situación de déficit y de endeudamiento que amenazaba con llevarla a la inviabilidad, asentó.

Esto contuvo, añadió, el crecimiento de la UAQ durante varios años, y una vez superados esos problemas, creo que estamos en condiciones de hablar de un crecimiento para abatir el rezago que se ha venido acumulando e iniciar a revertir esa tendencia y que en los próximos tres años la universidad pueda tener un crecimiento en su matrícula del 45 por ciento.

Iturralde enfatizó en que este crecimiento “se debe dar sin abandonar los criterios de calidad, de tal manera que sigamos avanzando en los programas que son evaluados de buena calidad por organismos externos para seguir creciendo en porcentaje de estudiantes que son atendidos en estos programas; actualmente el 85 por ciento de los programas académicos están certificados y la meta a tres años es que sea el cien por ciento”.

LA MEJOR UNIVERSIDAD DE QUERETARO

Sin embargo, a pesar de los avances en el rubro financiero, Raúl Iturralde no se confía. “Aún cuando se han superado problemas de endeudamiento, el problema financiero de la UAQ no está resuelto a largo plazo; tendremos que mantener la disciplina presupuestal y fortalecer los fideicomisos para que en mediano plazo éstos puedan hacerse cargo de pago a jubilados y pensionados”, subrayó.

Ello, asentó, para que los recursos presupuestales puedan destinarse íntegramente a las funciones de docencia, investigación y extensión, pues solamente de esa manera podremos tener una universidad debidamente fortalecida para un plazo más largo con los recursos suficientes y con el crecimiento que la sociedad de Querétaro espera de su universidad pública estatal.

“Porque si bien es cierto que están creciendo otras opciones educativas en Querétaro, tanto públicas como privadas, la gente sigue teniendo como primera decisión estudiar en la Universidad Autónoma de Querétaro, por eso la debemos consolidar como la mejor de Querétaro”, señaló el Rector.

AUTONOMIA NO IMPLICA DISCRECIONALIDAD

Raúl Iturralde Olvera también habla de avanzar en la transparencia y rendición de cuentas. “Estamos obligados a transparentar los recursos que recibe la UAQ y ello no sólo se refiere a lo que compra o se consume; también tenemos que transparentar el trabajo académico y de investigación, que la gente sepa cómo trabajamos con los alumnos, cuáles son nuestros programas y si cumplimos con los objetivos”, refirió.

La sociedad también debe saber, añadió, qué problemas de la población estamos atendiendo o ayudando a resolver con nuestras investigaciones, eso es importante porque en ello destinamos el 90 por ciento de nuestros recursos presupuestales que van al pago de los salarios y prestaciones.

La autonomía universitaria, enfatiza el Rector, “no significa discrecionalidad, de ninguna manera, la autonomía es una condición indispensable para poder realizar el trabajo académico, la libertad para poder llevar a cabo las actividades de docencia, investigación y extensión”.

Pero también, ataja, es un compromiso y una obligación que adquieren los universitarios de que esos recursos y esa confianza que le depositan a la UAQ, sean correspondidos, sean manejados en forma transparente y que se rindan cuentas, porque la sociedad sostiene a la universidad a través de sus impuestos y tiene que estas satisfecha de su trabajo.

“La autonomía es una doble condición: Es una condición de libertad, pero también es un compromiso significativo con la sociedad”, subrayó.

Como referencia al compromiso que mantenemos en transparencia y rendición de cuentas, comenta Iturralde, es que en el año 2005, la Comisión Estatal de Acceso a la Información le asignó una calificación de seis a la universidad en este rubro. En el 2006, 2007 y 2008, hemos obtenido la máxima calificación y en diciembre del año pasado recibimos también el Reconocimiento Institucional que otorga la CEIG.

“TRABAJARE AL DOBLE”

Iturralde Olvera se dice satisfecho con los resultados obtenidos en el primer periodo de Rectoría, porque “los números son fríos” y hablan por sí solos. “Hay motivos para estar satisfecho por lo realizado en el primer periodo, creo que los números son fríos y reflejan cifras que tienen que ver con la mejora y el avance”.

Y afortunadamente, añade, esto no sólo se ha conseguido en el aspecto presupuestal y financiero, sino también en cuestiones sustantivas de la universidad; hemos logrado avances muy importantes en cuestiones académicas y de investigación.

A unas horas de que tome protesta para un segundo periodo de tres años al frente de la máxima casa de estudios, Raúl Iturralde agradece. “Quiero agradecer la confianza que nuevamente deposita en mí la comunidad universitaria y quiero asegurarles que trabajaré el doble de lo que hice en el primer periodo; trabajaré de forma más intensiva y me dedicaré con todo mi esfuerzo y mi capacidad a tratar de ayudar a que la UAQ siga avanzando”.

Sin embargo, aclara que él solo es coordinador de múltiples esfuerzos de la comunidad universitaria, “de tal manera que los logros y metas que se han cumplido tampoco son logros del Rector, son logros de la comunidad universitaria que es la que realiza el trabajo académico, de investigación y de extensión; a nosotros sólo nos toca coordinar y administrar los esfuerzos y recursos para que las comunidades académicas cuenten con los elementos suficientes para poder realizar su trabajo”.

Esta entrada fue publicada en Mundo.