El fútbol mexicano

 

A pesar de la derrota ante Estados Unidos por 2-0, el técnico del Tricolor, Sven-Göran Eriksson aseguró que mostraron personalidad y más adelante vendrán las victorias

Spen

 

Con sólo 15 minutos de buen fútbol en la primera parte y volviendo a caer en fallas garrafales, expulsiones e imprecisiones, la Selección Mexicana de fútbol fue derrotada 2-0 por Estados Unidos, en el partido inaugural del hexagonal final rumbo a Sudáfrica 2010.  

Por tercera eliminatoria consecutiva, el equipo norteamericano supera a los aztecas 2-0 y más allá del descalabro, lo preocupante sigue siendo la falta de idea futbolística en el equipo de Sven-Göran Eriksson.  

Pero el técnico de México aseguró que su equipo hizo un buen partido y que la falta de contundencia volvió a ser factor, pero que seguirá trabajando, pues es la única forma en que se puede revertir el mal accionar del Tricolor:  

“Pienso que hicimos un buen juego, tan fuerte como Estados Unidos, sólo que cuando tuvimos ocasiones para marcar, nosotros no lo hicimos. La única manera para mejorar es trabajando, la próxima vez tendremos a todos los jugadores que están en Europa por más tiempo, sabemos de ese problema y pues no queda más que trabajar”.  

Para Eriksson, jugar con un hombre menos afectó la estrategia con la que buscarían igualar el marcador, pero destacó el carácter de sus jugadores: “Es triste porque nos marcaron gol en pelota parada cuando casi se cumplían los primeros 45 minutos, después un remate al último minuto del juego también nos hace daño. Claro que cuando tenemos que buscar remontar un resultado con 10 jugadores contra once, pues es siempre más difícil, pero pienso que en actitud la selección mostró mucho carácter y eso es bueno para el futuro”.  

Sobre la expulsión del capitán Rafael Márquez por agredir al guardameta Tim Howard, Eriksson comentó: “Siempre es malo recibir una tarjeta roja, pero Rafa ya pidió disculpas al grupo y creo que eso es muy bueno”.  

El entrenador del Tri aceptó que México ha tenido un mal inicio en el hexagonal, pero reiteró su confianza en que vendrá mejor fútbol de su equipo y que clasificarán al mundial de Sudáfrica: “Siempre es malo comenzar perdiendo, dejar los primeros tres puntos de la eliminatoria, pero aún quedan muchos partidos por delante”, comentó  

Finalmente, el sueco no quiso ahondar en la desconfianza que tiene la afición mexicana hacia su proceso: “Dicen que la gente no cree en mí, pero eso es apreciación de ustedes, yo creo en mí”, concluyó.  

Por otra parte, Landon Donovan, el jugador más representativo de Estados Unidos y más antipático para la afición mexicana, no ocultó su alegría por propinarle una derrota más al Tricolor: “Tenemos confianza siempre ante México, no es fácil enfrentarlos, pero si jugamos bien, siempre podremos ganar”.  

Estados Unidos abrió el marcador con jugada en táctica fija, algo con lo que siempre hacen daño a la zaga azteca: “Es una fuerza de nosotros porque cuando el balón viene estamos bien concentrados y México no, por eso ganamos”.  

Para terminar, el delantero del Galaxy y por ahora del Bayern Munich destacó la importancia de iniciar con una victoria el camino rumbo al mundial y se mostró optimista en el juego de su equipo para liderar el hexagonal: “Es muy bueno para nosotros, en algunos lapsos jugamos muy bien, pero después del primer gol sabíamos que íbamos a ganar. Si jugamos así, podemos ganar todos los partidos”, recalcó.   

Esta entrada fue publicada en Mundo.